Interponen denuncia penal contra Carpizo; "puros refritos", dice el exprocurador

viernes, 12 de abril de 2002
México, D F- Diputados panistas de Jalisco interpusieron una denuncia penal en contra de Jorge Carpizo, exprocurador General de la República, por el supuesto ocultamiento de información en torno al asesinato del cardenal Juan Jesús Posadas Ocampo, ocurrido en 1993 Al respecto, el exfuncionario aseguró que las acusaciones que se le imputan son "puros refritos" e inventos y que él será quien dé a conocer información en realidad nueva, cuando publique su libro Durante un evento realizado la noche del jueves en el Museo Nacional de Antropología, Carpizo MacGregor se mostró irónico y despreocupado respecto de la denuncia que por la mañana se interpuso en su contra Dijo que este recurso es una reacción provocada por el libro que prepara Aseguró que en torno de dicha demanda comparecerá a declarar sin ningún problema, "feliz de la vida", y agregó que "si se juzga que no cumplí con la ley, que se me aplique, pero también a quienes me han acusado" Entrevistado antes de un evento realizado en el Museo Nacional de Antropología, donde la prensa esperaba ansiosa alguna declaración, el actual investigador del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM manifestó, de golpe, que el anuncio de la Iglesia católica, en el sentido que presentaría en breve nuevas y reveladoras pruebas sobre el crimen del cardenal, y la denuncia en su contra, son reacciones provocadas por la próxima aparición del libro que escribió en coautoría con Julián Jardi: "El asesinato de un cardenal" Carpizo acusó a los diputados de estar denunciando "puros refritos", puras acusaciones que ya se habían hecho en el pasado, y que "siempre he contestado con toda claridad y franqueza" Comentó que hace un año le prometió a la sociedad mexicana, "con toda franqueza", que publicaría un libro en el que respondería todas las preguntas que han surgido en torno del caso Posadas Asimismo, a quienes presentaron la denuncia los acusó de actuar en su contra por el temor que les ocasiona ese texto que comenzará a circular en mayo de este año En este libro, añadió el exprocurador, "queremos dejar un testimonio histórico" que deje en claro que cada afirmación e imputación está basada en un documento oficial respecto del caso Posadas; la diferencia es que las revelaciones sobre el homicidio del presbítero no son las mismas que año con año hace la PGR en torno al caso "Muchas partes no las van a creer", pero no van a dudar de lo que se diga, porque nos remitiremos a los documentos originales Aseguró que todo lo que presentará confirma la hipótesis original: "Hubo una confusión de vehículos y ahí va a quedar claro qué fue lo que se dijo 48 horas después de ese crimen" En resumidas cuentas, señaló, se confirma la versión del Nintendo "A mí me gusta porque la vida tiene que tener una parte lúdica, es el primer gran esfuerzo de México y uno de los primeros en el mundo de dar una explicación a la sociedad con la metodología y las técnicas más modernas" Agregó que al investigar para hacer el libro hasta él se sorprendió "Yo mismo no conocía muchas cosas, porque cuando fui procurador había cosas que yo no conocía, que me han dejado con el ojo cuadrado, pero nadie las conoce porque nadie se ha tomado la molestia de leer la averiguación previa, y es natural ¿Se imaginan lo que son 27 mil páginas?" Horas antes, en Jalisco, ante el pleno del Congreso local, el diputado Fernando Guzmán Pérez Peláez informó de la denuncia interpuesta en contra del también exrector de la UNAM El legislador aseguró que Carpizo escondió pruebas de la grabación de conversaciones telefónicas que hacía el cardenal Posadas Ocampo Dichos testimonios fueron localizados el 3 de julio de 1993, durante un cateo realizado a una de las casas de Amado Carrillo Fuentes, "el señor de los cielos", en esta ciudad, pero esa información siempre la ocultó el exfuncionario del expresidente Carlos Salinas de Gortari La denuncia señala que el exprocurador ocultó la información de los nueve discos presentada por Sandoval Iñiguez y que era relevante para la investigación del asesinato del prelado y que, según la PGR, fue producto del enfrentamiento entre las bandas de narcotraficantes encabezadas por los Arellano Félix y Joaquín "El Chapo" Guzmán El coordinador de la fracción estatal de diputados jaliscienses informó que la querella fue presentada ante la PGR "por los hechos realizados por el doctor Jorge Carpizo, siendo procurador General de la República, y otros funcionarios, que pueden ser constitutivos de delitos contra la administración de la justicia" Dijo que Carpizo falseó su declaración "respecto de la participación del Ejército Nacional Mexicano en la investigación del homicidio del cardenal y seis personas más, además de que consintió que una autoridad diferente al Ministerio Público, sin facultades, realizara actos de investigación, detenciones, cateos e interrogatorios, que posteriormente los integró como actuaciones" La denuncia judicial está puesta también contra todas aquellas personas que hayan actuado de manera dolosa, ocultando o sustrayendo pruebas del caso Posadas Ocampo Se señala, entre otros, a Rodolfo León Aragón, exdirector de la Policía Judicial Federal, así como a Antonio García Torres, José Luis Stein y José Luis Ramos Rivera, este último excoordinador de asesores de Carpizo, entre otros exfuncionarios En la misma finca había, además, ropas que habrían vestido los pistoleros en el momento de realizar las siete ejecuciones en el estacionamiento del Aeropuerto Internacional de Guadalajara, entre ellas la del cardenal Posadas Se mencionan también otras pifias del exprocurador general Carpizo, entre ellas el no haber actuado en su momento para detener a los hermanos Arellano Félix cuando se presentaron en la nunciatura apostólica para dar la versión de los hechos y quienes, además, pretendían hablar directamente con Salinas, así como la pérdida de videos de los acontecimientos del 24 de mayo de 1993, según denuncia hecha en su momento por Eduardo Valle Espinosa Carpizo y Salinas de Gortari "conocieron la ubicación física del lugar en que se encontraba Ramón Arellano Félix, pero el doctor Carpizo McGregor determinó no aprehenderlo, pese a que la persecución de los delitos y la aprehensión de los delincuentes le incumbía", concluyó el diputado panista 11/04/02