El Vaticano reprueba la política migratoria de Trump; construimos puentes, no muros, dice

miércoles, 1 de febrero de 2017
CIUDAD DE MÉXICO (apro).— La Santa Sede externó hoy su rechazo a la política migratoria del presidente estadunidense Donald Trump, pues indicó que la Iglesia católica a nivel mundial es constructora de “puentes y no de muros”. El subsecretario de Estado de la Santa Sede, el arzobispo Angelo Becciu, indicó que en el Vaticano hay preocupación por las redadas masivas de inmigrantes y la construcción del muro fronterizo que Trump planea realizar. “Ciertamente hay preocupación, porque somos mensajeros de otra cultura, la de la apertura”, señaló Becciu, en una entrevista al canal de televisión católico italiano, TV 2000. El tercer hombre más importante de la jerarquía católica –después del Papa y del secretario de Estado--, aclaró enfático: “Somos constructores de puentes y no de muros, y todos los cristianos deberían reafirmar con fuerza ese mensaje”. Becciu también resaltó la política en pro de los migrantes que está implementando Jorge Bergoglio desde que llegó al pontificado. Dijo al respecto: “El Papa Francisco, de hecho, insiste en la capacidad de integrar a los que llegan a nuestras sociedades y culturas”. En efecto, tan pronto asumió el papado, Bergoglio viajó a la isla italiana de Lampedusa para reunirse con los migrantes que cruzan el mar mediterráneo. Y a partir de entonces ha asumido su defensa. En febrero de 2016, al concluir su viaje a México, comentó que no era cristiana la postura anti inmigrante del entonces aspirante presidencial Donald Trump. Ahora, el arzobispo Becciu vuelve a recalcar la posición de la Santa Sede, que apenas el día de ayer, a través de L´Osservatore Romano, su diario oficial, publicó un artículo titulado “el cierre no es progreso”, en el cual se opone a la construcción del muro entre Estados Unidos y México, señalando que la inmigración más bien ha contribuido a fortalecer el potencial económico y político de Estados Unidos. Algunos altos jerarcas católicos de este país también han externado su rechazo, como el arzobispo de Chicago, Blase Cupich, quien el domingo pasado señaló que Estados Unidos vive un “momento oscuro” en su historia. Mientras que la revista Proceso, en su reciente edición, adelanta algunos pormenores de dos encuentros que, a mediados de este mes, sostendrán los episcopados de Estados Unidos, México y Centroamérica para contrarrestar las medidas de Trump. Uno de ellos se realizará en Brownsville, Texas, y el otro en el santuario de Esquipulas, en Guatemala.

Comentarios