Menem: el dinero del desengaño

sábado, 9 de febrero de 2002
Ginebra - Las autoridades suizas señalaron desde el pasado mes de octubre que el expresidente argentino Carlos Menem estaba relacionado directamente con dos cuentas bancarias abiertas en la vasta plaza financiera helvética En total, el monto alcanza "una cifra inferior a los 10 millones de dólares", según palabras del propio juez de instrucción que llevaba el caso, Claude Wenger, quien ordenó el bloqueo inmediato de esos fondos La razón --de acuerdo a fuentes judiciales de Ginebra-- se atribuye a un proceso de "enriquecimiento ilícito durante su mandato" Es decir, al lavado del dinero resultante de las transacciones de armas a Croacia y Ecuador, realizadas entre 1991 y 1995 y que, según las investigaciones del Parlamento argentino, habrían dado beneficios por 60 millones de dólares, especialmente a los Menem Gracias a una ley suiza promulgada en 1998 en virtud de la cual se obliga a las instituciones financieras a comunicar al Ministerio de Justicia toda cuenta que pueda parecer sospechosa, varios bancos revisaron las fortunas de sus "destacados" clientes y de esta forma las dos cuentas fueron descubiertas La primera de ellas, de 650 mil dólares depositados en una sucursal ginebrina del banco UBS, beneficiaba a la primera esposa de Menem, Zulema Yoma, y a la hija de ambos, Zulemita, pero consta que fue abierta por el propio ex mandatario, según aclaró en su momento Wenger La segunda, cuyo monto permite que el total de ambas se acerque a los 10 millones de dólares, está a nombre de una sociedad detrás de la cual se encuentra Ramón Hernández, el antiguo secretario personal del otrora mandatario rioplatense Suiza reaccionó seriamente a este caso, sobre todo por su necesaria política interna que urge a los bancos a limpiar la imagen de paraíso fiscal que se han forjado por casos parecidos a éste Por ello, y dada su relación familiar con una ciudadana argentina, Wenger dejó la investigación en manos de Paul Perraudin, el mismo magistrado que indaga desde hace varios meses sobre la fortuna de otro expresidente latinoamericano que acumuló fondos presuntamente turbios durante su mandato: Carlos Salinas de Gortari, sobre quien, según trascendió, deberá finalizar sus investigaciones en los próximos días y decidir sobre los 140 millones de dólares que se le atribuyen Las conexiones De acuerdo con una investigación periodística publicada en el semanario ginebrino L?Hebdo, el juez federal argentino Jorge Urso reaccionó a la iniciativa helvética y se apresuró a entregar a Perraudin, el 20 de septiembre pasado, una lista con 200 nombres de personas sospechosas y cercanas a Menem Según las indagaciones de las dos periodistas a cargo de la nota --que cuentan con copia de todos los documentos y las revelaciones de varias fuentes-- , "el tráfico de armas a Ecuador y Croacia, en el cual Menem está mojado hasta el cuello, habría significado unos 100 millones de dólares, según consta en las demandas judiciales " La lista que recibió Perraudin vincula también a Monzer Al-Kassar, el traficante de armas de origen sirio, primo lejano de Menem y ya conocido por la justicia de Ginebra: en julio pasado las autoridades locales congelaron sus cuentas por su responsabilidad en la venta ilegal de armas polacas en los Balcanes, violando el embargo decretado por Naciones Unidas Otro personaje conocido de la política bonaerense, Alberto Kohan, ex secretario general de la presidencia de Menem e íntimo de éste, también está bajo la lupa de Perraudin, tras dos comisiones rogatorias enviadas por la justicia argentina solicitando antecedentes sobre sus posibles cuentas en Suiza Kohan es procesado por las autoridades de su país por enriquecimiento ilícito entre 1989 y 1999 Su nombre aparece en las investigaciones sobre corrupción, pero también sobre el mismo caso de tráfico de armas En este contexto, el juez de Buenos Aires solicitó a su homólogo suizo especial cooperación con tal de ver los alcances internacionales de las negociaciones de Kohan y así poder avanzar en la complicada madeja de la corrupción Entre los datos facilitados por la justicia argentina destaca uno: Kohan es el único propietario de la sociedad minera Argmine Investments, con sede en las Islas Caimán, y en la que la empresa suiza Cap Con SA poseería un 10% de participación El magistrado argentino pidió los eventuales movimientos bancarios entre las dos sociedades para encontrar el rastro de la cuenta BSWI 902 SU 9504 ARG, en el banco SBS, hoy perteneciente a la UBS Según la investigación de la revista L?Hebdo, un nombre clave en la vida política y en la suerte de Menem cayó en manos de la investigación alpina Se trata del actual procurador general de Argentina, Nicolás Becerra, gracias a cuya sentencia el exmandatario logró salir en libertad tras las acusaciones por tráfico de armas que lo retuvo varios meses en arresto domiciliario Es gracias a él, también, que Menem logró salir de su país y cumplir con su promesa de una luna de miel en México con su segunda esposa, la chilena Cecilia Bolocco Incluso, fue Becerra quien ayudó a Monzer Al- Kassar en la obtención de la ciudadanía argentina Según Juan Gasparini, periodista que en junio pasado publicó los resultados de una profunda investigación sobre narcoterrorismo en Chile y Argentina, en un libro titulado La Delgada