Gente así

lunes, 15 de septiembre de 2008
Alfaguara
Vicente Leñero es un escritor que no sólo describe la realidad aparente, sino que va más allá y recrea aquellos aspectos velados que en muchas ocasiones son esenciales El enfoque le ha permitido escribir novelas como Los periodistas, sobre el golpe de Luis Echeverría al periódico Excélsior dirigido por Julio Scherer, para mostrar la ética de los poderosos, en ese entonces enmascarada de populismo, y Asesinato, en el que deja entrever algunas de las oscuras intenciones que llevaron al crimen del matrimonio Flores Muñoz y el profuso proceso judicial de Gilberto Flores Alavez Ahora da a conocer, con la misma perspectiva, la colección de relatos titulada Gente así (Ed Alfaguara; México, 2008 295 pp) El libro está dividido en cuatro partes que contienen 17 narraciones en total, y tratan sobre literatura, ajedrez, teatro, cine y religión En "La cordillera" cuenta la historia de cómo un asistente de Juan Rulfo recupera la novela mítica que nunca se atrevió a publicar y luego desentraña las maneras de su creación "Injurias y aplausos para José Donoso" versa sobre la estancia del escritor chileno en México y las causas de su salida del país por un colofón infame, así como su posterior envanecimiento por el éxito literario logrado "Cajón de Alfonso Sastre" relata una conversación con el dramaturgo español sobre Fernando Arrabal En particular presenta una anécdota que pinta a Arrabal como un ser oportunista y servil ante el poder "El mínimo y pobre Tomás Gerardo Allaz" refiere la relación que Leñero tuvo con el periodista a lo largo de los años y apunta sobre cómo la humildad tiene una parte de soberbia "Ajedrecistas" narra una supuesta entrevista que tiene el periodista Luis Ignacio Helguera con Carlos Torre Repetto, el ajedrecista recluido en una casa de su hermano por desórdenes mentales En el encuentro ambos juegan una partida que es interrumpida, en la que el gran maestro está por ganar, pero le da la clave a Helguera para llegar al jaque Uno de los temas que aborda Vicente Leñero en Gente así es el de la creación literaria y su medio El autor escribe de acuerdo a su gusto En el acto de la escritura establece una ética por encima de cualquier ley Los temas surgen de la realidad misma y los desarrolla para mostrar esas verdades que son ocultadas por los poderosos para mantener sus privilegios También para desahogarse de la dureza de la existencia y la precariedad de la sociedad Así puede crear una obra original y personal Sin embargo, el autor tiene que enfrentar después a las mafias que controlan o influyen sobre las editoriales y publicaciones En ellas los críticos y otros escritores establecen modelos y normas que de no seguirse implican el rechazo de toda obra La descalificación la realizan con arrogancia y pedantería propia de la alta cultura, que recurre a la cita docta y al dictamen erudito, y olvida la peculiaridad de la obra Ante esto, la mayoría se somete, sólo algunos persisten, realizan una producción singular y encuentran que el gusto de la creación literaria es hacerla en plena libertad Gente así es uno de esos libros que duele terminar e invitan a releerlos por el color narrativo y la magia temática

Comentarios

Otras Noticias