Aguilar Zinser ante Cuahtémoc Cárdenas

miércoles, 16 de enero de 2002
En abril de 1995, poco después de la publicación de su libro "Vamos a ganar", en que aborda la fallida transición democrática de 1994 y la derrota de Cuauhtémoc Cárdenas ante Ernesto Zedillo, Adolfo Aguilar Zinser defendió, en entrevista con Proceso, los términos de su obra y defendió su derecho a expresar libremente su postura sin que esto le cueste el calificativo de traidor Adolfo Aguilar Zinser pidió entonces no convertir su libro en los "Versos satánicos del PRD", ni en "munición interna" de sus disputas y negó que Porfirio Muñoz Ledo, Manuel Camacho Solís o Esteban Moctezuma "sean los autores intelectuales" del mismo Preocupado y hasta sorprendido por las reacciones que generó su texto Aguilar Zinser dijo que en su testimonio de campaña "no hay deslealtad, traición, ni infidencia en haberlo escrito, sólo congruencia" El académico y politólogo, adolorido por los juicios que se han hecho de su escrito, aclaró que no utilizó el término "jubilar" para referirse a Cuauhtémoc Cárdenas y que esa palabra no existe en el vocabulario del libro ni en declaración alguna hecha por él, tal como entonces se afirmó reiteradamente Dijo, sí, que Cárdenas no debe ser más candidato y que la discusión del liderazgo del PRD "se debe abrir" Subrayó que el texto es una "reverencia" a Cárdenas pero también un señalamiento a su carencia de estrategia para llegar al poder Durante la charla con Proceso, el entonces diputado federal "ciudadano", destacó el sentido propositivo y de reflexión que lo movió a escribir Vamos a ganar, y abordó su propuesta de crear "una tercera fuerza política" ante "la polarización y vacíos que se están dando en la vida política del país" Sin miramientos, consideró que la situación del PRD "es dramática" y que "su proceso de erosión está siendo más rápido aun que el del PRI" y alertó que de no corregir el rumbo podría terminar "siendo una fuerza marginal" Asimismo, del PAN, cuyo crecimiento "preocupa", manifestó que es un partido "que tiene estrategia de poder pero no alternativa de país ni de vida democrática" y que "gobierna con los tintes de quienes han monopolizado el poder en México" El exasesor echeverrista y cardenista, egresado de Harvard y habitante de Tepoztlán, dijo, con visión profética, que "sin querer pregonar rupturas o separaciones" prevé el distanciamiento entre "el dúo más eficaz que ha tenido la política mexicana: Cuauhtémoc Cárdenas y Porfirio Muñoz Ledo" Y así fue, efectivamente La entrevista Sumido en el sofá negro de la sala de su casa, rodeado de fotos de la campaña y de familia, explicó que el libro "es una reflexión de una derrota a partir de la posibilidad de una victoria Si queremos evaluar los resultados por las movilizaciones que se dieron en la campaña, tendremos que decir que perdimos por una causa desconocida, por una conspiración siniestra; tendríamos que decir que la explicación del resultado de la elección no está en nosotros ni en nada que hayamos hecho sino en el comportamiento perverso y siniestro del régimen Pero creo que ya no sirve de nada echarle la culpa al gobierno y que a partir del 21 de agosto nos perjudica gravemente continuar haciéndolo" ?A lo largo de la lectura del libro vamos conociendo dos Cárdenas Uno lleno de virtudes y otro de defectos ¿Existieron dos candidatos? ¿Hay dos Cárdenas? ?Hay sólo uno Si nosotros nos quedamos con el Cárdenas de la absoluta integridad, de la dignidad personal, de la congruencia y la honradez, de los principios y las convicciones, el de las grandes virtudes humanas, el del liderazgo y lo deificamos, estamos incurriendo en el proceso de crear caudillos, el que tanto hemos criticado y tanto ha dañado el avance político del país Cárdenas es también el líder que incurre en los vicios y fallas que tienen todos los liderazgos del mundo, hasta los más santificados como Gandhi y Martin Luther King Es el Cárdenas humano, el de una dimensión como cualquiera de nosotros, no es el Cárdenas santón Así, los dos Cárdenas interactúan Este libro es un texto que reverencia a Cárdenas pero que también lo ubica como un líder con eficiencias y una deficiencia importante en mi opinión: su falta de proyección estratégica en términos estrictos de la concepción de la lucha por el poder Porque Cárdenas no es un pragmático y quizá