La diplomacia de la "alfombra voladora" de Venezuela disparó los precios del petróleo

viernes, 12 de abril de 2002
Caracas - Los analistas estadounidenses se mostraron preocupados por el surgimiento de un nuevo actor en el escenario mundial que departía con los declarados archienemigos de Washington y hacía que los automovilistas estadounidenses lo pensaran dos veces antes de llenar su tanque de gasolina El ahora expresidente venezolano Hugo Chávez supo utilizar la riqueza petrolera de su país como un trampolín al primer plano internacional, codeándose nada más y nada menos que con Sadam Hussein y Mua?mmar Gadafi, en el marco de una gira de nueve días por 10 países de la OPEP, a la que el canciller José Vicente Rangel no vaciló en calificar como el viaje más importante que jefe de estado (venezolano) alguno haya realizado Chávez volvió totalmente reivindicado y revitalizado en lo internacional y lo precios petroleros tocaron las nubes: por arriba de los 3200 dólares el barril La entrevista de Hugo Chávez con el jefe de estado iraquí Saddam Hussein, se convirtió extrañamente en uno de los hechos noticiosos de aquélla semana en el mundo globalizado Paradójicamente, en ello influyeron altos funcionarios estadounidenses, quienes intentaron torpedear la "petrogira" de Chávez Fue contraproducente El mandatario venezolano fortaleció su imagen en el frente interno y en el internacional y a la vez estimuló el interés por la II Cumbre de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), programada para fines de septiembre en Caracas, y "a la que no asistirían Sadam ni Gadafi, por razones obvias", al decir del propio mandatario venezolano Al día siguiente de sus declaraciones, el mismo vocero moderó el tono de sus advertencias y reconoció el derecho de Chávez a actuar con plena independencia No tenía más remedio: ni el presidente venezolano se había amedrentado ni la comunidad internacional estaba dispuesta a censurar su viaje Es más: la propia Kuwait, la nación invadida por Irak hace diez años, así como Arabia Saudita, entendieron la pertinencia del viaje, y los voceros de las Naciones Unidas ?generalmente sumidos en el más absoluto silencio- admitieron que el viaje se había realizado dentro de los parámetros fijados por la Organización en la aplicación del bloqueo Todos los jefes de estado de los socios de la OPEP manifestaron su satisfacción por la pragmática iniciativa de Chávez, vaciándola de cualquier contenido político e ideológico Hasta el presidente iraní Mahamed Jatami, olvidándose de la sangrienta guerra con Irak, dio apoyo logístico a la delegación venezolana para transportarse a la frontera, y cruzarla a pie hacia Irak, en una zona altamente conflictiva y explosiva Había una convicción entre los miembros de la OPEP: la violación de las cuotas de producción era muy peligrosa para cada uno de los países, porque se retornaría a la volatilidad del mercado Entonces, en lugar de haber caído en desgracia, Chávez aparecía, gracias a las urgencias y emergencia energéticas de Estados Unidos, como un aliado tácito de Washington, el mayor mercado del petróleo venezolano Nadie puede decir que se trataba de incongruencias Desde que asumió el poder en febrero de 1999, Chávez realizó ?con precisos libretos de su ministro de Energía y Petróleo, Alí Rodríguez-- llamados a las potencias petroleras del mundo (en principio junto a México y Arabia Saudita, los otros dos grandes abastecedores de Estados Unidos) para que redujeran su producción de crudo La OPEP "compró" finalmente la idea de una banda petrolera impulsada por Venezuela: si bajaba de 22 dólares el barril se bajaba la producción, si subía de 28 se aumentaba la oferta Esto llevó a que los precios internacionales del crudo se triplicasen: de 9 a 30 dólares el barril Aun cuando todos los países de la OPEP estaban ya invitados y habían confirmado su asistencia a la II Cumbre petrolera en Caracas, el toque personal de Chávez que suponía esta diplomacia de "alfombra voladora", le dio mayor relieve Chávez for export Durante muchos años ?sobre todo los últimos cinco- Venezuela se convirtió en un verdadero aguafiestas de la OPEP, excediéndose siempre de sus cuotas de producción, y en portavoz de las posiciones de Estados Unidos Esa vez intentó en cambio que el cártel petrolero no fuera un mero club de exportadores de materia prima sino que avanzara en un mayor valor agregado a través de alianzas estratégicas entre sus miembros La OPEP, que nació en un mundo bipolar, era el único cártel operativo creado por países en desarrollo que se ha tuteado con las grandes economías Esta vez, enfrentaba un mundo donde las reglas de juego las establecían las grandes potencias industrializadas, sin contrapeso alguno Chávez dijo que no imaginó que su presencia en Irak y su entrevista con Saddam Hussein se iban a convertir en la noticia más difundida en los medios de comunicación del mundo entero el jueves 10 de agosto Y menos