La fotocopia de la esperanza

domingo, 2 de junio de 2002
* Desempolvan recuerdos y testimonios ante el fiscal Carrillo Prieto; saber el destino de los desaparecidos en la "guerra sucia", el objetivo Atoyac, Gro (apro)- Una copia fotostática, de un texto apenas legible, es de gran valor para Hilario Mesino Acosta: representa para él una de las pruebas más claras de la desaparición de su hermano Alberto, ocurrida el 18 de junio de 1974, en la que tuvieron que ver efectivos del Ejército Mexicano Mesino Acosta, fundador de la Organización Campesina de la Sierra del Sur (OCSS), muestra el papel de caligrafía, difícil de descifrar, a Ignacio Carrillo Prieto, fiscal especial para esclarecer los crímenes ocurridos durante la "guerra sucia", y que llegó a esta ciudad a inaugurar una oficina alterna el pasado 25 de mayo El escueto texto ?que, según Hilario Mesino, su madre recibió de manos de un militar dos años después de que Alberto fuera detenido por soldados cuando regresaba de una reunión de cafetaleros-- es un clamor porque no llegue el olvido a la familia e informa: "Estoy preso en México" A falta del original escrito en un pedazo de periódico, extraviado en los múltiples trámites que Mesino y su familia han realizado desde la desaparición de Alberto para localizarlo, la copia fotostática representa una esperanza de que sirva para conocer el destino final que tuvo su hermano "Aquí, señor fiscal, le demuestro que el gobierno federal (el Ejército) se llevó a mi hermano y no fue muerto en combate como dice la CNDH en su informe", le espeta Mesino Acosta a Carrillo apenas se le acerca para saludarlo, una vez que lo reconoció entre el numeroso grupo de familiares de desaparecidos que lo esperaban unos 40 minutos antes Como Mesino Acosta, cientos de personas desempolvaron sus archivos ante una nueva oportunidad por saber de sus parientes, que durante la época del combate a las guerrillas de Lucio Cabañas, Genaro Vázquez y Carmelo Cortés, fueron detenidos en brechas o sacados de sus casas, o bien convocados a una reunión en el centro de las comunidades, actos llevados a cabo la mayoría de las veces por militares Mesino lleva, además, el testimonio de su hermano Bernardo, detenido la misma fecha que Alberto Torturado salvajemente al grado de perder un oído, Bernardo explica que fue liberado porque "el comandante militar ya había ajustado el número de detenidos que le pidieron los altos mandos" La versión de su hermano Bernardo y el pedazo de periódico han sido las únicas armas con las que ha contado la familia Mesino para reivindicar la memoria de Alberto: "Con esto le decimos a la CNDH que se equivocó, que no se puede avalar lo que el gobierno dice, pues en el resultado de la investigación de la CNDH se dice que Beto era gente de Lucio Cabañas y que murió en combate el día en que liberaron a Rubén Figueroa Figueroa, que ocurrió en septiembre de 1974, pero nosotros recibimos noticias de él dos años después con el recado, escrito por su puño y letra" Los trámites en la nueva oficina son engorrosos, como lo han sido durante los últimos 30 años, en que la mayoría de los familiares de desaparecidos han recurrido a las instituciones gubernamentales para saber de sus seres queridos Para un municipio en el que la Asociación de Familiares de Detenidos Desaparecidos de México (Afaddem) ha contabilizado 400 casos de desaparición forzada, la fiscalía dispuso que tres ministerios públicos trabajaran de manera simultánea, para atender el mismo número de personas En tanto, un médico forense está presto a tomar muestras de sangre y saliva a quienes así lo decidan, con la finalidad de crear un banco de datos de perfiles genéticos para que, en caso de localizar restos humanos durante las indagatorias, cotejar las características de ADN con fines de identificación Cuatro horas se requieren para la integración de cada denuncia, por lo que el primer día sólo fue posible que concluyeran ocho, y se tomaran cinco muestras No todas las personas estuvieron dispuestas Los hombres son los que menos aceptan ser traspasados por una aguja Con las declaraciones tomadas el sábado 25, suman 28 las levantadas en Guerrero hasta ese momento, 20 fueron puestas en la oficina alterna de la fiscalía en Acapulco, donde se tomaron 12 muestras de sangre y saliva En total, la fiscalía ha recabado 76 testimonios en Sinaloa y Guerrero, y la oficina central en el Distrito Federal en los últimos cuatro meses El trabajo, sin embargo, no empezó de cero Como antecedentes están las declaraciones y ratificaciones incluidas en la averiguación previa 26/DAFMJ/2001 y la recomendación 26/2001 de la CNDH, la primera integrada por unas 160 denuncias presentadas por familiares de desaparecidos presentadas en la PGR desde noviembre del 2000 Durante cada sesión ministerial en la fiscalía especial, el familiar del afectado escucha extractos de la recomendación y su testimonio en la averiguación 26/DAFMJ/2001, si es el caso El agente del Ministerio Público pide precisión de datos, como fechas de desaparición, presuntos responsables, de ser posible con nombres, y la presentación de pruebas o testimonios, entre otras cosas "No tenemos mucha confianza --revela Hilario Mesino--, lo único que queremos es saber de Beto, si está vivo o está muerto, si murió que nos den sus restos Mi mamá murió esperándolo y mi papá, que es un ancianito con muchas enfermedades, no puede morir si no lo ve Hemos sufrido mucho esperándolo, y lo único que queremos ahora es paz"

Comentarios