EU evacua a su personal diplomático de Venezuela

martes, 16 de abril de 2002
Washington - Después del silencio que ha mantenido Estados Unidos respecto a la situación en Venezuela y de que circularon versiones acerca de que desconocía a Hugo Chávez como presidente del país latinoamericano, el gobierno estadunidense ?a través de su Departamento de Estado-- ordenó la evacuación del personal diplomático no esencial, y de sus familiares, de territorio venezolano, argumentando que las autoridades estadunidenses temen por la seguridad de sus connacionales, ante la situación "volátil e impredecible" de Venezuela La orden estadunidense se da en medio del silencio que la Casa Blanca ha guardado, pues a pesar de que el lunes desmintió las versiones de que desconocía a Chávez, el gobierno de George Bush todavía no avala el régimen del reinstalado presidente, cuando la Organización de Estados Americanos (OEA) ya lo hizo Diversos diarios estadunidenses informaron que el gobierno de George Bush sabía del intento de golpe de Estado en Venezuela, Washington no se ha pronunciado al respecto, aunque la Organización de Estados Americanos (OEA) ya avaló el mandato de Hugo Chávez, luego de que una comitiva viajó a Sudamerica para dar cuenta de la situación venezolana El secretario general de la OEA, César Gaviria, reconoció a Chávez como presidente de Venezuela, y reafirmó "su compromiso total con la democracia venezolana", por lo que el objetivo de viajar a ese país fue "tratar de identificar cuáles fueron los hechos que condujeron al quebrantamiento", para prevenir situaciones similares en el futuro De acuerdo con el funcionario, lo que provocó la indignación internacional respecto a la violencia del viernes en ese país sudamericano fue que el autoproclamado gobierno del empresario Pedro Carmona intentó cerrar la Asamblea Nacional (Congreso Unicameral), y ordenó la suspensión de los Poderes Judicial y Legislativo de Venezuela El apoyo a Chávez, tanto de la OEA como de gobiernos latinoamericanos que el lunes se manifestaron complacidos por el retorno del venezolano a la silla presidencial, contrasta con las evasivas del gobierno de Bush a emitir una opinión favorable a Chávez Entretanto, "se autorizó la partida voluntaria de Venezuela del personal de la Embajada que no cumple funciones esenciales y de los familiares de miembros del personal del Gobierno de Estados Unidos", enfatiza el Departamento de Estado estadunidense, en un documento denominado "Advertencia a Viajeros" También recomienda a sus connacionales que no viajen a ese país, "debido a la inestable situación de seguridad" El éxodo de estadunidenses radicados en Venezuela genera expectativa de lo que podría suceder en Venezuela, en próximos días, pues por un lado, declina criticar o apoyar públicamente el intento de derrocar a Chávez de la presidencia de Venezuela y, por otro lado, comienza a evacuar a sus diplomáticos Esas actitudes contravienen lo dispuesto en la Carta Democrática de la OEA, durante la rebelión social de Venezuela, aseguró el gobierno de Fidel Castro Durante la conferencia de Derechos Humanos de la ONU, el representante de Cuba, Rodolfo Reyes, recordó que el contenido de esa carta promueve el fortalecimiento de los sistemas representativos, y rechaza los gobiernos que provengan de acciones que rompen el orden jurisdiccional, como los golpes de Estado "Lo ocurrido en Venezuela fue una lección para los ilusos e ingenuos que aún creen en la retórica de Washington acerca de la libertad, la democracia y los derechos humanos", opinó el funcionario cubano En ese sentido se pronunció el exjefe de Asuntos del Hemisferio Occidental del Consejo de Seguridad de la Casa Blanca, Arturo Valenzuela, para quien "el silencio de Bush" sobre Venezuela "fue particularmente adverso", y sólo demostró que el primer ministro de Estados Unidos traicionó a la democracia En un artículo titulado "La traición de Bush a la democracia", publicado en The