Expresa EU a Castañeda y Derbez su rechazo al gravamen a refrescos

jueves, 10 de enero de 2002
Washington, EU - Tanto el secretario de Economía, Luis Ernesto Derbez, como el de Relaciones Exteriores, Jorge G Castañeda, recibieron las expresiones de desacuerdo de autoridades estadunidenses por la decisión del Congreso de incluir los refrescos entre los productos con gravamen especial "Nuestra reacción inicial es muy negativa", declaró el encargado de la Representación Comercial de la Casa Blanca, Robert Zoellick, acerca del impuesto que los legisladores decidieron aplicar a los artículos "suntuarios" y a los refrescos que se endulzan con fructuosa Además de los refrescos, la lista está compuesta por productos como el agua embotellada, la telefonía celular y las computadoras, que son los que han generado polémica en cuanto a si son realmente productos de lujo El senador Jesús Ortega ha justificado el gravamen a los refrescos como una forma de obligar a los consumidores de fructuosa a comprar el azúcar que produce el país, cuando ese sector de la industria padece una crisis en la cual tuvo que intervenir el gobierno federal con la expropiación de ingenios Por su lado, el también senador Diego Fernández de Cevallos ha rechazado las críticas en el sentido de que los nuevos impuestos afectan a la población de menos recursos, ya que, dijo el miércoles, si eso es cierto, "¿por qué se quejan los ricos?" Las quejas por las disposiciones hacendarias molestaron sobre todo a los empresarios de la telefonía celular, pero también a la industria refresquera, que en su mayoría está integrada por empresas estadunidenses De ahí que desde el 4 de enero Robert Zoellick haya acudido a Derbez para manifestarle la inconformidad de Estados Unidos tres días después de aprobada la miscelánea fiscal El jueves 10 de enero se entrevistó también con el canciller a quien le hizo saber que "la acción del Congreso mexicano rechaza la buena fe de Estados Unidos el mes pasado al posponer la petición de autoridad de represalia contra México por rehusarse a cumplir un fallo de la OMC sobre derechos compensatorios en la fructuosa" De este modo, se complica la solución del problema entre México y la Unión Americana con respecto a los supuestos precios "dumping" que estaría presentando la fructuosa importada de EU A las protestas de las refresqueras se suma el hecho de que un panel de la Organización Mundial de Comercio (OMC) y otro del propio tratado coincidieron en que México no presenta suficiente sustento de que las importaciones de fructuosa provenientes de Estados Unidos representan un daño para el sector azucarero mexicano Zoellick advirtió: "el escalamiento por parte del Congreso mexicano hace mucho más difícil cualquier arreglo en las disputas del azúcar" 10/01/02

Comentarios