esto, que pueda ser entendido como una deficiencia desde el punto de vista político, es una cualidad desde el punto de vista humano La otra dimensión que me parece importante entender hoy del liderazgo de Cárdenas es que como todos los liderazgos, son más eficaces dentro de ciertos escenarios y el proceso de evolución política, la fluidez de los acontecimientos, la capacidad de recuperación del sistema va desfasando algunos de los elementos de esa eficacia El sistema político mexicano es un organismo que se inocula con sus propios críticos y que se defiende con sus propios anticuerpos, de la denuncia, de la crítica, del reto, del ataque Como movimiento cardenista, nosotros le dimos al sistema político suficientes elementos para que tenga los antídotos contra Cuauhtémoc Por eso, si nosotros como movimiento no transformamos nuestro liderazgo para que ese antídoto ya no funcione, quedaremos en una posición de vulnerabilidad ?Quizá le pueda parecer temeraria la conclusión pero pareciera por la lectura del libro que Porfirio Muñoz Ledo debió ser el candidato y no Cuauhtémoc Cárdenas ?El liderazgo de Porfirio y Cuauhtémoc es un liderazgo que funciona mejor en mancuerna Lo que hago en el libro es dimensionar las virtudes políticas de Porfirio como el gran tribuno, el gran polemista y el gran visionario de la estrategia política porque creo que ahí estaban los ingredientes para haber logrado que la candidatura de Cuauhtémoc adquiriera también esa dimensión sin menoscabo de su fuerza moral y su integridad y pulcritud Pero esa alianza nunca llega a cuajar Esa combinación dialéctica que debió haber existido entre esas dos personalidades políticas y entre esos dos arquetipos no se dio Yo sugiero por ello en el libro, que Cuauhtémoc se hubiera ido a hacer la campaña en el terreno de la lucha electoral y le hubiera dejado todo el andamiaje de la construcción, el sustento político de esa campaña a Porfirio para que estratégicamente fuera abriendo brecha en la negociación con el gobierno en los aspectos que iban a apuntalar esa campaña y no en los aspectos absurdos que exigía Samuel del Villar Porfirio tenía claro que lo que había que abrir eran los medios de comunicación, crear condiciones de mayor imparcialidad del Estado en el manejo de los recursos para apoyar al PRI, ir neutralizando la capacidad del gobierno para limitar el avance del movimiento cardenista en donde era más eficaz y no en la hipótesis fantasmagórica de una mano negra metida en las computadoras que nunca nadie llega a descubrir y que llega a ver sus huellas por todos lados pero que nunca nadie fotografía Sin negar la posible existencia de un formidable fraude en el padrón, esa fantasía del padrón electoral fue fundamentalmente lo que le quitó a Porfirio capacidad de ser eficaz Ese liderazgo dual entre Porfirio y Cuauhtémoc sí se dio en el 88 Ahí Porfirio muestra una de sus más grandes cualidades políticas que es la de someterse a un liderazgo cuando es un hombre de grandes ambiciones Reconoce la superioridad política real del liderazgo de Cuauhtémoc y hacen una campaña de mancuerna espontánea, ágil y activa que en el 94 no sólo no funciona sino que no existe No hubo una coordinación, no hubo congruencia clara entre la dirección del partido y la campaña presidencial Eso que hubiera potenciado grandemente las dos fuerzas arquetípicas del liderazgo perredista por alguna razón no se dio ?¿Imagina viable el trabajo político de Porfirio y Cuauhtémoc en espacios distintos? ?Nadie es indispensable y por tanto no hay combinaciones indispensables Hay combinaciones eficaces, poderosas, portentosas, como ha sido en la vida política de México la de Porfirio y Cuauhtémoc Ha sido el dúo más eficaz de la política mexicana No conozco una experiencia donde dos personalidades políticas tan disímbolas hayan embonado tan eficazmente con tal efecto demoledor en un escenario nacional como se dio en el 88 ?