Análisis político: Medina Plascencia y los apuros del PAN

domingo, 16 de junio de 2002
México, D F (apro)- Los saldos de un gobierno que ha faltado a su palabra de cambio, que no logra anclarse en los ciudadanos pese al fanático uso del marketing, han puesto a Vicente Fox y al Partido Acción Nacional (PAN) en un brete hacia las elecciones del próximo año, cuando se renueva la Cámara de Diputados A sabiendas de que en el fondo son incompatibles, Fox y el PAN están conscientes también de que se necesitan uno al otro, y que el éxito de ambos depende de que logren, ya no superar, sino al menos postergar sus ánimos de exclusión recíproca En un contexto de ineficacia y conflictos dentro del gabinete, de descalabros electorales que se han multiplicado desde el 2000, así como de escándalos de corrupción, nepotismo e incompetencia a nivel de los estados y aun el origen de los recursos de la campaña, al PAN y Fox les urge encontrar la fórmula correcta para afrontar el proceso electoral del 2003, que arranca en noviembre No es cosa menor lo que se juega en las elecciones intermedias, sobre todo cuando Fox ha acusado públicamente al Congreso de ser el valladar del cambio, y para ello habrá que enfrentar a la parte más corrompida del PRI, que encabeza Roberto Madrazo, y una izquierda que, pese a sus incesantes riñas internas, lidera el político más popular del país, Andrés Manuel López Obrador Y aquí es donde encaja un peculiar político que, apenas en marzo, fue aplastado por el aparato panista que encabeza Diego Fernández de Cevallos y que impuso la reelección de Luis Felipe Bravo Mena: Carlos Medina Plascencia La reaparición del exgobernador interino de Guanajuato como "mariscal" de la maquinaria electoral panista tiene su lógica Si bien la historia del PAN demuestra que los candidatos perdedores a la presidencia del CEN son relegados a cargos más bien opacos, las nuevas circunstancias como partido en el poder obligan a echar mano de alguien que reúna características de "puenteo" entre gobierno y partido Medina Plascencia, quien se lanzó por el relevo del anticlimático Bravo Mena como una medida desesperada por salir del ostracismo en el Senado por obra de Fernández de Cevallos, no sólo tiene más afinidades con el foxismo, sino que antes y durante su campaña articuló un esquema de relación con el gobierno y aun con los "Amigos de Fox" Pero, sobre todo, elaboró un diagnóstico que acreditó el desplome del PAN, sus causas y efectos, así como la manera de no sólo frenar esa caída, sino de relanzar a su partido Si entonces de nada sirvió ese proyecto, ni sus evidentes conexiones con Fox, ahora se hace indispensable Tan lo es que la cúpula panista, encabezada formalmente por Bravo Mena, pero cuyo mando real es de Fernández de Cevallos, tuvo que ceder para articular la estrategia, en la que se inscribe, por ejemplo, el acto público del domingo 9 de junio, cuando se publicitó la entrega de credenciales de miembros activos del PAN a personajes próximos a Fox, como Pedro Cerisola, Ernesto Derbez y Carlos Abascal Carranza Ellos, como otros miembros del gabinete son, ya como panistas, materia prima para ser candidatos a la Cámara de Diputados, para buscar mayoría y, desde ahí, impulsar con mayor fuerza las reformas que a Fox y por supuesto al PAN importan No hay que olvidar que Cerisola y Derbez fueron de los miembros del gabinete que, sin ser consejeros, ni siquiera entonces panistas en activo, posaron para la "foto" con Medina Plascencia, quien también concita la simpatía del canciller Jorge G Castañeda, quien empuja a ser candidato presidencial a otro simpatizante medinista, Francisco Barrio Si Medina Plascencia tiene éxito como "puente" entre el PAN y Fox, para lograr obtener la mayoría en la Cámara de Diputados en el 2003, es muy probable que sea recompensado con un cargo contemplado por el jefe del Ejecutivo: coordinador del gabinete Y desde ahí, Medina Plascencia podrá proyectarse hacia una eventual candidatura presidencial Así como el 2003 comenzó en los hechos al renovarse, a principios de año, las directivas de los tres principales partidos, el 2006 es una obsesión, en este caso de Medina Plascencia, quien sabe que lo que no mata, fortalece Comentarios: delgado@procesocommx

Comentarios