La justicia sueca interrogará a Assange en Londres

viernes, 13 de marzo de 2015
México, D.F., (apro).- Cinco años después del inicio de la investigación contra Julian Assange por presunto abuso sexual, la fiscalía sueca se ofreció a interrogar en Londres al fundador de Wikileaks, quien desde 2012 se encuentra refugiado en la sede diplomática de ese país en Ecuador. La fiscal jefe, Marianne Ny, explicó el cambio de postura indicando que algunos de los delitos de los que está acusado Assange prescribirían en agosto, según un despacho informativo de la agencia AP. La fiscal dijo que este viernes envió una solicitud al equipo legal del fundador de Wikileaks, quien puso en jaque al gobierno de Estados Unidos al filtrar millones de documentos diplomáticos de ese país, para entrevistarlo en Londres y tomar una muestra suya de ADN. Marianne Ny también solicitó autorización a las autoridades ecuatorianas. El portavoz de Wikikeaks, Kristinn Hrafnsson, criticó la tardanza y señaló que la decisión sueca es "una victoria para Julian". Per Samuelson, uno de los abogados defensores del australiano, dio la bienvenida a la noticia y dijo que probablemente Assange aceptará la oferta tras revisarla con detalle. Luego de destacar que llevan cuatro años pidiéndolo, Samuelson agregó que Julian Assange “quiere ser entrevistado para poder ser exonerado, así que por supuesto que damos la bienvenida a esto". La noticia se produjo después de que Assange apeló su orden de detención ante el Tribunal Supremo sueco, que esta semana pidió al fiscal general que diera su opinión sobre el caso. Assange no fue acusado oficialmente en Suecia, pero es buscado para un interrogatorio sobre las acusaciones de agresión sexual relacionadas con dos mujeres a las que conoció durante una visita al país escandinavo en 2010. El fundador de Wikileaks rechaza las acusaciones. Assange, quien desde el 19 de junio de 2012 se encuentra en la embajada de Londres en Ecuador, ha afirmado que no tiene intención de viajar a Suecia porque no tiene garantías de que no sea enviado a Estados Unidos, donde sigue abierta una investigación en su contra por la difusión de cientos de miles de documentos clasificados a través de WikiLeaks.