El largo camino del PAN

martes, 2 de julio de 2002
A la memoria de Luis Calderón Vega, en un día memorable El triunfo de Vicente Fox como presidente de la República fue un hecho histórico de enormes dimensiones Probablemente sea el evento político más importante después de la Revolución En el ámbito mundial, el fin del que estuvo a punto de ser el partido gobernante más longevo del planeta ocupó páginas enteras de la prensa internacional Hay una gran emoción en México Fue un día vivido con intensidad y que terminó felizmente, en medio de emociones desbordadas de alegría Más que el inicio de la transición democrática mexicana, marca su fin La etapa de cambio de un régimen autoritario a uno democrático terminó finalmente Con esta victoria, acabó una larga y difícil etapa para el Partido Acción Nacional: llegar a la Presidencia de la República Durante décadas, parecía imposible No lo era En efecto, el largo camino de la democracia mexicana venía de muy atrás El anhelo de "Sufragio Efectivo" viene desde la Revolución misma, desde el Plan de Tuxtepec, desde la Constitución de 1857 Y precisamente fue el ideal revolucionario del Sufragio Efectivo la tarea pendiente del país durante todo un siglo El arreglo político de los militares revolucionarios, sobre el cual se fundó el régimen político mexicano dio satisfacción a los intereses de supervivencia de las facciones en pugna, pero no abrió espacio alguno al ideal democrático La gran culpa, la gran responsabilidad de los regímenes revolucionarios fue, entre otras, la falta de vida democrática Un espíritu de facción y autoritarismo cubrió el poder en México De él derivaron otros males, no todos ciertamente, pero muchos y muy graves azotes a la vida nacional: la corrupción, la complicidad, la impunidad, el saqueo vil El 2 de julio de 2000, con la copiosa votación, ese régimen autoritario murió de manera definitiva Adiós al PRI La lucha democrática del PAN viene de lejos, muy lejos Contrario al estereotipo recurrente de algunos analistas, el Partido Acción Nacional no surgió a la vida pública como una "reacción" a la política de Lázaro Cárdenas El proyecto de fundar este partido político es anterior Ya en 1926, Manuel Gómez Morín había redactado los trazos de una partido político nacional, y proponía a José Vasconcelos la creación de un movimiento organizado y permanente, en lugar de permitir que el esfuerzo ciudadano de la campaña vasconcelista naufragara en la llamarada electoral Desgraciadamente fue desoído Pensar en algo que no fuese insurrección armada parecía al exSecretario de Educación simple cobardía En su opinión, de presentarse el fraude electoral, en protesta el pueblo le seguiría en masa como siguió al "apóstol Madero" en 1910 El fraude por supuesto que ocurrió El gobierno aplastó a los pocos insurrectos y Vasconcelos tuvo que huir del país, al exilio forzado No obstante, Gómez Morín fue persistente en su empeño Mientras tanto, contribuyó sin cargo y sin remuneración al diseño de las bases económicas del México moderno, entre ellos el Banco de México como primer banco central del país Asumía una premisa toral: los ideales revolucionarios sólo podían encarnar si el nuevo régimen generaba los instrumentos y la técnica adecuada para llevarlos adelante No tenía caso hablar de Municipio Libre si no había crédito a los ayuntamientos, y para ello creó el Banco Nacional Hipotecario y de Obras Públicas Que no habría vida digna para el campesino sin crédito y sin asistencia técnica, y por eso fundó el Banco de Crédito Agrícola, sobre la Base de Uniones Mutualistas y Uniones de Crédito Sin embargo, los bancos recién constituidos comenzaron a otorgar préstamos de compromiso a la clase política, y sus créditos más voluminosos fueron a los ranchos de Calles y Obregón Gómez Morín renunciaría a los consejos de administración de inmediato Bien pronto se dio cuenta que las banderas de la Revolución perecerían mientras no se cumpliese la primera y más elemental de ellas: la del Sufragio Efectivo, el ideal democrático Bien pronto se retiró de los bancos estatales por él creados porque la autoridad política los puso a las órdenes de los intereses económicos de los generales En tiempos críticos asumió la rectoría de la Universidad Nacional Esta era una ínsula de pensamiento libre, no domesticado en un mar de sumisión y autoritarismo Por esa razón el mismo gobierno decidió matar por hambre a la Universidad y dio por cancelada la partida destinada a la Máxima Casa de Estudios, fundando al mismo tiempo el Instituto Politécnico Nacional Bajo el liderazgo del joven abogado y estadista, los universitarios