¿Se explicaría su trabajo en lugares distintos? ?Es posible que ocurra y no necesariamente es pregonar rupturas o separaciones Estamos viviendo escenarios decisivos para el PRD que es una fuerza decadente en la política mexicana ¿Por qué lo digo? Porque ya no tiene más adeptos que los que tenía antes, tiene menos; ya no convence a más gente de la que convencía antes, convence a menos, porque su fuerza se va haciendo más compacta, más dura, pero también más pequeña, va perdiendo bastiones Hay que ver solamente los resultados electorales y las tendencias de opinión pública para entender que el PRD está ante un proceso que exige una recomposición que pasa por su liderazgo Pero todo esto es una cuestión que concierne al PRD y el libro no está construido con la óptica de su reforma interna, sino con la óptica de la reflexión sobre la experiencia de la lucha por la transición democrática y el poder de Cuauhtémoc y su movimiento ?Algunos de los señalamientos que hace a Cárdenas en el libro son similares a los que utilizaron los detractores de Cuauhtémoc en el sexenio pasado ?Lo más difícil de este libro es que parte de la idea de que hay que comenzar a hacer la reflexión crítica de nuestras propias acciones Por tanto, estamos encontrándonos en el camino con muchas de las críticas que nos hacen de fuera Estamos encontrando la relación que hay entre lo que nosotros hacemos y lo que nos critican y creo que ese es un elemento sustantivo de nuestra vulnerabilidad como fuerza ?En todo esto, en los aciertos y desaciertos de la campaña, ¿en dónde se ubica, cuál es la autocrítica? ?Yo fui parte del equipo de campaña, soy compañero de lucha en este tramo y definitivamente en todo lo que yo señalo como errores o deficiencias estratégicas me siento copartícipe plenamente de ello Por eso insisto en defensa del libro: está escrito a partir de la experiencia de la derrota y no para justificarme Todos los planteamientos incluidos en el libro se los hice a Cuauhtémoc a lo largo de la campaña, pero la reflexión armada, en su conjunto, obedece al resultado y por tanto soy corresponsable del resultado tanto como cualquier otro de los que integramos ese equipo de campaña ?Pareciera sin embargo que con hechos concretos se estaría deslindando de esto Por ejemplo, su separación de la fracción parlamentaria del PRD ?Yo creo que ha habido un distanciamiento natural con el PRD pero no provocado por mí Las relaciones con el partido están desgraciadamente regidas por la reacción que ha habido del propio PRD a dos decisiones mías; pronunciarme como diputado ciudadano y el libro El PRD ha encontrado difícil asimilar estas dos acciones y se ha dado una gradual actitud de rechazo hacia mí, que entiendo como natural de una fuerza política que no alcanza a comprender razones y motivos Yo creo que estamos viviendo en el país un momento muy importante, el de la apertura de los que demandamos la apertura, aquellos que pensamos que la construcción de una alternativa política pasa primero por ser congruentes con lo que predicamos Hay cierto desfase entre el discurso aperturista del PRD y su comportamiento muy defensivo respecto a las reflexiones críticas que se puedan hacer Respecto a la decisión de ser diputado ciudadano fue tomada previa a la elección A Cuauhtémoc y Porfirio les dije que aceptaba ser candidato bajo los términos acordados por ellos mismos para los aspirantes externos, esto es, entre otras cosas, sin la obligatoriedad de engrosar al PRD Por lo demás, yo no solicité que me hicieran candidato; incluso en varias ocasiones pedí que se me retirara y no lo hicieron ?No he escuchado que alguien comente que su libro contiene mentiras e independientemente de que uno pueda o no estar de acuerdo con sus conclusiones, al menos el debate en el PRD no se está dando sobre el contenido, sino sobre si debió escribir lo que escribió ¿Veía venir esto? ?Hay gente dentro del PRD que ha dicho que no van a leer el libro, que no lo han leído o no lo han acabado de leer Parece ser la decisión de tomar distancia del texto para hacer un juicio sobre el autor y no sobre el libro Vamos a ganar fue escrito sobre un hecho político público No me invitaron, no me convocaron a una lucha clandestina, ni a una conjura secreta, ni me pidieron que firmara un documento en el cual me comprometía a mantener en secreto todas las conversaciones que tuviera al interior de esta contienda Yo creo que la confidencialidad se mantuvo en tanto cuanto la información pudiera influir sobre el curso de la elección Este libro está escrito guardando escrupulosamente los términos de mi adhesión a la campaña de Cuauhtémoc Cárdenas, pero en congruencia también con mis convicciones de que la política debe ser abierta y transparente Es un libro muy incómodo porque es como pasar