'Aceptaré el resultado de las elecciones presidenciales… si gano yo”: Trump

jueves, 20 de octubre de 2016
WASHINGTON (apro).- En su afán por insistir en que existe un complot en su contra para favorecer a Hillary Rodhman Clinton, la candidata del partido demócrata, Donald Trump declaró que aceptará el resultado de las elecciones presidenciales del martes 8 de noviembre, sólo si es él quien resulta ganador. En un acto de campaña en el estado de Ohio, y un día después de que en el tercer y último debate con Clinton dijera que mantiene en suspenso el decir si aceptará o no el resultado electoral (si le es adverso), el candidato presidencial de los republicanos volvió a socavar los principios democráticos de su país denunciado que los comicios serán fraudulentos. “Aceptaré totalmente los resultados de esta gran e histórica elección presidencial, sólo si yo la gano”, sentenció el abanderado presidencial republicano. La necedad de Trump de restarle credibilidad al proceso democrático de Estados Unidos, arreció las críticas de los dirigentes de su propio partido, quienes sostienen que es irracional lo que está haciendo su candidato presidencial. Por su parte, el presidente Barack Obama advirtió a la ciudadanía que “no son un chiste las amenazas” de Trump, porque lo que está en riesgo es la transición democrática y pacífica del poder ejecutivo después de las elecciones del martes 8 de noviembre. Las declaraciones de Trump en el debate sobre la transición democrática, según las encuestas rápidas que se hicieron al concluir el evento político celebrado en la Universidad de Nevada, Las Vegas, Clinton fue la absoluta ganadora de la contienda. Otros sondeos sobre la tendencia electoral a nivel nacional y en los estados considerados clave para definir la elección, Clinton también está al frente y vaticinan que el día de las elecciones obtendrá más de 350 votos de los 538 del Colegio Electoral. Para ganar la presidencia se requieren 270 votos del Colegio Electoral. En los últimos días y frente a la adversidad de las encuestas, el candidato presidencial asegura que existe una conflagración de fuerzas en su contra para negarle la presidencia. Acusa a los medios de comunicación de corruptos y deshonestos, porque divulgan encuestas que no le favorecen. Trump sostiene, sin presentar evidencias de ello, que ya se está llevando a cabo un fraude electoral y que se materializará aún más el día de las elecciones. El republicano asegura que en estados donde ya se están realizando elecciones por adelantado; hasta los muertos han sufragado. Obama y los líderes republicanos están alarmados ante la posibilidad de que el día de las elecciones, y si no le son favorables, Trump impugne el resultado denunciando un supuesto fraude. “Claro, aceptaré el resultado de una elección inobjetable, pero también me reservaré mi derecho a impugnar o presentar legalmente una queja en caso de un resultado cuestionable”, apuntó en Ohio el candidato presidencial republicano. Trump matizó a sus seguidores que él ganará a Clinton los comicios. La candidata demócrata, por su parte, explicó a un grupo de reporteros que Estados Unidos es un país de leyes y que la impugnación de las elecciones se hicieron solamente al inicio de la instrumentación del proceso electoral, cuando se fundó la nación”.