Renuncia tras plebiscito jefe negociador entre el gobierno de Colombia y las FARC

lunes, 3 de octubre de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Luego de que los colombianos rechazaron en un plebiscito los acuerdos de paz firmados entre el gobierno de Juan Manuel Santos y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), con una diferencia de apenas 0.43 puntos porcentuales, el jefe del equipo de negociaciones, Humberto de la Calle, renunció a ese cargo esta mañana. "Asumo plenamente mi responsabilidad política, en consecuencia he venido también a decirle al presidente que pongo a su disposición mi cargo de jefe de la delegación, porque no seré obstáculo para lo que sigue", dijo De la Calle en una declaración. El exvicepresidente, quien estuvo al frente del equipo de negociadores del gobierno durante los cuatro años de diálogo en La Habana, aseguró que la paz no fue derrotada en el plebiscito, y se sumó a las voces que piden un acuerdo nacional para rescatar el pacto con la insurgencia que busca terminar un conflicto que ha dejado 220 mil muertos, según un despacho informativo de la agencia Reuters. Este mismo lunes, desde La Habana, Cuba, el jefe máximo de la guerrilla de las FARC, Timoleón Jiménez, abrió la posibilidad de "rectificar" el acuerdo de paz que fue rechazado por mínimo margen en el plebiscito del domingo en Colombia. "Estamos analizando con calma los resultados para continuar, porque esto no significa que se ha perdido la batalla por la paz", declaró Jiménez, también conocido como Timochenko, en una entrevista de radio desde La Habana, sede por casi cuatro años de las negociaciones de paz. El líder rebelde declaró que pese a que el "No" se impuso en las votaciones, las FARC "proyectarán iniciativas" para sacar "adelante este proceso". Este resultado "nos llena de más entusiasmo, nos compromete mucho más, porque de todas formas hay diversas lecturas y hay que analizarlas para ver en qué hay que rectificar", indicó a la emisora colombiana. En ese sentido, destacó que las FARC y el gobierno de Juan Manuel Santos siguen comprometidas en el "mismo objetivo" de resolver un conflicto de 52 años que deja millones de víctimas entre muertos, desaparecidos y desplazados. Santos y Timochenko suscribieron el acuerdo de paz hace una semana en Cartagena, norte de Colombia, y esperaban una victoria del "Sí" para iniciar la implementación de los convenios que básicamente apuntan a que los rebeldes dejen las armas y se conviertan en partido político. Sin embargo, 50.21% de los colombianos votó en contra, frente a un 49.78% que lo hizo a favor del acuerdo, en un proceso que tuvo una abstención de 62%. Mientras tanto, la Unión Europea mantendrá la suspensión temporal de las FARC de su lista de “organizaciones terroristas”, al considerar que esta decisión era independiente del resultado final del referendo sobre el acuerdo de paz en Colombia, anunciaron este lunes fuentes europeas. "Desde un punto de vista jurídico, la decisión del Consejo de suspender las sanciones contra las FARC no se ve afectada" por el resultado del referendo, señalaron las fuentes a la agencia AFP.

Comentarios