En la Cumbre de Monterrey somos víctimas de la marginación: CLAI

martes, 19 de marzo de 2002 · 01:00
Monterrey, N L- Activistas miembros del Consejo Latinoamericano de Iglesias (CLAI) interrumpieron intempestivamente una conferencia dentro de la Cumbre de Monterrey, en la que se daba lectura a un documento elaborado por ellos en español, pero que no se estaba traduciendo al inglés, como es la norma Los organizadores se justificaron al decir que carecen de personal de traducción suficiente y por ello sólo habrá ese servicio en "eventos oficiales" El documento titulado "Globalizar la vida plena", elaborado por el CLAI, denuncia la "insuficiencia" y "ambigüedad" de las soluciones propuestas en el Consenso de Monterrey para solucionar la pobreza Se leía durante los encuentros entre ONG que se realizan dentro de la Conferencia sobre la Financiación para el Desarrollo Además, asegura que el actual modelo económico vuelve a los países pobres "pordioseros" frente a los poderosos El modelo neoliberal, apunta, invierte los valores de igualdad, solidaridad y responsabilidad, y promueve el ocio, la usura y la especulación El consejero del CLAI, Juan Pedro Schaad, leyó el documento ante los asistentes, pero al poco rato de iniciada la lectura se percató que la traducción simultánea al inglés no se efectuaba Un activista puertorriqueño, Angel Luis Rivera, se encaminó furioso a la cabina de traducción en donde reclamó airadamente al traductor "¿Por qué no traduces, por qué no traduces? ¿Quién te dio la orden?", gritó Antes, Schaad había pedido reiteradamente ante el micrófono que el discurso fuera traducido; sin embargo, como se vio después, no funcionó El traductor interpelado por Rivera se justificó diciendo que tenía "órdenes" de no traducir la conferencia al inglés Los gritos llamaron la atención de la prensa Ante reporteros, el activista denunció: "Estamos siendo víctimas de una marginación Vemos que en esta cumbre se le están cerrando los espacios a las ONG mediante detalles como este, que es pedir una simple traducción", dijo enojado El lector, Schaad, al terminar su exposición, dijo ante el micrófono que presentaría una denuncia formal ante los organizadores del evento En respuesta, la coordinadora de conferencias, Susan Markhamm, ofreció más tarde disculpas y señaló que la decisión de no traducir esa conferencia obedeció a una falta de personal Desde un principio, dijo, se acordó traducir sólo "eventos oficiales" y ese criterio se aplicaría en toda la cumbre Ante los medios, se excusó por no poder dar el servicio de traducción en todas las conferencias19/03/02