Legionarios de Cristo

Integrantes de la Legión de Cristo a juicio en Italia el 13 de mayo

Entre los cuatro imputados destaca el mexicano Óscar Náder Kuri, quien en 2010 sustituyó al poderoso Luis Garza como antiguo director territorial en Italia, un cargo que ocupó hasta 2014. Actualmente se ubica a Náder Kuri como superior de la casa de apostolado de San Pedro.
martes, 16 de febrero de 2021

ROMA (apro).— Cuatro miembros de la Legión de Cristo, entre ellos ciudadanos mexicanos y representantes de la alta jerarquía de la ultraconservadora organización católica, irán a juicio en Italia por intento de extorsión, por haber presuntamente propuesto a una víctima un acuerdo de confidencialidad que pretendía acallar el siniestro caso del excura Vladimir Reséndiz Gutiérrez, hoy condenado por pederastia en este país con sentencia definitiva.

En audiencia preliminar en el tribunal de Milán, la jueza Patrizia Nobile ha aceptado este martes las pruebas y las acusaciones que ha hecho la familia de la víctima, un menor italo-español en la época de los hechos, según ha informado en exclusiva a Proceso Daniela Cultrera, la abogada defensora de los damnificados. La fecha de inicio del juicio es el próximo 13 de mayo en Milán.

La decisión del tribunal milanés supone un durísimo golpe para la Legión de Cristo, cuyas víctimas nunca antes lograron sentar en el banquillo de los imputados de un tribunal italiano a directivos del grupo por su gestión de un caso de abuso. Más aún que, a causa de una serie de retrasos, también agravados por la pandemia, se temía que el procedimiento fuera a prescribir, y así caer en el olvido. Así no ha sido, al menos por el momento.

“La jueza ha tomado su decisión. Todos los imputados serán juzgados por haber pedido, a través de dos escrituras distintas fechadas en octubre y diciembre de 2013, a la víctima y a su familia de aceptar 15 mil euros a cambio de declarar falsamente que esos abusos no habían ocurrido”, dijo Cultrera. “Se trata de una noticia importante pues apunta a que se considera creíble que detrás había un sistema, no solo un único sacerdote que abusó”, puntualizó.

“En substancia, con el intento de aprovecharse de los problemas económicos de esta familia, que conocían, les pidieron mentir a las autoridades italianas que, en ese momento, ya habían abierto una investigación e indagaban sobre ellos por los abusos”, añadió, en referencia a la fecha de la primera denuncia presentada contra Reséndiz Gutiérrez, que presentó primero —en marzo de 2013— otro sacerdote que conoció los hechos tras hablar con la víctima.

Entre las pruebas presentadas, recordó Cultrera, hay decenas de interceptaciones efectuadas por la policía italiana entre 2013 y 2014, pruebas documentales recogidas durante un allanamiento policial en la sede de la Legión en Roma, y copias de los dos acuerdos de confidencialidad. Parte de estos documentos llevaron ya a la condena de Reséndiz Gutiérrez en primera instancia, en segunda instancia, y luego a la sentencia definitiva del tribunal de la Casación.

“La tesis de la defensa es que no hubo abusos, a pesar de que hay una sentencia firme del Tribunal de la Casación y otra del tribunal eclesiástico, y que, en todo caso, fue la familia que le pidió ese dinero. Pero no tienen prueba alguna de ello, mientras que nosotros sí tenemos pruebas de lo que hemos denunciado”, sostuvo Cultrera, quien dijo que estas maniobras apuntaban en su momento a evitar que estallase un escándalo cuando la Legión de Cristo se encontraba parcialmente intervenida por El Vaticano.

Entre los cuatro imputados destaca el mexicano Óscar Náder Kuri, quien en 2010 sustituyó al poderoso Luis Garza como antiguo director territorial en Italia, un cargo que ocupó hasta 2014. Según información de la organización, Náder Kuri ahora (desde 2016) sería superior de la casa de apostolado de San Pedro y también colaboraría como auxiliar de la sección de señoras de San Pedro, en México.

También integran la lista Manuel Cordero Arjona, de Regnum Christi, y el sacerdote y psicólogo Víctor de Luna, quien hoy es capellán de Courage Italia, un grupo que ha sido acusado de querer “curar” a los homosexuales.

Además de ellos, también irán a juicio el abogado Corrado D’Agostino, imputado por haber redactado el acuerdo de confidencialidad, y el prelado Luca Gallizia, quien era muy cercano al padre de la víctima y quien habría sido quien materialmente le entregó el acuerdo a la familia, según la reconstrucción de la familia.

Sin embargo, solo D’Agostino y Gallizia se presentaron físicamente en el tribunal de Milán en las dos últimas audiencias en Milán, la última de las cuales -celebrada hoy- duró unas 5 horas. El origen del caso ha sido revelado por Proceso en dos amplios reportajes publicados en junio y agosto de 2018 (ediciones 2173 y 2179), que posteriormente fueron complementados por artículos en la web de la revista.

Comentarios