Cada dos minutos un adolescente contraerá VIH, alerta Unicef

miércoles, 30 de noviembre de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El Fondo para la Infancia de las Naciones Unidas (UNICEF) informó que las nuevas infecciones por VIH entre los adolescentes podrían aumentar anualmente de 250 mil en 2015 a casi 400 mil en 2030, si se estancan los progresos para llegar a este grupo de edad. “El mundo ha logrado enormes progresos en los esfuerzos mundiales para poner fin al Sida, pero la lucha está lejos de haber terminado, especialmente para los niños y los adolescentes”, destacó el director Ejecutivo de UNICEF, Anthony Lake. “Cada dos minutos otro adolescente –lo más probable una niña– contraerá el VIH. Si queremos poner fin al Sida necesitamos recuperar el sentimiento de urgencia que esta cuestión merece, y redoblar nuestros esfuerzos para llegar a cada niño y cada adolescente”, sostuvo en un comunicado el organismo de Naciones Unidas. Destacó que el Sida sigue siendo una de las principales causas de muerte entre los adolescentes, y precisó que el año pasado 41 mil niños de diez a 19 años perdieron la vida, según el séptimo inventario de la situación sobre los niños y el sida For Every Child: End AIDS, publicado por UNICEF. En ese sentido, propuso estrategias para acelerar los progresos en la prevención del VIH entre los adolescentes y el tratamiento de las personas ya infectadas, y destacó la inversión en innovación, incluidas las soluciones locales. Asimismo, reforzar la recolección de datos; poner fin a la discriminación de género, incluidas la violencia de género y la lucha contra el estigma, y priorizar los esfuerzos para abordar las vulnerabilidades de los adolescentes, proporcionándoles actividades combinadas de prevención como la profilaxis antes de la exposición, transferencias en efectivo y una educación sexual integral. De acuerdo con UNICEF, a escala mundial había cerca de 2 millones de adolescentes de diez a 19 años que vivían con VIH en 2015. Y en África subsahariana, la región más afectada por el virus, las niñas representaron tres de cada cuatro nuevos casos de infecciones entre los adolescentes de 15 a 19 años.