Hallan culpable a activista de Ocupa Wall Street que golpeó a un policía

martes, 6 de mayo de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- Cecily McMillan, activista del movimiento social Ocupa Wall Street, podría pasar hasta siete años en prisión luego de que una corte de Nueva York la declaró culpable de golpear en la cara a un policía que la intentó detener durante una manifestación realizada el 17 de marzo de 2012. Su sentencia generó una ola de críticas entre quienes apoyan a las joven de 25 años al considerar que se trata de un abuso adicional a una víctima de maltrato policial. Según declaró la estudiante de posgrado durante su juicio, en la marcha de Ocupa Wall Street, del 17 de marzo de 2012, aseguró que golpeó de manera instintiva con su codo la cara del policía Grantley Bovell, luego de que éste la sujetara de su seno izquierdo. Incluso, la defensa de la joven exhibió fotografías tomadas luego del incidente que muestran las magulladuras presuntamente ocasionadas por el policía. Además la defensa afirmó que el incidente le provocó a McMillan una convulsión que derivó en su hospitalización. Bovell por su parte testificó que McMillan saltó intencionadamente sobre él y le golpeó la cara cuando ayudaba a sus compañeros a despejar el parque Zuccotti durante la protesta que realizada seis meses después de la creación del movimiento Ocupa Wall Street a finales de 2011. McMillan contestó que ella fue al parque para encontrarse con un amigo y que no quería ser parte de la protesta. Dijo que sintió que alguien la sujetaba de su pecho, por lo que contraatacó instintivamente. La fiscalía le dio la razón a Bovell y aseguró que la agresión fue intencional. El jurado concordó con esa teoría y declaró culpable a  McMillan del delito grave de asalto en segundo grado por el que podría purgar hasta siete años de cárcel. El juez de la Corte Suprema del Primer Distrito, Ronald Zweibel, ordenó la detención de McMillan sin derecho a fianza y en espera de sentencia el próximo 19 de mayo. Al escuchar la resolución, manifestantes ligados a Ocupa Wall Street, cuyo nombre pretende evocar la avaricia corporativa del sistema financiero estadunidense, gritaron dentro de la corte: “¡Vergüenza, vergüenza!” Asimismo, el movimiento acusó en su página de Internet al juez de haber manipulado el jurado para llegar a un veredicto que podría enviar un mensaje a favor de los negocios. “Estamos devastados por el veredicto de hoy del jurado. Fue claro desde el primer día que Cecily no estaba recibiendo un juicio justo y abierto. El trabajo de un juez durante un juicio con jurado no es guiar el veredicto para adaptarse a su juicio. Vamos a estar peleando este veredicto injusto en la corte de apelaciones", advirtió el grupo.  

Comentarios