Línea Blanca, la cuenta de Becerra fue abierta en 1991, en Mendoza, cuando el jurista dirigía un estudio de abogados en esa ciudad Gasparini afirmó a Apro que la cuenta lleva el nombre de "Naranja, color de la lista justicialista, su partido", sin precisar el saldo posible Los fondos se encontrarían "en una sucursal de Zúrich del banco Crédit Suisse El administrador de la cuenta de Becerra, el suizo Hans Peter Winkler, fue delegado de esa entidad bancaria durante 20 años en la plaza financiera de Montevideo, nuestro paraíso fiscal de la región" Según las informaciones obtenidas por L?Hebdo, Becerra pidió a Winkler que la correspondencia bancaria no le fuera dirigida a su domicilio, sino a su agencia de cambios de confianza en Mendoza, Maguitur, de propiedad de la exdiputada menemista Ana Mosso, hoy involucrada con los carteles colombianos de la droga, según un informe de la Cámara de Diputados de ese país Winkler, en su aparición en la prensa helvética, admitió haber realizado repetidos viajes a Montevideo y a Mendoza para atender clientes y reconoció que trabajó con Maguitur, pero aseguró que no recordaba a Becerra, sin por ello descartar que éste tuviera una cuenta en su banco Futuro en juego Desde su liberación, y de manera más elocuente en las últimas dos semanas, Menem ha aprovechado cada micrófono o periodista dispuesto a escucharlo para prevenir acerca de su regreso triunfante a la Casa Rosada Se presenta como única opción de gobierno Para ello critica severamente la labor del nuevo presidente, Eduardo Duhalde, incluso cuando éste no había siquiera tenido la posibilidad de ejercer su cargo Sin embargo, de acuerdo a las conclusiones de las periodistas de L?Hebdo, el futuro de Menem no se verá en las urnas electorales, sino que se decide aquí, al borde del lago Leman La razón es obvia: si las acusaciones de lavado de dinero se verifican con las cuentas ya encontradas, sus fechas de apertura y sus montos, será difícil que el expresidente pueda justificar tal fortuna Bajo tal sospecha nuevas investigaciones deberán ser abiertas, esta vez a nivel internacional Y la posibilidad de un nuevo mandato peronista liderado por Menem se perfila extremadamente difícil, pese a sus discursos y planteamientos optimistas Es más, corre el riesgo de volver a la confortable casa de su amigo Armando Gostanián, en las afueras de Buenos Aires, donde pasó sus cinco meses de arresto domiciliario Es por eso que el exmandatario ha reaccionado rápido a esta situación Hace tres semanas, durante sus vacaciones, contrató los servicios de un abogado para controlar los hechos de Ginebra Y se inclinó por Pascal Maurer, el mismo que defendió a Luis Martínez, un paramilitar argentino, que fuera detenido en Suiza en los años 80 cuando cobraba el rescate del secuestro del banquero uruguayo Carlos David Koldovski, raptado en la capital argentina Asimismo, Menem ha insistido en desmentir la existencia de las cuentas suizas pese a las informaciones oficiales dadas por las autoridades judiciales Incluso las desafió El procurador de Ginebra, Bertrand Bertossa, en una reciente comida informal con la prensa internacional, sonrió al enterarse de la actitud de Menem, agregando que no puede "sino confirmar la existencia de ambas cuentas y del monto de ellas, tal como Wenger afirmó" Bertossa, preocupado por despejar toda duda respecto a esta situación, añadió que "personalmente recibí la información respecto a la existencia de tales fondos hace ya varios meses, tanto de parte de los bancos como del gobierno argentino" Según L'Hebdo, los "pataleos" de Menem podrían continuar un tiempo: los bancos helvéticos aún no se han pronunciado abiertamente respecto a los demás fondos sospechosos, que podrían dar la pista del dinero restante Es decir, posiblemente 90 millones de dólares más El testigo "C" El 18 de julio de 1994 la población de Buenos Aires no creía lo que ocurría en pleno centro de la ciudad Una sangrienta explosión redujo a cenizas la moderna sede de la Asociación Mutual Israelita de Argentina (AMIA) Más de 80 personas perdieron la vida y cerca de 200 resultaron heridas Después de siete años de investigación, los peritajes apuntan hacia la pista iraní, y más aún, indican que Menem, entonces Presidente, habría "guardado silencio" respecto a las evidencias de que el atentado había sido organizado por extremistas de Irán Ello, a cambio de 10 millones de dólares La eventual responsabilidad de Menem quedó al descubierto hace sólo unos días, cuando el portavoz del Gobierno suizo confirmó que a mediados de diciembre el fiscal de Argentina, Eamon Mullen, solicitó una nueva investigación a los bancos helvéticos con tal de determinar si existen cuentas a nombre del exmandatario, de la República de Irán o de antiguos representantes de ese régimen, que podrían vincularlo con el caso AMIA A lo anterior se suman las declaraciones del "testigo C", un ex dirigente de los servicios secretos iraníes, que luego colaboró con la inteligencia alemana Hoy protegido con nueva identidad, el hombre asegura que podrá reconocer al emisario argentino que habría gestionado un cobro de 10 millones de dólares en favor de Carlos Menem para encubrir a los culpables del atentado También afirma que el monto fue depositado en un banco de Luxemburgo ubicado en Ginebra La cifra coincide con la descubierta en octubre en la misma ciudad