de la falda hasta el huesito a la minifalda Es parte de un proceso de apertura nuestra, de los que estamos en la lucha por la democracia En este momento considero que es más importante que nosotros hagamos las reflexiones sobre nosotros mismos y sobre estrategias de lucha que seguir criticando al gobierno ?A lo que usted llama, en la introducción del libro, imprudencias de su parte, en el PRD le están llamando deslealtad y traición ?Escribir un libro no es un acto de traición Traición es un acto que se hace a escondidas, es llegar por la espalda y atacar Todo lo que tenga que decir sobre la campaña está razonado en el libro y no hay nada que sea una deslealtad o traición a Cuauhtémoc y a su lucha Es un libro escrito desde la causa, desde mi admiración al liderazgo de Cuauhtémoc, pero es un libro muy franco Es un libro de un amigo que en familia y hacia los demás discute la necesidad de cambiar de comportamiento pero lo hace en todo aquello que es legítimo hacer público No me meto con la familia de ninguno de los participantes, ni con la vida privada de nadie, no juzgo sobre sus intenciones ulteriores ni hablo de sus finanzas personales, ni estilos de vida Hablo de sus ideas y cómo las expusieron Es un libro que dignifica el debate del PRD No es crítica destructiva al partido, no es una traición, ni deslealtad ni infidencia Es un acto de congruencia y lo que aprendí de Cuauhtémoc Cárdenas es que hay que ser congruente con las motivaciones personales por las cuales uno participa en política ?Una de las críticas que se hacen al libro es de que no respetó usted la confidencialidad de personajes que colaboraron en la campaña bajo esa condición Se le acusa de haber incurrido en infidencias ?Quienes solicitaron expresamente no ser mencionados para proteger algún interés legítimo no son mencionados A veces ni siquiera aludidos Hay otros que por la delicadeza del personaje consideré prudente consultarles si estaban de acuerdo en ser incluidos en el relato ?¿Ha habido alguna inconformidad? ?Insisto: los casos que yo pensé que eran delicados y que fueron dos o tres se hicieron las consultas personalmente ?¿Cuál fue el compromiso con Cárdenas al asumir el cargo de vocero en la campaña? ?Mi compromiso con Cárdenas no empezó cuando asumí ese cargo La primera participación directa que tuve con él data de finales de 88, al colaborar en una gira que hizo por Estados Unidos Ser su vocero es resultado de un largo conocimiento y larga relación de trabajo Cuauhtémoc no puede sentirse sorprendido por este libro, al contrario, me conoce muy bien y sabe perfectamente que mi participación al lado de él siempre fue con una actitud independiente, analítica, muy crítica y muy opinativa y que en cuanto tuve responsabilidades políticas las cumplí en los términos precisos de la disciplina que implica la tarea Yo sigo sintiéndome partícipe de la causa, del movimiento que ha encabezado Cuauhtémoc, pero no creo que esa participación sea a partir de las complicidades y los silencios La complicidad de los silencios no es la lealtad a una causa y a una persona No es por lo que callas por lo que eres leal Se sabía que estaba escribiendo un libro Lo que pasa es que la expectativa era de que se tratara de un libro de exaltación, de la proeza que había sido esta campaña presidencial Nadie esperaba que yo escribiera un libro crítico ?¿Cuándo conversó con Cárdenas sobre el libro y su contenido? ?La discusión sobre el contenido del libro que tengo con Cuauhtémoc es cuando está por concluirse Visito al ingeniero y se lo platico y le hago llegar en los días subsecuentes una copia del original Le platico lo que yo creía que era necesario platicarle de inmediato, como algunos elementos de las conclusiones, los supuestos bajo los cuales había escrito el libro que, por lo demás, ya los había discutido yo con él muchos días antes Cuauhtémoc es un hombre muy generoso con sus amigos y a pesar de tener divergencias siempre fue muy claro respecto a no poner en duda las motivaciones y respetar las decisiones tal y como se las estaba comunicando Lo mismo fue su reacción al conocer el contenido del libro Dice no estar de acuerdo con muchas cosas del libro pero no pone en duda ni cuestiona en ningún momento la motivación que yo le comunico, de por qué lo escribo y el derecho que tengo a escribirlo e incluso el valor