Inicia juicio por el desvío de recursos del hospital del Vaticano para el 'ático de Bertone”

martes, 18 de julio de 2017
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Este martes inició el juicio contra dos exdirectivos del hospital de El Vaticano “Bambin Gesú”, acusados de desviar recursos de esta institución para destinarlos a la remodelación del lujoso departamento del cardenal Tarcisio Bertone, quien fue secretario de Estado de la Santa Sede durante el pontificado de Benedicto XVI. Los acusados, Giuseppe Profiti y Massimo Spina, expresidente y extesorero de la fundación que administra el hospital, respectivamente, llegaron acompañados de sus abogados al colegio de magistrados vaticanos que se encargará de llevar el proceso y donde hoy no se permitió el acceso a los medios de comunicación. Tras la lectura de las acusaciones, que consisten en el desvío de 422 mil euros para pagar la remodelación del departamento del cardenal Bertone, la defensa de los acusados presentó varias “excepciones preliminares”, que fueron rechazadas por los jueces. Según la acusación, “fueron pagados para fines completamente extrainstitucionales 422 mil cinco euros (unos 481 mil dólares), utilizándoles para efectuar trabajos de reestructuración edilicia de un inmueble… destinado a la residencia del secretario de Estado emérito”. El colegio de magistrados se reservó la posibilidad de citar a declarar, en calidad de testigo, al mismo cardenal Bertone. Sería un hecho inédito si lo llama a cuentas, ya que los cardenales gozan de cierta inmunidad y nunca antes uno de ellos ha declarado ante un tribunal vaticano. Cuando este caso de corrupción se filtró a la prensa provocó un escándalo internacional, ya que la costosa remodelación del departamento de Bertone, de 300 metros cuadrados, vino a ventilar una vez más la vida principesca de la jerarquía vaticana. Este caso también demuestra que, hasta el momento, la Curia Romana no acata las medidas de austeridad promovidas por el Papa Francisco, quien decidió irse a vivir a un departamento de 60 metros cuadrados –cinco veces más pequeño que el de Bertone--, ubicado dentro de la hospedería “Casa Santa Marta”. Por lo pronto, para el 7, 8 y 9 de septiembre próximos están programadas las siguientes audiencias del juicio sobre el hospital “Bambin Gesú”, el cual ha provocado mucha expectación, pues será determinante para saber si en realidad el Papa impone su política de austeridad en El Vaticano.