Muere el presidente de Banco Santander, uno de los hombres más poderosos de España

miércoles, 10 de septiembre de 2014
MADRID, (proceso.com.mx).- El presidente del Banco Santander, Emilio Botín, murió de un infarto en Madrid a los 79 años, informó un comunicado de la entidad financiera a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). El comunicado anuncia también que el consejo del banco se reunirá hoy para designar al nuevo presidente; no obstante, la prensa especializada española adelantó que el banquero ya trabajaba en su sucesión, que recaería en su hija, la también banquera Patricia Botín, una de las mujeres más poderosas en Reino Unido, donde dirige la filial del banco Santander. Botín era uno de los hombres más poderosos de España. Llevó a Santander a convertirse en el principal banco europeo y uno de los más influyentes de América Latina, donde Brasil y México son sus grandes apuestas. Brasil representa el 26% de sus beneficios globales, España el 15% y México el 12%. En éste último, Santander está en tercera posición, ya que el mercado mexicano es dominado por otro banco español, BBVA-Bancomer. Sin embargo, Botín anunció el año pasado al presidente Enrique Peña Nieto que su banco tenía un plan de nuevas inversiones en México, donde pensaba abrir 200 nuevas sucursales y nuevas líneas de crédito ante las operaciones relacionadas con las reformas estructurales. Tras confirmarse la muerte de Botín, las acciones del grupo retrocedieron 1,8%. Botín era uno de los principales patrocinadores de los medios de comunicación españoles. Casi todas las publicaciones destacaron sus logros, incluida la reacción del presidente Mariano Rajoy, quien dijo que ha sido “un gran embajador de la marca España”. Sólo unos cuántos medios digitales, como eldiario.es, dieron cuenta de las tres multas que tuvo que enfrentar el banco, por sus prácticas y de las que los medios poco informaban. El Grupo Financiero Santander estuvo implicado en los casos de abusos al estallar la burbuja de las hipotecas subprime El referido diario digital publicó que el Boletín Oficial del Estado difundió ayer dos sanciones de la CNMV por la multa de 17 millones de euros contra el Santander por incumplir la Ley del Mercado de Valores por la venta de bonos convertibles a ahorradores que no verificaban el perfil de riesgo adecuado. Y por no informar posteriormente a los ahorradores sobre los referidos riesgos, que les afectó hasta el 50% de sus inversiones. El banco también se vio implicado en la estafa del estadunidense Bernard Madoff. Una semana antes del estallido de dicho escándalo, el fondo de inversión Optimal, del Banco Santander, emitió un comunicado a sus clientes en la que calificaba esos productos de “impecables” que ascendieron a 2,300 millones de euros de sus clientes en la sociedad del estadounidense, recuerda el diario.es. El banquero y su familia, incluido su hermano Jaime y su hija Patricia, tuvieron que pagar millonarias multas (se estiman en 260 millones de euros) para regularizar las cuentas que tenían en bancos de Suiza, sin hacerlo ante Hacienda, y que fueron conocidas gracias a las filtraciones de Hervé Falciani, el informático franco-italiano que dio información del banco HSBC a las autoridades hacendarias de varios países europeos.

Comentarios