Washington Post, el excolaborador del expresidente Bill Clinton, aseguró que la actitud del presidente en turno pone en riesgo el poder de influencia de su país, en esa región sudamericana "Estados Unidos está en riesgo de perder gran parte de su considerable liderazgo moral y político que con todo derecho había ganado en una década", escribió Valenzuela The New York Times, por su parte, informó en su edición del martes que Estados Unidos ya sabía que un grupo opositor al gobierno de Venezuela quería derrocar al presidente, pues en meses anteriores, líderes de la coalición que intentaron arrebatar el poder a Hugo Chávez se habían reunido, en diversas ocasiones, con altos funcionarios de la Casa Blanca Funcionarios presentes en esos encuentros, citados por el periódico antes mencionado, dijeron que el mensaje del gobierno de Bush a los disidentes fue claro: "hay procesos constitucionales" para derrocar a Chávez No obstante, dice que ninguno de los presentes intentó desalentar a los inconformes de usar la violencia para tal fin "No los desalentábamos Nosotros enviábamos señales informales y sutiles de que no nos gusta ese tipo (Chávez) No les dijimos ?no se atrevan?, pero tampoco les decíamos ?aquí hay algunas armas, vamos a ayudarles a echar a ese tipo? No les decíamos eso", citó el periódico estadunidense The New York Times indicó que de acuerdo con sus fuentes periodísticas ni los líderes opositores a Chávez pidieron ayuda a Estados Unidos para derrocar al presidente venezolano ni ellos la ofrecieron Las reuniones secretas con líderes de la oposición a Chávez, reveladas por The New York Times, fueron aceptadas por el portavoz de la Casa Blanca, Ari Flescher Contrario a la versión del diario estadunidense, Flescher aseguró que el objetivo de dichos encuentros no fue alentar la violencia desatada el viernes pasado, antes de que el presidente venezolano fuera depuesto del cargo por 48 horas, y Pedro Carmona se autoproclamo presidente interino "Funcionarios estadunidenses se han reunido con una amplia gama de venezolanos en meses recientes, entre ellos estaban representantes del sector empresarial, incluido el presidente de la Cámara de Comercio, (Pedro) Carmona y legisladores pro-Chávez", explicó Siguiendo con evasivas, Flescher indicó que el gobierno de Estados Unidos ha dado "un mensaje consecuente" sobre la situación en Venezuela, respecto a que sus problemas deben solucionarlos sus ciudadanos y sus autoridades "de manera pacífica, democrática y constitucional" "Les dijimos explícitamente a los dirigentes opositores que Estados Unidos no apoyaría el golpe", puntualizó Contrario a la opinión del vocero, el Senado estadunidense criticó al gobierno de Bush por no pronunciarse respecto al intento fallido de golpe de Estado Esa actitud daña la credibilidad de esa nación como defensora de la democracia, aseguró el senador Christopher Dood "Yo sería el último en defender las decisiones políticas del presidente Hugo Chávez y su gobierno en Venezuela, pero permanecer en silencio cuando se está destruyendo ilegalmente a un gobierno es profundamente preocupante", enfatizó Dood El también presidente de la subscomisión de Asuntos del Hemisferio Occidental, recomendó a Chávez "no desperdiciar" la segunda oportunidad que le brindan los venezolanos, de gobernar ese país "Me preocupa mucho el tipo de mensaje que esto envía sobre nuestro apoyo a la democracia Tenemos que apoyar los principios democráticos aún cuando son elegidas personas que no nos gustan", comentó el senador Tom Daschle Mientras en Estados Unidos se analizan la situación en Venezuela, Chávez inició su segundo día de actividades después de que fue reinstalado en el poder Chávez se reunió con el secretario general de la OEA, César Gaviria, quien lo exhortó a buscar la paz social y en un mensaje al anunciar la instalación del Consejo Federal de Gobierno, se pronunció por "consolidar los caminos del diálogo" y la reconciliación del país 16/04/02