Rebeldes propinan un nuevo revés al plan de Theresa May para el Brexit

jueves, 14 de febrero de 2019
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El Parlamento británico propinó otro revés a la primera ministra Theresa May, al expresar un voto de rechazo a su plan de continuar la negociación para concretar la salida del Reino Unido de Europa, conocida como Brexit. La Cámara de los Comunes votó por 303 votos contra 258 en contra de una moción que respaldaba la estrategia de negociación de May. La votación no es vinculante ni alterará el plan del gobierno de buscar nuevos acuerdos con Bruselas, pero sí debilita públicamente su posición. Y es que el resultado de hoy evidencia las dificultades de May para convencer a los parlamentarios conservadores más euroescépticos, quienes piensan que el gobierno, en los hechos, está descartando la opción de un Brexit sin acuerdo con la UE. El divorcio entre la Unión Europea y el Reino Unido debe concretarse el 29 de marzo La cláusula rechazada en la votación indicaba que el Parlamento “reitera su apoyo al plan para abandonar la Unión Europea expresado por esta Cámara el pasado 29 de enero de 2019 y toma nota de que el diálogo entre el Reino Unido y la Unión Europea sobre el mecanismo de salvaguarda para Irlanda del Norte está en marcha”. La definición sobre cómo operará la separación en Irlanda del Norte, que es parte del Reino Unido, y la República de Irlanda, que seguirá siendo integrante de la UE, es el punto nodal que tiene atorado el acuerdo del Brexit. Se teme que instaurar una frontera dura desate tensiones en una región que estuvo en conflicto armado durante décadas. En contraparte, los euroescépticos más radicales rechazan que se convierta en una zona de excepción. Los “tories” más rebeldes anunciaron minutos antes del voto su intención de abstenerse, lo que precipitó la derrota de May, pese a los esfuerzos del ministro Stephen Barclay, quien aseguró que el gobierno ejecutará la ruptura con la UE en la fecha prevista, aunque para entonces no se haya ratificado un acuerdo. A pesar de que sigue sobre la mesa la opción de una ruptura abrupta, la prensa británica reveló esta semana un plan del equipo gubernamental para prorrogar el divorcio con la Unión Europea si es que para el 29 de marzo no se ha llegado a un acuerdo con el Parlamento. Los conservadores más extremistas han sostenido que es mejor abandonar el bloque europeo sin un acuerdo que apoyar el plan de May, a pesar de las advertencias de expertos de que una ruptura abrupta traería fuertes consecuencias económicas. (con información de agencias).

Comentarios