Padres de niño muerto por un caimán no demandarán a Disney World

miércoles, 20 de julio de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El pasado 14 de junio, Matt y Melissa Graves lloraban la muerte de Lane, su hijo de dos años que fue atacado por un caimán en el centro vacacional Disney World. Hoy, a poco más de un mes de la tragedia, informaron su decisión de no demandar a la compañía. “Sabemos que nunca podremos tener a Lane de regreso y por lo tanto tenemos la intención de mantener vivo su espíritu a través de la Fundación Thomas Lane”, dijo la familia mediante un comunicado. La noche de aquel martes, alrededor de las 21 horas, el pequeño caminaba a la orilla de la Laguna de los Siete Mares en el hotel Grand Floridian Resort & Spa del conocido parque de diversiones. Muy cerca estaban sus padres y su hermana de cuatro años. Llegaron al lugar el domingo anterior para pasar sus vacaciones. De pronto, del agua emergió un caimán de entre uno y dos metros de largo, cuyas fauces atraparon al menor. Al darse cuenta, su padre tomó al niño tratando de rescatarlo, pero la fuerza del animal fue mayor y nada pudo hacer. Sus manos quedaron con rasguños. Inmediatamente alertaron a un socorrista que, a su vez, llamó al número de emergencia 911. Guardias de seguridad y personal de rescate buscó durante horas entre la laguna algún rastro de Lane, pero fue inútil. Al paso de las horas, cinco cocodrilos fueron capturados y muertos durante la búsqueda, aunque las autoridades no pudieron determinar si alguno era el que atacó al niño. El cuerpo completo de Lane fue hallado hasta el día siguiente, alrededor de las 13:45 horas. Los resultados de la necropsia arrojaron que murió ahogado y por las heridas que le causó el reptil. Matt, de 42 años y Melissa, de 38, originarios de Omaha, Nebraska, evitaron durante días hacer declaraciones a la prensa sobre la tragedia. Pero ante la dimensión noticiosa que adquirió el hecho, el 20 de junio difundieron un comunicado para informar que estaban “quebrantados” y querían enfocarse en la futura salud de su familia. “Continuamos lidiando con la pérdida de nuestro amado hijo, Lane, y nos hemos visto abrumados con el apoyo y amor que hemos recibido de la familia y amigos de nuestra comunidad, así como de todo el país”, aseguraron. “Entendemos el interés público, pero mientras avanza en este fin de semana, solicitamos y agradecemos la privacidad que necesitamos para dejar a nuestro hijo a descansar. “Pasaremos toda la vida tratando de comprender por qué le pasó esto a nuestro dulce bebé, Lane… Conforme pasan los días, el dolor aumenta pero realmente apreciamos el torrente de aprecio y buenos sentimientos los que hemos recibido de todas partes del mundo”, dijeron. Sara Brady, portavoz de la familia, comentó que no podía decir si los padres de Lane llegaron a un acuerdo financiero con Disney World. Por su parte, el presidente del parque temático, George Kalogridis, informó que en un comunicado que la empresa “sigue apoyando a la familia”. Luego de la tragedia, las autoridades del parque ordenaron limitar con vallas la distancia a la que los visitantes se pueden acercar a la laguna. También instalaron señales de advertencia sobre la presencia de estos animales, luego de que otros turistas difundieron historias de avistamientos de estos reptiles. “Peligro”, “Caimanes y serpientes en el área”, “Permanece lejos del agua” y “No alimente a los animales”, dicen los avisos de alerta.

Comentarios