Presume Trump avances en lucha contra la inmigración indocumentada

miércoles, 28 de junio de 2017 · 17:25
WASHINGTON (apro).- El presidente estadunidense Donald Trump presumió que, como parte del cumplimiento de sus promesas de campaña, en lo que va de su mandato ha logrado grandes avances en la “lucha” contra la inmigración indocumentada. “Las políticas del presidente Trump han tenido ya un impacto, con 64% menos aprehensiones y entradas inadmisibles en la frontera sur (con México), comparado con lo que se logró el año pasado en el mismo lapso”, aseveró la Casa Blanca por medio de un comunicado de prensa. Con el título: “Acciones del presidente Donald J. Trump contra la inmigración indocumentada”, el comunicado sostiene que, gracias a las órdenes ejecutivas que emitió el mandatario en sus primeros 100 días de gobierno, se incrementó en 40% la remoción de inmigrantes indocumentados en Estados Unidos respecto de las cifras de los primeros tres meses de 2016. “Casi 75% de estos inmigrantes indocumentados han sido sentenciados por ofensas criminales que van desde homicidio, asalto sexual y cargos relacionados al tráfico y venta ilegal de drogas”, reveló la Casa Blanca. En términos de la lucha contra la criminalidad achacada a los inmigrantes indocumentados, el gobierno de Trump destaca que gracias a sus estrategias subió en 20% la sentencia y procesamiento de criminales extranjeros en Estados Unidos. Respaldada en las cifras registradas a partir del año fiscal 2017 (que inicio el 1 de octubre del año pasado, cuando aún Barack Obama era presidente), la Casa Blanca indicó que en lo que va de este periodo han sido deportados 2 mil 798 integrantes de pandillas criminales respecto de los 2 mil 56 que fueron removidos de Estados Unidos en el año fiscal 2016. La Casa Blanca subrayó que Trump, para fortalecer los mecanismos del combate a la inmigración indocumentada y criminalidad, ordenó la contratación de 5 mil agentes más para la Patrulla Fronteriza y otros 10 mil para el Buró de Aduanas e Inmigración (ICE, por sus siglas en inglés). “Ordenó la construcción de un muro en la frontera sur y priorizó en su proyecto presupuestal los fondos para iniciar la edificación”, resalta el comunicado de la Casa Blanca. En este mismo tenor, el gobierno de Trump machacó que con el respaldo del Congreso (de la fracción republicana) patrocina proyectos de ley para poner fin a que ciertas ciudades den refugio, respaldo educativo, social y de salubridad a los inmigrantes indocumentados. “De acuerdo con un sondeo realizado por Harvard-Harris, 80% de los estadunidenses respalda el que se ponga fin a la práctica de las ‘ciudades santuario’ que rechazan entregar a las autoridades federales a los inmigrantes indocumentados”, indica el comunicado de la Casa Blanca. Las “ciudades santuario”, como bautizó Trump a las entidades y poblaciones que no criminalizan a los inmigrantes indocumentados, bajo el proyecto de ley que impulsó la Casa Blanca, estarían sujetas a la eliminación de subsidios federales si no entregan a los trabajadores indocumentados a las autoridades migratorias para que sean deportados de Estados Unidos. Bajo el proyecto de ley mencionado y que está a consideración del Capitolio, la reincidencia de ingreso a Estados Unidos como inmigrante indocumentado es delito suficiente para que la persona sea procesada judicialmente, con una eventual sentencia a 25 años de cárcel. “Incontables vidas de estadunidenses han sido robadas porque nuestros políticos han fracasado en su responsabilidad de asegurar nuestras fronteras y en instrumentar nuestras leyes”, justifica el comunicado de la Casa Blanca.