aún que su decisión iba a mejorar su imagen, incluso, entre aquellos que su asumían su gobierno como una calamidad histórica y a su personalidad como un indescifrable y perturbador misterio La actitud desmedida del vocero del Departamento de Estado Richard Boucher al exigirle prácticamente al mandatario venezolano que no penetrara en territorio iraquí movió ?como reacción lógicamente- la fibra nacionalista de numerosos sectores y personalidades que nada tenían con ver con el proyecto bolivariano del reelecto mandatario venezolano "A pesar de su discurso, Chávez ha respetado todos los contratos sucritos en la apertura petrolera, con las empresas trasnacionales", admitió Luis Giusti, expresidente de la estatal Petróleos de Venezuela SA (Pedevesa) y quien fue despedido por el propio mandatario "El interés principal de Estados Unidos es obtener suministro constante y estable de petróleo", señaló Robert Pastorino, ex presidente del Consejo de Seguridad Nacional para América Latina durante la administración de George Bush padre Terry Karl, de la Universidad de Stanford, indica que Chávez ?aunque parezca mentira- tenía una audiencia que lo escuchaba con gran simpatía en Washington, entre ellos los dirigentes de las grandes trasnacionales petroleras "Una amplia fluctuación de los precios no sería para los productores, pero tampoco para las empresas petroleras Si la OPEP pueden generar una estabilidad alrededor de los 25 dólares por barril, sería un precio bastante más alto que el que desean los consumidores, pero no tendría queja alguna de parte de las compañías energéticas", destacó No era sólo el estado del mercado petrolero lo que preocupaba a Estados Unidos sino sus existencias de derivados, como el combustible para calefacción, que estaban por demás bajas Una semana atrás, la Agencia Internacional de Energía dijo que el factor clave era saber si los márgenes de ganancias de las refinerías estadounidenses serían "suficientes para mantener su producción de combustibles para calefacción durante el invierno" Las bajas existencias de gas, más el pronóstico de un crudo invierno ?y por ende más frío que los tres anteriores- podrían ejercer presión sobre el sistema de gas natural Desde ya se vislumbraba un alza en los precios, cuyo costo de venta al por mayor se duplicó en el último año Contacto en Bagdad Pareciera que las amenazas recibidas no causaron mella en Chávez, ya que una vez de retorno al país hizo un llamado a la ONU para que cesara el bloqueo aéreo a Irak "A mí me parece que ya es demasiado tiempo () resulta que Bagdad no es el infierno, ni Saddan es el diablo En Bagdad hay niños con cáncer, no les llega el tratamiento por el bloqueo () yo creo que eso es salvaje Hago un llamado al humanismo, todos somos hijos de Dios, eso no tiene nada que ver con asunto de política", dijo Aseguró que al momento de su viaje a Irak no sabía que ningún Jefe de Estado, democráticamente electo, había visitado esa nación "Me enteré después que el tema levantó una polvareda que nosotros jamás pretendíamos" Desestimó los señalamientos de que su encuentro con Hussein se debía a animadversión contra Estados Unidos "Yo no tengo animadversión contra nadie, lo que tengo es amor", y señaló que a aquellos funcionarios estadounidenses que se mostraron "irritados" por la visita a Irak dijo "habrá que mandarles una crema -¿cómo se llama esa crema para la irritación de los bebés-, para que no se vayan a sobreirritar", rió A su regreso al país, Chávez defendió los precios del petróleo, y argumentó que ello se debía al agotamiento normal de los combustibles fósiles: "ese petróleo algún día se va a acabar", advirtió Recordando los argumentos de la crisis de los 70 y la amenaza de los países industrializados de recurrir a fuente alternas de energía, indicó que los ingresos que se abstuvieran permitirían a "nuestros países" producir dichas fuentes alternas Resaltó nuevamente que de esos precios "justos" dependía el desarrollo de su país, así como de los otros Estados que forman parte de la OPEP, y destacó que los mismos permitirían a los países productores cubrir la demanda que se incrementaba año a año y que para el 2001 se estimó crecería en 21 por ciento "Sólo precios justos nos van a permitir seguir explorando y aumentando la capacidad de producción", señaló Chávez dijo que cada vez existía más consenso en el cártel petrolero la necesidad de mantener las bandas de precios para el precio del barril oscilaran entre 22 dólares y 28 dólares y así lograr la estabilidad del mercado Aclaró, asimismo, que el alto precio que pagaban los consumidores por los derivados del petróleo no se debía al costo de la materia prima, que sólo afectaba en 21% el costo final, sino a que 55% de él era por pago de impuestos (el 24% restante se iba en los costos de comercialización) Agregó que no sólo la OPEP intervenía en la fluctuación del precio, pues los factores especulativos eran determinantes en ese aspecto