Un gran gol en un gran empate

sábado, 15 de junio de 2002
Cuando México se encuentra ya en los octavos de final del mundial, luego de anotarle un gol a la selección italiana, Proceso presenta este domingo 16 de junio una conversación con el hombre que ejecutó el gol con el que se materializó el pase del equipo mexicano: Jared Borgetti Nativo de Sinaloa, se relata en la edición de Proceso en circulación, Borgetti logró sobresalir en el futbol hasta su participación en el Santos de Torreón Ahora en la selección nacional y en plena Copa del Mundo, resalta sus virtudes: esfuerzo y voluntad En la entrevista con el semanario, el futbolista se reconoce cómo un hombre sentimental y religioso que, reveló, le debe "una manda" a Jesús de las Maravillas, a quien rezó su esposa Borgetti se jactó: "aún contra la prensa, contra los sabelotodos del futbol, estamos en el primer lugar del grupo"

Comentarios