Recuperan 30 cadáveres del avión que se estrelló en Indonesia

viernes, 2 de enero de 2015
MÉXICO, D.F., (apro).- Las autoridades de Indonesia informaron que hasta el momento han recuperado 30 cadáveres de los pasajeros que viajaban en el Airbus 320-200 de AirAsia que se estrelló el pasado 28 de diciembre en el mar de Java. La Agencia Nacional de Búsqueda y Rescate (Basarnas) de Indonesia detalló que 10 de los cuerpos los tienen en Surabaya, ciudad de la isla de Java de donde partió el vuelo y donde esperan muchos de los familiares de las víctimas, ocho en camino de Surabaya, cuatro en Borneo y ocho a bordo de los barcos que los han sacado del mar. De acuerdo con el medio indonesio Detik, un avión de vigilancia Orion P-3C prestado por Corea del Sur avistó seis cadáveres más, tres de ellos entados en los asientos y con el cinturón de seguridad puesto, pero esa información no ha sido confirmada por las autoridades. El comandante del buque indonesio Bung Tomo, el coronel Yayan Sofiyan, declaró este viernes al canal de televisión local MetroTV que creen haber localizado lo que puede ser una parte de la cola del avión. “Se encuentra en el fondo marino, a unos 29 metros de profundidad”, señaló el militar. No obstante, el director de la Agencia Nacional de Búsqueda y Rescate de Indonesia, Bambang Soelistyo, precisó que esta información aún no ha sido confirmada. Las operaciones de rescate se suspendieron hasta el sábado 3, debido a la llegada de la noche en Indonesia, aunque prosiguen los trabajos para localizar el fuselaje del aparato y las cajas negras. El vuelo QZ8501 de AirAsia despegó de Surabaya el 28 de diciembre y tenía previsto aterrizar aproximadamente dos horas después en Singapur, pero se estrelló en el mar de Java a medio camino. La aeronave transportaba a 155 indonesios, tres surcoreanos, un británico, un francés, un malasio y un singapurense, entre ellos la tripulación de siete personas. El piloto llamó a la torre de control en Indonesia cuando sobrevolaba el mar de Java al sur de Borneo y solicitó permiso para virar a la izquierda y subir desde los 32 mil pies de altitud (9,76 kilómetros) hasta los 38 mil (11,59 kilómetros) para eludir una tormenta. La torre de control aprobó el viraje en ese momento, pero cuando minutos después llamó al piloto para aprobar un ascenso solo hasta los 34 mil pies, ya no pudo establecer contacto. Indonesia lanzó una operación internacional de búsqueda y rescate, a la que se han sumado varios países.

Comentarios