Ante las fotos, el silencio

miércoles, 19 de diciembre de 2001
Las fotos ocultas Los que vivieron para contarlo El gobierno federal parece haber optado por el silencio respecto del conjunto de fotografías inéditas sobre los hechos del 2 de octubre de 1968 en Tlatelolco que publicó Proceso en sus ediciones del 9 y 16 de diciembre A diferencia de las víctimas que respondieron de manera entusiasta y valerosa a la convocatoria de nuestro semanario para reconocerse en las fotos y relatar sus historias, y en contraste también con la importante difusión que le dieron a este tema la prensa internacional y algunos medios nacionales ?particularmente CNI Canal 40 y el programa noticioso Círculo Rojo--, el gobierno del presidente Vicente Fox ha preferido callar sobre las implicaciones de la publicación de las fotografías La fuente anónima que entregó dichos testimonios gráficos a Proceso aseguró que fueron registrados por un fotógrafo al servicio del gobierno De ser ese el origen de las fotografías, el gobierno podría tener en sus archivos más material, gráfico y escrito, sobre los hechos sangrientos de la Plaza de las Tres Culturas Hasta ahora, las autoridades federales se han negado a reconocer la existencia de documentos oficiales sobre la represión política en la era del PRI Tampoco ha querido abrir al público en general sus archivos ?en especial los de la Secretaría de la Defensa Nacional y los del Centro de Investigaciones y Seguridad Nacional--, como lo han demandado distintos grupos sociales En respuesta a esas solicitudes, el gobierno ha alegado que antes de abrir sus archivos se requiere de un marco legal, que no existe, sobre el manejo y la difusión pública de la información en manos del Estado Sin embargo, su propuesta de ley de acceso a la información oficial, presentada recientemente, ha sido calificada por especialistas como limitada Desde hace varios días, Proceso ha solicitado entrevistas con altos funcionarios para obtener información y conocer la posición oficial sobre las fotos que hemos publicado En concreto, sería deseable saber qué destino tuvieron los 120 mil pies de película ?equivalentes a 22 horas de filmación-- que camarógrafos del gobierno rodaron el 2 de octubre de 1968, mediante seis cámaras colocadas en inmuebles que circundan la Plaza de las Tres Culturas De ese material fílmico, se conoce menos de la centésima parte

Comentarios