Obama se disculpa por muerte de dos inocentes durante bombardeo contra Al-Qaeda

jueves, 23 de abril de 2015
WASHINGTON (apro) – El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, se disculpó por el bombardeo contra el grupo terrorista Al-Qaeda en la frontera entre Afganistán y Paquistán, donde murieron dos rehenes inocentes: el estadunidense Warren Weinstein y el italiano Giovanni Lo Porto. “Como presidente y como comandante en jefe de las fuerzas armadas, asumo toda la responsabilidad de nuestras operaciones antiterroristas, incluida esta que de manera inadvertida le costó la vida a Warren y a Giovanni”, declaró Obama en la sala de prensa de la Casa Blanca. Weinstein fue secuestrado en 2011, Lo Porto, en 2012, por células de Al-Qaeda en Paquistán. Ambos se encontraban dentro de un campamento del grupo terrorista cuando el Pentágono lo bombardeó por medio de drones (aviones artillados con misiles dirigidos a control remoto). La Casa Blanca explicó que el ataque contra el campamento de Al-Qaeda ocurrió en enero pasado y que el objetivo del bombardeo fue acabar con Ahmed Farouq y Adam Gadahn, dos de sus líderes. “En la neblina de la guerra y en nuestra lucha contra el terrorismo específicamente, generalmente la verdad es cruel y amarga, errores, y algunas vences errores mortales suelen ocurrir”, enfatizó Obama en su mensaje. A manera de justificación por la muerte de los dos rehenes inocentes, voluntarios dedicados a ayudar a las poblaciones de naciones en pobreza, el presidente de Estados Unidos explicó que desde los ataques terroristas de septiembre de 2001, el Pentágono realiza operaciones antiterroristas que han evitado en Estados Unidos y en otros países que se repitan atentados trágicos. “A nombre del gobierno de los Estados Unidos, ofrezco mis más profundas disculpas a las familias”, de los rehenes asesinados, manifestó el presidente Obama. La Casa Blanca subrayó que antes del ataque contra el campamento, por varios meses el Pentágono llevó a cabo un minucioso rastreo de los líderes de Al-Qaeda. Refirió que en enero, cuando se autorizó el ataque, no sabían que en el mismo lugar señalado como blanco se encontraban Weinstein y Lo Porto. El mandatario estadunidense indicó que personalmente se comunicó con la familia de Winestein y con el primer ministro de Italia, para ofrecerles su más sentido pésame y las disculpas por sus pérdidas. “Como padre y esposo, no puedo comenzar a imaginarme la angustia por la que están pasando las familias Weinstein y Lo Porto”, añadió Obama, quien dijo que los dos rehenes fueron asesinados “accidentalmente”. Respecto a la ubicación del ataque al campamento de al-Qaeda, el presidente aseguró que la frontera entre Afganistán y Paquistán es considerada por los expertos del Pentágono y de los servicios de inteligencia de Estados Unidos como la región donde se agrupa y se esconde el liderazgo de esa agrupación terrorista. “Creemos que la operación antiterrorista eliminó a miembros peligrosos de Al-Qaeda”, concluyó el presidente Obama.

Comentarios