'Destapa” Santos a exasesor de Peña como vicepresidente de Colombia

jueves, 12 de enero de 2017
BOGOTÁ (apro).- El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, “destapó” hoy al general retirado de la policía Óscar Naranjo como el próximo vicepresidente de este país, y dijo que le encomendará encargarse de la seguridad ciudadana, la lucha contra el narcotráfico y la implementación de los acuerdos de paz con la guerrilla de las FARC. “El general Naranjo será un gran vicepresidente”, dijo Santos durante una entrevista con Radio Caracol. Naranjo, exdirector de la policía colombiana que fue asesor de seguridad del presidente mexicano Enrique Peña Nieto y uno de los negociadores del gobierno de Santos con la guerrilla de las FARC, reemplazará como vicepresidente de Colombia a Germán Vargas Lleras, quien renunciará en las próximas semanas para lanzar su candidatura a la Presidencia. Vargas Lleras, líder del centroderechista partido Cambio Radical, deberá dejar la vicepresidencia un año antes de las elecciones presidenciales de mayo de 2018 para ser el candidato de esa organización política, y se espera que su renuncia sea parte de un reajuste de gabinete que Santos está por hacer. El presidente colombiano señaló que Naranjo, quien fue director de la policía colombiana entre 2007 y 2012, “es tal vez el hombre más exitoso en la lucha contra el narcotráfico” y fue catalogado como “el mejor policía del mundo”. Tras su salida de la Policía Nacional, el general retirado fue asesor de seguridad de Peña Nieto hasta enero de 2014, cuando se incorporó de lleno a la campaña por la reelección de Santos y al equipo de negociadores del gobierno con la guerrilla de las FARC. Naranjo fue el encargado de armar, junto con el comandante de las FARC Pablo Catatumbo, el plan de seguridad para los guerrilleros de ese grupo insurgente tras su desarme, y la estrategia para combatir a las estructuras neo-paramilitares que operan en el país y que siguen asesinando a líderes sociales. Santos explicó que tiene pendiente una reunión con Naranjo para asignarle las funciones que deberá cumplir como vicepresidente cuando asuma ese cargo, pero adelantó que todas serán relacionas con temas de seguridad y con la implementación de los acuerdos de paz con las FARC. Esos acuerdos entraron en vigencia el pasado 1 de diciembre y, según el cronograma pactado, el desarme de esa guerrilla deberá culminar a finales de abril. Los guerrilleros están preocupados por su seguridad porque en los últimos meses se han incrementado los asesinatos de líderes sociales y de dirigentes de izquierda, pero según Santos otra de las funciones del general Naranjo será atender ese tema. Según cifras de la ONG Somos Defensores, durante 2016 se registraron 78 asesinatos de dirigentes sociales en Colombia, cifra mayor en 22 por ciento a la registrada en 2015 y 40 por ciento más alta que la de 2014.

Comentarios