Internacional

El expresidente de Kosovo rechaza cargos por crímenes de guerra

Hashim Thaci, quien dimitió la semana pasada, rechazó este lunes todas las acusaciones en su contra.
lunes, 9 de noviembre de 2020

MADRID (EUROPA PRESS).- Hashim Thaci, expresidente de Kosovo, quien dimitió la semana pasada tras ser imputado por crímenes de guerra, por parte del Tribunal Especial para Kosovo, rechazó este lunes todas las acusaciones en su contra.

Thaci, quien presentó su dimisión el pasado jueves 5, compareció en la primera vista del juicio en su contra y aseguró que, tras leer el acta de imputación, se declaró no culpable, según informó el portal de noticias Express.

"Los he escuchado, los he leído y los rechazo todos", dijo Thaci, a quien su abogado defensor, David Hooper, describió como "el George Washington de Kosovo", en referencia al primer presidente de la historia de Estados Unidos.

Thaci fue imputado por crímenes de guerra y contra la humanidad por su supuesta implicación en una campaña de persecución, asesinatos, torturas y desapariciones forzadas de personas que se oponían al Ejército de Liberación de Kosovo (UCK) durante la guerra en este enclave balcánico (1998-1999).

La semana pasada el Tribunal Especial de Kosovo hizo público el escrito de imputación en el que constan los 10 cargos por los que están acusados Thaci, quien era líder político del UCK, y otros tres antiguos responsables de este grupo guerrillero: el exlíder del Partido Democrático de Kosovo, Kadri Veseli; el jefe del grupo parlamentario del partido opositor kosovar Vetevendosje, Rexhep Selimi, y el presidente del consejo nacional del partido Iniciativa Socialdemócrata, Jakup Krasniqi.

La corte con sede en La Haya imputa a Thaci y a los tres antiguos responsables del UCK su participación en una "empresa criminal conjunta" que, desde marzo de 1998 hasta septiembre de 1999, se centró en "ganar y ejercer el control de todo Kosovo con medidas que incluyen el "maltrato intimidatorio ilegal", la violencia y la "eliminación" de aquellas personas que "parecieran ser oponentes".

Según el escrito, el UCK incluía en este grupo de "oponentes" a las personas que "colaboraban o estaban relacionadas" con las fuerzas o autoridades de Serbia o a aquellas "que no apoyaban los objetivos o las metas" del grupo guerrillero, y posteriormente del "gobierno provisional de Kosovo", incluidas las personas "relacionadas" con el partido Liga Democrática de Kosovo (LDK), la comunidad serbia, los gitanos y otros grupos étnicos.

Thaci presentó su renuncia como presidente de Kosovo luego de que el Tribunal Especial confirmó su imputación. En la comparecencia en la que anunció su dimisión, aseguró que la acusación en su contra es un "pequeño precio" a pagar por la libertad de Kosovo y que "nadie" podrá distorsionar la historia y cambiar el papel de Serbia como "agresor" y Kosovo como "víctima" en la guerra.

El Tribunal Especial para Kosovo funciona de acuerdo con la legislación kosovar, pero tiene su sede en La Haya y está integrado por jueces y fiscales internacionales que tienen como objetivo investigar las atrocidades cometidas por el UCK durante la guerra contra las fuerzas militares serbias en la guerra.