La Audiencia española niega la extradición de Isabel Mazarro, esposa del 'Comandante Emilio”

viernes, 6 de abril de 2018
MADRID (apro).- La Audiencia Nacional negó la extradición a México de la española Isabel Mazarro Gómez de Santiago, y la dejó en libertad provisional, pero acordó que el delito de secuestro agravado por el que le reclaman las autoridades mexicanas sea juzgado en España, confirmaron fuentes jurídicas a Apro. Isabel Mazarro era reclamada por su presunta vinculación con la banda de secuestradores que encabezó su entonces esposo Ramón Guerra Valencia, quien tras ser detenido se descubrió su verdadera identidad, Raúl Julio Escobar Poblete, “El Comandante Emilio” de la organización terrorista chilena Frente Patriótico Manuel Rodríguez. Escobar Poblete fue detenido el 30 de mayo pasado, en San Miguel de Allende, Guanajuato, cuando participaba en una acción relacionada con el secuestro de Nancy Michelle Kendal, una jubilada francesa, que llevaba raptada 79 días y por la que exigían un millón de euros. Después de unos días, Isabel Mazarro, con quien Escobar Poblete estaba casada en segundas nupcias, salió del país rumbo a España, siendo detenida en octubre pasado en la ciudad de Gijón (Asturias, norte de España). La defensa de Mazarro argumentó que la mujer fue también víctima porque no estaba implicada en los hechos, pero además porque desconocía la verdadera identidad de Ramón Guerra Valencia, con quien se casó. El 12 de marzo pasado, la Sala Cuarta Penal de la audiencia nacional autorizó su extradición, sin embargo, su defensa presentó un recurso de súplica que fue lo que se resolvió hoy. Sobresale en la resolución –presentada por la magistrada ponente Manuela Fernández Prado— que la decisión no implica la “impunidad de los hechos”, cuando “cabe el trasladar el material probatorio” a los tribunales españoles, que tienen jurisdicción para conocer el caso. En la resolución se apunta que “no se trata de desconfianza en el sistema penitenciario mexicano”, pero que ahí “se vienen produciendo motines y revueltas en los centros penitenciarios de ese país, principalmente por problemas de sobrepoblación, el último el pasado 1 de abril de 2018, lo que viene a reforzar la idea de que, tratándose de una ciudadana española, en este caso procede perseguir los hechos en España”. Asimismo, el tribunal tuvo en cuenta que Isabel Mazarro “sólo vivió en México durante cinco años”, y que, una vez “disuelto su matrimonio”, en la actualidad “carece de lazos efectivos en ese país”. Valora que como su familia vive en España, “donde ella se ha vuelto a instalar, y donde mantiene una vinculación real y efectiva”, existen motivos para el tribunal para denegar la entrega a México por tratarse de una ciudadana española. Las fuentes jurídicas consultadas precisaron que no cabe algún recurso ante esta resolución.