Anuncia Obama fin de las operaciones militares de EU en Afganistán

martes, 27 de mayo de 2014
WASHINGTON (apro).- El presidente Barack Obama anunció que a finales de este año concluirán las operaciones militares en Afganistán, al considerar que la misión contra el terrorismo y al-Qaeda han terminado. “Hemos estado en Afganistán más de lo que muchos estadunidenses hubieran querido”, dijo Obama en el Jardín de las Rosas de la Casa Blanca. De los 32 mil soldados estadunidenses que actualmente se encuentran en misión militar en Afganistán, sólo permanecerán 9 mil 800, detalló el mandatario. En su campaña para la reelección presidencial, Obama se comprometió a sacar a las tropas de Afganistán a finales de 2016. “Estados Unidos no buscó esta guerra, entramos a Afganistán por necesidad, después de que fuimos atacados por al-Qaeda el 11 de septiembre de 2001”, refirió. Explicó que el repliegue militar estadunidense en Afganistán, es el resultado de los golpes significativos que el Pentágono ha asestado a los terroristas y a los líderes de al-Qaeda. “Eliminamos a Osama bin-Laden, y evitamos que Afganistán fuera utilizado como plataforma de lanzamiento de ataques contra nuestra nación”, subrayó. Como parte de los logros alcanzados en Afganistán, el mandatario destacó el respaldo proporcionado a esa nación para alcanzar la democratización. “Estamos concluyendo el trabajo que comenzamos”, dijo al recordar que paulatinamente y, conforme a los planes trazados por el Pentágono, de los 100 mil soldados enviados inicialmente a Afganistán, actualmente queda poco más de un tercio. La Casa Blanca informó que todo el plan de repliegue militar de Afganistán se llevó a cabo por medio de consultas con los miembros del Congreso federal estadunidense y todos los integrantes del gabinete de seguridad. Obama definió en tres aspectos el proceso de la transición y retiro de la presencia militar en Afganistán: Primero, destacó que la misión bélica terminará a finales de año, con lo que el gobierno afgano tendrá que asumir la total responsabilidad de la seguridad. “El personal estadunidense asumirá un papel de asesor, no seguirá realizando patrullajes en las ciudades, poblaciones, montañas y valles. Esta será una tarea para la gente de Afganistán”, aclaró. La segunda parte consiste en, explicó Obama, que bajo previa consulta y acuerdo, el Pentágono podría participar con las fuerzas de seguridad de Afganistán en ciertas misiones que involucran entrenamiento, apoyo en misiones contra el terrorismo y cualquier ataque contra las fuerzas remanente de al-Qaeda. Por lo pronto, puntualizó que para fines del 2015 las tropas estadunidenses se reducirán de 32 mil soldados a 9 mil 800. “El año siguiente nuestra presencia se reducirá a la fuerza militar normal, encargada de la seguridad de la embajada en Kabul”. El último punto del plan de repliegue consiste en mantener una presencia militar en Afganistán después de que concluya este año, pero con la condición de que ese país firme el Acuerdo Bilateral de Seguridad, negociado y definido por la Casa Blanca y el Pentágono. “Este acuerdo es esencial para darle a nuestras tropas la autoridad que necesitan para cumplir su misión, respetando la soberanía de Afganistán”, insistió el presidente. A partir de que por primera vez en su historia en Afganistán se realizaran elecciones presidenciales democráticas, Obama apunto que los dos principales candidatos afganos se han comprometido a firmar el Acuerdo Bilateral de Seguridad, una vez concluidas las elecciones y al inicio del mandato del que resulte vencedor.

Comentarios