Monseñor Oscar Arnulfo Romero será beatificado el próximo 23 de mayo

jueves, 12 de marzo de 2015
MÉXICO, D.F. (apro).- Monseñor Oscar Arnulfo Romero será beatificado el próximo 23 de mayo en una magna ceremonia que se realizará en El Salvador. Así lo anunció hoy el postulador de la causa, Vincenzo Paglia, durante una rueda de prensa realizada en San Salvador. Paglia también informó que la ceremonia de beatificación estará presidida por el cardenal Ángelo Amato, prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos, del Vaticano. El acto se realizará en la Plaza del Divino Pastor, en San Salvador, un espacio considerado insuficiente para concentrar a la gran multitud de fieles que se calcula asistirán al evento. La semana pasada, cuando sólo se precisó el lugar de la ceremonia, el arzobispo de San Salvador, José Luis Escobar Alar, declaró: “No tenemos un lugar lo suficientemente grande para acoger a todas las personas que, creemos, van a venir. No tenemos un lugar que pueda acoger a un millón o medio millón de personas”. Ante esto, las autoridades de la capital salvadoreña ya empiezan a preparar la logística para concentrar a los fieles en las calles aledañas a esa plaza. El pasado 3 de febrero el Papa Francisco aprobó formalmente la beatificación de Romero, que para el Vaticano ya quedó comprobado que murió in odium fidei (en odio a la fe). Romero fue acribillado por un tirador del ejército salvadoreño el 24 de marzo de 1980, mientras oficiaba misa en la capilla del Hospital de la Divina Providencia, en San Salvador. Su muerte desató mucha controversia al interior de la Iglesia católica, pues un sector consideraba a Romero como un militante comunista aliado a la guerrilla salvadoreña, mientras que para otro fue un mártir netamente religioso que no estuvo involucrado en el conflicto armado de aquellos años. Su proceso de canonización se abrió en 1990. Fue muy polémico desde el principio. Quedó congelado durante los pontificados de Juan Pablo II y Benedicto XVI. Hasta la llegada del Papa Francisco volvió a impulsarse el proceso. Por lo pronto, hoy ya quedó confirmada la fecha y el lugar de la beatificación de Romero, que es el paso previo para su canonización. Algunos esperaban que la ceremonia se realizara en Roma y con el Papa Francisco encabezándola. Pero finalmente El Vaticano decidió realizarla en El Salvador –junto a la grey del mártir--, donde muchos fieles católicos ya le rinden culto como santo.