Inicia en Brasil el debate sobre el juicio político a Rousseff

viernes, 15 de abril de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Los diputados de Brasil, “armados” cada uno con sus pruebas a favor y en contra, iniciaron esta mañana un debate para analizar la apertura del proceso de juicio político contra la presidenta Dilma Rousseff. La votación definitiva se realizará el próximo domingo 17. Como estaba previsto, a las 9 de la mañana se abrió la sesión, encabezada por el presidente de la Cámara Baja, Eduardo Cunha, acérrimo opositor al gobierno y promotor del proceso de ‘impeachment’ (juicio político), quien además es investigado por presunta corrupción y lavado de dinero. La noche de ayer el Supremo Tribunal Federal (STF) rechazó el recurso del Abogado General de la Unión (AG), José Eduardo Cardozo, quien representa a la defensa de Rousseff, para retrasar el inicio de las sesiones alegando que el proceso contra la presidenta está “viciado”. De acuerdo con información difundida por la agencia Notimex, en una larga sesión de plenario, que terminó cerca de las 01:00, el Supremo brasileño señaló que no existen motivos para posponer o incluso suspender la votación de este domingo, en una decisión interpretada como una derrota para el Ejecutivo. En la sesión de la Cámara Baja de este viernes, la acusación volvió a reiterar que Rousseff practicó un “fraude y engaño” al pueblo brasileño por medio de la manipulación de las cuentas públicas de 2014 y 2015, base jurídica alegada por la oposición para presentar el ‘impeachment’. Cardozo, quien hasta hace unas semanas ocupaba el cargo de ministro de Justicia, dijo que el ´’impeachment’ está “viciado” porque se produjo un “desvío de poder” por parte del presidente de la Cámara Baja, Eduardo Cunha, al aceptarlo “en retaliación” al Ejecutivo por retirarle el apoyo ante las investigaciones de corrupción por la trama Petrobras. En un enérgico discurso de 25 minutos, Cardozo también dijo que Rousseff no practicó ningún acto ilegal y dijo que se está llevando a cabo “un golpe” y subrayó: “La historia jamás perdonará una ruptura democrática”. La sesión de este viernes marca el inicio del proceso de votación de juicio político contra Rousseff en la Cámara Baja, donde el domingo 17 los 513 diputados votarán a favor o en contra de que la presidenta sea juzgada. Si el ‘impeachment’ logra el apoyo de dos tercios de los diputados, el proceso seguirá en el Senado, donde en votación por mayoría simple los senadores pueden apartar del cargo por 180 días a Rousseff mientras es juzgada. La mandataria brasileña ha descrito todo este proceso como un "golpe" orquestado desde la oposición con fines políticos. También ha cuestionado la actuación de su 'número dos', Michel Temer, que asumiría la jefatura de Estado en caso de 'impeachment'

Comentarios