que tengo al hacerlo Estoy seguro que lo que tenga que decir Cuauhtémoc va a ser mucho más revelador, rico, acertado y veraz que lo dicho por mí Yo siento que Cuauhtémoc mismo, por más incómodo que pueda sentirse por este libro, es congruente con lo que siempre ha predicado: la apertura, el derecho a hablar y el hacerlo con franqueza ?Sobre el término de jubilación ?Yo en ningún momento he hablado de jubilación Esa palabra no existe en el vocabulario que he usado respecto al papel político de Cuauhtémoc, ni en el libro ni en declaración alguna Es una palabra desafortunadamente utilizada por Demetrio Sodi de la Tijera en la presentación del libro Yo he propuesto a Cuauhtémoc ?nunca aconsejado? que por las características del proceso político en que se encuentra el país, sería muy saludable que la contienda se haga completamente abierta, que al interior del PRD se abra completamente la discusión sobre el liderazgo y que una manera de hacerlo es que Cuauhtémoc se deslinde de la candidatura a la presidencia sin hacerlo de la causa ni por un minuto Si lo único que Cuauhtémoc tuviera como función política fuese ser candidato perenne a la presidencia, entonces opinar eso sería estar hablando de jubilación Pero de ninguna manera lo es, porque Cuauhtémoc tiene un horizonte político mucho más vasto que una candidatura presidencial Creo que tiene mucho que aportar al proceso de discusión política, a la transición democrática y, si se coloca por encima de la contienda, en la selección del próximo candidato a la Presidencia ?¿Cree que el libro está respondiendo a los objetivos que se trazó? ?La reacción quizá esté siendo muy personalizada en mí, como autor, y menos en el libro como propuesta y reflexión Ojalá vaya siendo el libro el que sobreviva en el debate como una pieza más de discusión política y no la procedencia o no de escribirlo Este libro no deben ser los Versos satánicos del PRD No se debe de satanizar al autor ni proscribir la escritura de estos libros como blasfemos, como desacatos a un deber doctrinario con el partido Estamos en época de destape, de apertura y las aperturas cuestan trabajo ?En el interior del PRD se está opinando que el libro colabora a la división y polarización interna de ese partido ?Perredistas y gente cercana al partido me han dicho que el libro puede ser un instrumento en manos del enemigo y yo creo que esa mentalidad confabulatoria es de las cosas que desmantelar Dicen que contribuye a la desunión y yo digo que, por el contrario, dignifica la discusión interna y que la discusión de las ideas nos desune Por eso el PRD va a perder Michoacán, porque no está debatiendo ni discutiendo sino peleando por demostrar quién es más perredista, quién más honesto o corrupto, quién más cercano o lejano a Cuauhtémoc La unidad a costa de callar, me parece contraproducente, destructiva para el PRD Ese falso consenso llevó al PRD a ser la tercera fuerza y lo está llevando a ser una fuerza marginal en la vida política de México En mi opinión, de aquí a que termine el presente periodo sexenal, el PRD puede dejar de ser una fuerza y alternativa para la sociedad mexicana porque su proceso de erosión es más acelerado que el proceso de erosión del PRI Lo peor que se puede hacer con este libro es usarlo como munición en una guerra interna y algunos perredistas lo están haciendo Están diciendo que este libro está inspirado por Porfirio para atacar a Cuauhtémoc y esa es la interpretación más pedestre que se pueda hacer El efecto que está produciendo el libro es indeseado y muy desafortunado, pero no es una razón para no haberlo escrito, para quedarme callado y guardar mi manuscrito hasta esperar mejores tiempos que, me pregunto, cuáles serían ?A raíz de la publicación del libro, ¿se ha modificado su relación con Cárdenas? ?No, la relación con Cuauhtémoc ha sido de amistad ante todo Si en este momento tomo el teléfono y le hablo, tengo la conversación más franca, sincera, amistosa y cordial con él, porque así ha sido siempre y no me ha dado motivos para pensar que haya variado ?Sin embargo, no fue a la presentación del libro y ha declarado, por ejemplo, que creyó que usted había ido a la campaña como vocero y no como cronista ?Hay quien quiere amarrar navajas en este momento dentro del PRD La gente que rodea a Cárdenas quiere hacerlo; buscan hacer aparecer esto como una ruptura o deslealtad Cuauhtémoc ha sido acosado injustamente durante muchos años y a él mismo le puede resultar difícil y doloroso leer el texto con algunas posiciones críticas de un amigo Pero yo creo en la madurez política de Cuauhtémoc, en su integridad, independientemente de los errores que se puedan haber cometido: Esas intrigas no empañan la relación ?