Países Bajos

Dimite el gobierno holandés por escándalo sobre ayudas sociales

Numerosas familias se vieron obligadas a devolver el dinero de un programa de apoyo tras ser acusadas de fraude de forma injustificada. El primer ministro Mark Rutte lamentó que se hubiese criminalizado a personas inocentes y asumió la "plena" responsabilidad de los errores.
viernes, 15 de enero de 2021

MADRID (EUROPA PRESS).- El gobierno de Países Bajos encabezado por Mark Rutte presentó este viernes su dimisión tras verse cercado por un escándalo sobre ayudas sociales, luego de que se confirmara que numerosas familias se vieron obligadas a devolver dinero tras ser acusadas de fraude de forma injustificada.

El líder socialdemócrata, Lodewijk Asscher, renunció el jueves al puesto por los errores cometidos durante su etapa como ministro, en la que 20 mil familias -muchas de ellas extranjeras- se quedaron sin los subsidios que les correspondían por hijo de forma irregular.

Parte del escándalo ocurrió porque las familias beneficiarias, en su mayoría de origen turco y marroquí, fueron víctimas de falsas acusaciones de fraude de la asignación que usaban para financiar el cuidado de sus hijos y, por lo tanto, fueron obligados a devolver a Hacienda cantidades de dinero a veces de hasta 100 mil euros, en un plazo de semanas. Esto llevó a muchos a perder su casa, su trabajo o a endeudarse.

La salida de Asscher anticipó lo que finalmente se produjo este viernes, la dimisión del gobierno. No parecía bastar con la disculpa pública del Ejecutivo y con el abono de una indemnización de 30 mil euros a cada una de las familias afectadas.

Een ander moment, een andere manier

Posted by Lodewijk Asscher on Thursday, January 14, 2021

Antes del Consejo de Ministros donde se consumó la caída, varios ministros reconocieron que era la única salida posible. "Se necesita recuperar la confianza en el Estado", declaró la responsable de Comercio Exterior, Sigrid Kaag, según la agencia de noticias DPA.

Al término de la reunión, Rutte compareció para confirmar la dimisión, lamentando que se hubiese criminalizado a personas inocentes y asumiendo la "plena" responsabilidad de los errores. "La ciudadanía espera que hagamos lo necesario por el bien de la nación", declaró, de acuerdo con medios locales.

La dimisión del gabinete ocurrió a poco más de dos meses de las elecciones parlamentarias, previstas para el 17 de marzo y en las que el partido de Rutte (VVD) figura de nuevo como favorito. El mandatario descartó que tenga pensado dimitir como líder de su formación política.

El primer ministro ya había adelantado que seguiría en funciones pasara lo que pasara, entre otras razones para evitar un vacío en plena pandemia de covid-19. "La batalla contra el coronavirus seguirá", insistió en su comparecencia, previa a su encuentro con el rey Guillermo.

El monarca deberá estudiar la dimisión y, en principio, pedirá al gobierno que se mantenga de forma interina a la espera de la celebración de los comicios de marzo.

Comentarios