Coronavirus

Con solo una defunción, así es como Bután se convirtió en ejemplo mundial en la lucha contra el covid

El territorio colinda con varios países como China y la India, pero ha realizado una serie de acciones en coordinación con la ONU para mantener a raya la epidemia de covid-19.
martes, 18 de mayo de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Con solo mil 200 casos registrados de covid-19 (ninguno del personal de salud), una sola muerte y mil 30 recuperaciones, Bután se ha convertido en un ejemplo para el mundo en el combate de la pandemia, señaló la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

El territorio colinda con varios países como China y la India, pero ha realizado una serie de acciones en coordinación con la ONU para mantener a raya la epidemia.

“En tiempos normales, hay bastante movimiento a través de la frontera” comentó Gerald Daly, representante de la ONU en Bután, pero actualmente el gobierno se asegura de que haya muy poco tráfico a través de la frontera y que cualquiera que ingrese haga una cuarentena de 21 días.

“Debo decir que existe un compromiso real con el distanciamiento social. Las autoridades del país junto con la ONU nos hemos asegurado de que se proporcionen equipos de protección personal en todas partes. Nos aseguramos de que las reuniones se mantengan muy, muy bajas. Y siempre que hay pequeños brotes de transmisión, se bloquean esas áreas específicas”, resaltó.

Los cierres se realizan en los distritos del país, llamados Dzongkhags y dependiendo de la gravedad de la situación pueden durar siete, diez o 21 días. Cuando esto sucede, la gente puede ir a un número limitado de tiendas -alrededor de tres- dentro de su pequeña área de la ciudad, durante aproximadamente una hora al día y portando protección completa todo el tiempo.

La pandemia ha tenido un impacto muy duro en la economía del país. El desempleo aumentó y las exportaciones disminuyeron, el déficit fiscal se elevó poco más del 7% del PIB, y la tasa de desempleo ha alcanzado un 14%.

Daly señaló que Bután depende significativamente del turismo y figura en la lista de los menos adelantados, sin embargo, el gobierno ha establecido una red de seguridad especial para los más vulnerables y ha puesto en marcha un plan de contingencia económica para fortalecer la autosuficiencia del país en áreas como el turismo, la agricultura y la construcción.

Otro de los elementos cruciales en el éxito de Bután son los voluntarios que ayudan al Ministerio de Salud con el apoyo logístico en los programas de vacunación, la gestión de las instalaciones de cuarentena y la distribución de alimentos y suministros vitales durante los cierres.

“Los voluntarios reciben capacitación, pero es muy limitada”, comentó Daly, “también reciben un pequeño estipendio, por lo que algunos desempleados se han unido al programa de voluntariado. Como resultado, ahora son muy efectivos, y, de hecho, son uno de los factores clave del éxito en la capacidad para responder de manera tan efectiva al covid-19”.

El apoyo de la ONU y la OMS

La ONU también ha colaborado con el gobierno a través de 31 agencias como la Organización Mundial de la Salud (OMS), el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

La OMS apoya a concientizar a la población sobre la importancia de la vacunación, la desinformación y las noticias falsas, mientras que la UNICEF, ayuda con equipos de cadena de frío y materiales de capacitación para trabajadores de la salud, el agua y el saneamiento.

Ambos organismos también apoyan al país para que acceda al mecanismo COVAX y proporcionan equipos de protección personal, mientras que el PNUD se ocupa de hacer llegar el software para el registro de vacunas.

Además, la ONU apoya la estrategia del gobierno para aumentar la producción de alimentos en el hogar y buscar formas de ser financieramente sostenibles, así como con programas que abordan la violencia de género y la salud mental.

“Muchas de estas actividades tratan sobre reconstruir mejor tras la pandemia. Cuando pensamos en reconstruir mejor, realmente fortalecemos la autosuficiencia”, apuntó Daly, quien detalló que la ONU ha aportado 10.5 millones el año pasado, solo para luchar contra el covid-19.

“A decir verdad, no me sorprende en absoluto que estemos viendo un buen trabajo. Nos enfrentamos a desafíos similares, pero también reconocemos que Bután es un tipo de país diferente. Esta es la tierra de la ‘Felicidad Nacional Bruta’, muchas personas creen implícita o explícitamente en ella. La Felicidad Nacional Bruta contiene los valores de este país. Esta es una brújula moral y práctica que sigue el país. A menudo significa que se cuidan unos a otros, y cuidan de la población vulnerable. Entonces, cuando se declaran las cuarentenas, existe un fuerte apoyo de la comunidad”, reconoció.

Daly explicó que la gente usa su sentido común y reconoce que el gobierno tiene buenas intenciones y razones cuando declaran un cierre. “Hay una aceptación muy amplia de que estos son tiempos desafiantes, y la forma en que tenemos de trabajar juntos es en realidad aceptar los cierres a menudo duros”, agregó.

Médicos en el gabinete

Además, resaltó el liderazgo médico del gabinete con una Ministra de Salud graduada en Salud Pública en la Universidad de Yale, así como un Primer Ministro y un Ministro de Relaciones Exteriores que también son médicos.

Daly detalló que el país cuenta con poco más de 800 mil habitantes y realizó la vacunación de toda la población elegible de más de 530 mil personas en apenas dos semanas a pesar de que muchas comunidades viven en áreas geográficas remotas.

“La primera dosis fue un regalo de la India, de la vacuna AstraZeneca. Y la ONU ayudó con la promoción y el apoyo de la cadena de frío”, comentó, y recordó que el gobierno utilizó helicópteros para llevar las vacunas a zonas remotas del territorio, que luego fueron transportadas a pie por trabajadores de salud que caminaron de aldea en aldea a través del hielo y la nieve.

“Hubo una muy buena sensibilización de la gente dirigida por el Ministerio de Salud y apoyada por la oficina del Primer Ministro en la televisión y las redes sociales. El propio Primer Ministro fue una de las primeras personas, de hecho, fue la primera persona en ser vacunada”.

“Como país, tenemos un número limitado de ventiladores y concentraciones de oxígeno, por lo que, aunque realmente tenemos tasas de transmisión muy, muy bajas, y tenemos una tasa de vacunación contra el covid-19 alta, la gente se mantiene alerta, hay una voluntad real de seguir estos regímenes estrictos, una voluntad muy fuerte de todos, desde arriba”.

“Hemos visto lo que está sucediendo en el resto del mundo y sabemos que, si no queremos entrar en ese tipo de situación, debemos mantener esta vigilancia constante contra la complacencia con la pandemia”.

Daly adelantó que en las próximas semanas el país comenzará la segunda ronda de vacunación del biológico de AstraZeneca con el apoyo de India o el mecanismo COVAX.

“El Primer Ministro habló recientemente sobre cómo está en constante vigilancia. No solo se trata de los siguientes pasos, tenemos que pensar en cuáles son los pasos después de los pasos, tenemos que ser capaces de responder a las condiciones cambiantes”, advirtió.

“No dar nada por sentado, para mí, esa es probablemente una de las respuestas más poderosas que este país, su majestad y el gobierno han mantenido la vigilancia constante y también la voluntad de responder a la situación dependiendo de lo que esté sucediendo. Y creo que la voluntad de usar el sentido común y las medidas de respuesta rápida es un elemento clave, y seguirá siendo un elemento clave en la respuesta de este país al covid”, concluyó.

Comentarios