'Por el bien de la Iglesia”, el Papa expulsa del sacerdocio al chileno Fernando Karadima

viernes, 28 de septiembre de 2018
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- “Por el bien de la iglesia”, el Papa Francisco expulsó del sacerdocio al chileno Fernando Karadima, quien fuera hallado culpable de abuso a menores, pero evitó ser procesado por la justicia de su país. "El Papa Francisco ha dimitido del estado clerical a Fernando Karadima Fariña, de la Arquidiócesis de Santiago de Chile. El Santo Padre ha tomado esta decisión excepcional en conciencia y por el bien de la Iglesia", informó el Vaticano a través de un comunicado. La medida fue firmada ayer por el Papa y en vigor de manera automática. El comunicado afirma que el Santo Padre “ha tomado esta decisión excepcional en conciencia y por el bien de la Iglesia”. En tanto, Karadima Fariña fue notificado hoy de la decisión papal. En 2011, Fernando Karadima había sido condenado por la justicia canónica a una vida de reclusión y penitencia ante reiteradas acusaciones de violaciones y abusos sexuales a menores y seminaristas. Un grupo de 34 obispos chilenos había sido convocado al Vaticano en mayo. El resultado fue su renuncia en bloque tras reconocer que habían cometido “graves errores y omisiones”. A principios de mayo, tres víctimas de abuso de Fernando Karadima solicitaron que el Papa transformara sus palabras de perdón en “acciones ejemplares”. El 21 de septiembre, el Papa aceptó la renuncia de dos obispos chilenos, el de San Bartolomé de Chillán, Carlos Pellegrín Barrera, y el de San Felipe, Cristián Contreras Molina, tras el escándalo de los casos de abusos a menores por parte de religiosos. Previamente, el máximo representante de la Iglesia católica había aceptado la renuncia de los obispos de las diócesis de Rancagua y de Talca, a finales de junio. En el mismo mes, el Papa también había aceptado las renuncias de los obispos de Osorno, Juan Barros; de Valparaíso, Gonzalo Duarte García de Cortázar, y de Puerto Montt, Cristián Caro Cordero. De acuerdo con un catastro publicado el mes pasado por la Fiscalía Nacional de Chile, actualmente hay 119 investigaciones en curso contra 167 personas relacionadas con la Iglesia imputadas y 178 víctimas, 79 de las cuales era menores de edad cuando ocurrieron los hechos. (Con información de EFE)

Comentarios