Las "complicidades" del presidente Portillo

sábado, 26 de octubre de 2002
Con base en un documento elaborado por investigadores de Cambridge, integrantes del programa Hemisphere Iniciatives, el gobierno de Estados Unidos mostró a Guatemala la cara dura de su política exterior al acusar al gobierno del presidente Alfonso Portillo de mantener "complicidades" con el narcotráfico y la corrupción Si bien la citada nación, como cita Proceso en su edición del 27 de octubre, amenazó con denunciar ante la Organización de Estados Americanos (OEA) la "intromisión estadunidense", al final suavizó su posición y se plegó parcialmente Como consecuencia de lo anterior anunció la desaparición de su Departamento de Operaciones Antinarcóticas (DOAN), que fue reemplazada por una unidad de inteligencia, destituyó a los titulares y auxiliares de las 40 fiscalías de la nación e inició una investigación contra militares señalados como presuntos miembros de redes del crimen organizado De acuerdo con analistas consultados por Proceso, y cuyas impresiones reproduce en su edición que empieza a circular desde el domingo 27 de octubre, detrás de la llamada de atención de Washington estaría la preocupación estadunidense por frenar los fenómenos de lavado de dinero, narcotráfico y corrupción que ha extendido sus redes hasta el primer círculo de poder en países como Nicaragua y Guatemala Paralelamente, acusan al gobierno estadunidense de querer presionar a estados que puedan ser puertos de entrada de armas y droga con destino a territorio norteamericano, en un contexto internacional en el que la guerra contra Irak podría estar próxima

Comentarios