¿Su relación con Porfirio se ha modificado? ?Mi relación con Porfirio sigue siendo la misma Le mandé una copia del libro, lo está leyendo Tiene muchos desacuerdos con el texto y no se ha expresado de manera particularmente entusiasta respecto a él, pero ¿quién lo ha hecho en el PRD? ?¿La publicación del libro le ha costado perder amistades? ?No, me ha costado que la amistad sea un proceso más difícil Estoy pidiendo a la amistad mucho más solidez y congruencia cuando hablo con esta franqueza Y eso estoy demandando de mis amigos que se mencionan en el libro y del propio Cuauhtémoc: que haya congruencia Creo que mi papel y comportamiento dentro de la campaña, dentro de su movimiento, desde que lo conozco, me ganó el derecho de escribir el libro He sido un colaborador leal y entregué todo lo que podía: tiempo, dedicación, riesgo, compromiso personal, como para que nadie, y él menos que nadie, ponga en duda el derecho a escribirlo ?¿Su libro está recibiendo un trato justo? ?Creo que mucha gente le ha dado un tratamiento injusto y el más injusto que le pueden dar a un libro es señalar con el dedo índice al autor Yo creo que el destino más desastroso para el PRD y obviamente para el autor, es convertirlo en los Versos satánicos Si hay un perredista ?y hay más de uno? que me dice no compro tu libro, no lo leo porque nunca debió ser escrito, es ponerse en el fundamentalismo islámico ?El libro le está dando más dolores de cabeza que satisfacciones ?Me ha producido sensación de dolor Lo que tengo como patrimonio más importante, resultado de mi actividad, es el prestigio y la integridad y los dos se han puesto en entredicho ?¿Cómo explica su propuesta planteada en el libro de crear una tercera fuerza política? ?No es una intención asociada al proyecto político de nadie en particular y de quienes se han mencionado como los autores intelectuales del libro por usar esa metáfora Es decir, este se ha querido ver como parte de una estrategia o arma de Manuel Camacho, de Porfirio Muñoz Ledo o de alguien del gobierno como Esteban Moctezuma Nada más lejano a la realidad Eso va a quedar demostrado en los hechos como he demostrado mi integridad hasta ahora en mi actividad política En el libro no hay otra razón que la de proponer nuevos caminos para transitar, no nuevos caballos negros para sacar a la luz Mi propuesta de la tercera fuerza es porque se están polarizando las cosas y creando vacíos Ya no podemos seguir peleando en función de los procedimientos, tenemos que pelear en función de las alternativas políticas de poder Hay que poner la lucha por el poder como instrumento de la implantación ulterior de la democracia El poder y el PAN Finalmente, en ese contexto, Adolfo Aguilar Zínser dijo que la "comparación paradójica" del PAN con el PRD señala que Acción Nacional "tiene estrategia de poder pero no una estrategia alternativa de país, ni una propuesta democrática acabada EL PAN es un partido que se lanza por el poder para administrar, no para dar toda una nueva versión o edición de la gobernabilidad nacional "El PAN se lanza por el poder para ocupar espacios y modificar las correlaciones de fuerza, no para avanzar con una propuesta de cambio democrático perfectamente construida y articulada Al contrario, en la medida en que el PAN se hace más copartícipe de las responsabilidades de la administración y de la autoridad, se diluye más su propuesta política, se relativiza más, se desdibuja más Ha dejado de ser una fuerza de oposición para hacerse fuerza de gobierno y se hace fuerza de gobierno adquiriendo los tintes de quien monopoliza el gobierno, no los tintes que el origen panista aporta "Por eso yo creo que hay esta paradoja entre el PRD y el PAN El PRD tiene mucho más una propuesta alternativa sobre todo en el terreno de la transformación social del país pero no tiene estrategia de poder y por tanto su propuesta alternativa no tiene claridad ni capacidad de convocatoria amplia" (Proceso 963 / 17 de abril 1995)

Comentarios