Marchan cientos en Pasco y exigen justicia por asesinato de mexicano

sábado, 14 de febrero de 2015
MÉXICO, D.F. (proceso.com.mx).- Cientos de personas se manifestaron hoy pacíficamente en las calles de Pasco, Washington en protesta por la muerte de Antonio Zambrano Montes, un trabajador mexicano que fue muerto a balazos a manos de policías. “Dispárenme en la pierna pero no me maten”, “Justicia para Antonio”; “No estamos contra la Policía, estamos contra la injusticia”; “Detengan la brutalidad policial. ¡Era sólo una piedra!”, “Las piedras lastiman, las balas matan” y “Queremos justicia”, fueron las consignas que gritaron los manifestantes a la vez que exhibían pancartas y fotografías del michoacano de 35 años. Las personas se congregaron en el Parque del Voluntario, a sólo unas cuadras de donde el mexicano cayó muerto. La tarde del pasado martes Zambrano fue baleado por policías de Pasco luego de que supuestamente arrojó piedras a los agentes, de acuerdo con la versión de la Policía. Los agentes de la ciudad temen que el incidente pueda desencadenar protestas similares a las desatadas en otras partes del país tras la muerte de varias personas afroamericanas a manos de policías blancos. El cónsul de México en Seattle, Eduardo Baca, dijo ayer en entrevista con la agencia informativa EFE que los agentes de la Policía de Pasco cometieron “un abuso de autoridad”. Baca explicó que por el momento desconoce cuál era la situación migratoria de Zambrano Montes, aunque el consulado está en contacto con su familia, aseguró. El incidente generó polémica en Estados Unidos y en México y fue condenado por el presidente Enrique Peña Nieto. De acuerdo con el diario Reforma, la familia de Zambrano Montes presentó un reclamo por 25 millones de dólares por muerte indebida contra la ciudad, anunció su abogado George Trejo. En los últimos seis meses, agrega el periódico, el área de Pasco ha tenido cuatro casos de brutalidad policial, incluido el de Zambrano Montes pero ningún agente ha sido condenado. La tarde de este sábado, la madre de Zambrano obtuvo una visa humanitaria por parte del gobierno estadunidense y partió hacia la ciudad de Seattle para recoger los restos de su hijo.

Comentarios