En dos años, Trump ha lanzado 7 mil 645 dichos falsos, según The Washington Post

lunes, 31 de diciembre de 2018
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- En los dos primeros años de su gestión, el presidente estadunidense Donald Trump realizó 7 mil 645 declaraciones falsas o engañosas y en los últimos 12 meses pronunció 15 en promedio, según el diario The Washington Post. “Un año de decepciones sin precedentes: Trump promedió 15 declaraciones falsas por día en 2018”, tituló el texto el influyente diario norteamericano con base en un puntual seguimiento de las declaraciones y los tuits difundidos por el mandatario. La nota firmada por Glenn Kessler detalla que “el año de mentiras, declaraciones falsas o engañosas del presidente Trump comenzó con varios tuits matutinos”. Por ejemplo, cita que cuando 2018 iniciaba, Trump ya acumulaba mil 989 declaraciones falsas o engañosas y que finaliza el año con más de 7 mil 600 falsedades acumuladas. Los datos del Post detallan que Donald Trump comenzó 2018 a un ritmo similar que 2017, pues hasta mayo pasado promediaba entre 200 y 250 declaraciones falsas por mes. Sin embargo, a partir de junio comenzó a superar las 500 falsedades mensuales “ya que parecía cambiar al modo campaña”. El medio estadunidense precisa que, entre julio y agosto, el presidente pronunció más de 500 falsedades; en septiembre unas 600; en octubre, mil 200, y en noviembre, más de 900. En diciembre, Trump regresó a su media de 200 al mes. Además, los datos registran que más de un cuarto de las afirmaciones de Trump se dieron durante mítines de campaña. El diario ejemplifica que el 5 de noviembre pasado, un día antes de la elección intermedia de Estados Unidos, Trump encabezó tres mítines, lo que arrojó un total de 139 declaraciones falsas o engañosas. El Post también revisó los discursos de dos de sus mítines registrados antes de 2018 y encontró que Trump exageró o completó al menos 70% de sus declaraciones. Muchas de sus falsedades se dieron durante comentarios a la prensa, y aproximadamente 17% fueron resultado de su “itchy Twitter finger” (su dedo que pica en Twitter). “El Presidente engañó a los estadunidenses sobre grandes y pequeños problemas. Dijo mentiras sobre los pagos que su ahora abogado convicto dice que Trump autorizó para silenciar a las mujeres que alegaban asuntos con él. Él rutinariamente exagera sus logros, como afirmar que superó el recorte de impuestos más grande de la historia, que presidió la mejor economía de la historia, obtuvo tratos masivos para empleos en Arabia Saudita y que casi solucionó la crisis nuclear de Corea del Norte”, detalla The Washington Post. El periódico recuerda que Trump también ha atacado a sus enemigos. Acusó falsamente a Clinton de coludirse con los rusos; al ex director del FBI, James B. Comey, de filtrar información clasificada, y a los demócratas, de buscar permitir a los migrantes que invadan las fronteras de Estados Unidos. Además, el presidente también hizo declaraciones que no van acorde con las políticas que lleva a cabo: dijo que su Gobierno no tenía una política de separación de familias en la frontera, cuando sí lo hizo. Luego dijo que la política de separación sí era necesaria. De acuerdo con una encuesta de diciembre realizada por el Fact Checker del Post, menos de tres de cada 10 estadunidenses creen estas declaraciones del presidente Donald Trump. La encuesta del diario buscó determinar qué creen los estadunidenses: la verdad o al mandatario. El sondeo incluyó 18 pares de declaraciones opuestas, una verdadera y otra falsa, sin que se identificara quién lo había dicho. La encuesta arrojó que la fuente es un factor importante para que los ciudadanos crean las declaraciones. Por ejemplo, de los adultos que tienen como una de sus dos fuentes principales a Fox News, el 33 por ciento cree en las afirmaciones falsas de Trump. En tanto, los estadunidenses que consideran a MSNBC y a CNN como una de sus dos fuentes principales, para informarse son más propensos a rechazar las falsedades de Trump. Y los estadunidenses que consideran a NPR y a los periódicos como una de sus dos fuentes principales de noticias son los menos propensos en creer las falsas declaraciones de su presidente.

Comentarios