Renuncia el ministro de Defensa de Colombia por ocultar la muerte de menores durante bombardeo militar

jueves, 7 de noviembre de 2019
CIUDAD DE MÉXICO (apro). - Guillermo Botero, ministro de Defensa de Colombia, renunció al cargo luego de que se diera a conocer el asesinato de al menos siete menores de edad durante un bombardeo militar contra un campamento guerrillero realizado a finales de agosto pasado. Los hechos se dieron a conocer durante una audiencia por una moción de censura convocada por el Congreso de Colombia, pues varios sectores de la sociedad consideran que la política de seguridad del presidente Iván Duque viola los derechos humanos y ha provocado la muerte de personas inocentes.
“Ministro, usted le escondió a Colombia que ese día de septiembre bombardeó siete niños y quizás son cuatro más, porque las pruebas de medicina legal muestran que otros cuatro cuerpos llegaron despedazados, de los que sólo pudieron identificar que tenían menos de 20 años”, dijo el senador colombiano Roy Barrera, principal impulsor de la audiencia del ahora exministro.
Botero reconoció la muerte de varios menores durante el bombardeo a un grupo de disidentes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), pero justificó que los soldados a su cargo desconocían su presencia, por lo que responsabilizó al grupo guerrillero del fallecimiento de éstos. No obstante, Botero -quien desempeñó el cargo desde la llegada de Iván Duque a la presidencia de Colombia el 7 de agosto de 2018- anunció su renuncia pues es su “deber como Ministro de Defensa tener una lectura adecuada de la coyuntura política”. https://twitter.com/mindefensa/status/1192222610937073664
Sin embargo, en el mismo texto que se hizo público Botero presume que “la mejor decisión que pudimos adoptar fue la de atacar el crecimiento de cultivos ilícitos”.
En su momento, el presidente Duque declaró que el operativo había sido resultado de una labor “estratégica, meticulosa e impecable” de las Fuerzas Armadas e, incluso, calificó de “héroes” a los militares que participaron en el bombardeo contra “una cuadrilla de narcoterroristas”. Tras la renuncia de Botero, el comandante de las Fuerzas Militares de Colombia, Luis Fernando Navarro Jiménez, asumió el cargo como Ministro de Defensa.