se movilizaron para salvar su casa Muchos maestros renunciaron a todo o parte de su salario y el pueblo cooperó con una generosa colecta Al final, no sólo la Universidad sobrevivió sino ganó la lucha definitiva por la autonomía, dirigida por Gómez Morín Tiempo después, con el apoyo de muchos profesores y alumnos universitarios de aquella aciaga hora, Gómez Morín comenzó a organizar la fundación del Partido Acción Nacional El propósito general era precisamente el rescate de la política Desde su fundación, el PAN se definió como una "asociación de ciudadanos mexicanos en pleno ejercicio de sus derechos cívicos, constituida en partido político nacional" Sus fines serían el "intervenir orgánicamente en todos los aspectos de la vida pública, tener acceso al ejercicio democrático del poder y "lograr el reconocimiento a la eminente dignidad de la persona humana y, por tanto, el respeto de los derechos fundamentales del hombre", "la subordinación de toda actividad a la realización del Bien Común", "el reconocimiento de la preeminencia del interés nacional" y "la instauración de la democracia como forma de gobierno y como sistema de convivencia" Difícilmente puede entenderse el 2 de julio del 2000 sin aquellos lejanos días de septiembre de 1939 En aquella época se vivió una jornada de audacia de unos cuantos, a veces de heroísmo, menospreciados por el gobierno Lo que ocurrió el domingo de hace dos años fue una verdadera irrupción popular en la vida pública El camino de las urnas, echado a andar entonces a contrapelo del régimen, alcanzó hoy una culminación sustantiva Una visión de la política como negocio de unos cuantos y un pueblo ausente de la misma habían prevalecido hasta hace muy poco De hecho, el poder del viejo régimen se cimentó sobre la gran apatía política nacional Había entonces que emprender un colosal proyecto: "la formación y el fortalecimiento de la conciencia democrática de todos los mexicanos" ¿Habrá cumplido el PAN con este primer objetivo político establecido desde su fundación? Por supuesto, y con creces El fruto maduro de la jornada dominical fue medularmente ése Una vigorosa conciencia democrática nacional se abrió camino, finalmente Por eso para el PAN fue un justo y merecido triunfo electoral En el México posrevolucionario, la secuela del caudillismo marcó severamente la vida pública nacional No podía entenderse la esperanza del ciudadano sino atada irremisiblemente a la suerte individual de un iluminado A querer o no, detrás de cada caudillo hay siempre un gran engaño, una gran frustración Ahogado el movimiento vasconcelista en la fugacidad de la llamarada política que Gómez Morín había advertido, el régimen político encarnado en el PNR avanzó sobre un proceso de masificación, esto es, de despersonalización de la política en México Cuando Juan Andrew Almazán se desprendió del partido en el poder para lanzar su candidatura disidente a la Presidencia de la República, el PAN apenas pasaba el trance de su fundación De hecho, la primera grave decisión política a la que se enfrentó su Asamblea fue la discusión acerca de su posible participación política electoral Efraín González Luna, uno de los más prominentes mexicanos que fundaron el PAN, se referiría a la urgencia y pasión de la coyuntura electoral como "la neurosis de la escaramuza" Son constantes sus referencias y alegorías que pretendían "subordinar el episodio al destino" Tras apasionados y emotivos debates internos, la convención parecía volcarse a la urgencia de la campaña electoral del 40 El apoyo a Almazán parecía incontenible Preocupaba a los fundadores que en una decisión de tal naturaleza se repitiera en el momento de la fundación el recurrente vicio político nacional, el caudillismo Gómez Morín propuso entonces una solución a la Asamblea que fue apoyada unánimemente: el partido en ciernes no apoyaría la candidatura de Almazán, que representaba más el arreglo autoritario político militar del ya entonces viejo régimen que el anhelo democrático que había inspirado la organización del partido Sin embargo, el PAN dejaría en libertad de apoyar o no tal candidatura a sus militantes, justo en la primera coyuntura electoral de su historia Esa elección de 1940 marcaría nuevamente a México con una herida profunda, con un agravio seguido de una gran frustración nacional Puede tenerse el juicio tan positivo como se desee del gobierno del general Cárdenas Pero lo que es un hecho es que el perfil democrático no estuvo ni por asomo entre sus virtudes, y que la situación económica del país, por laudables que hayan sido los propósitos que inspiraran sus políticas, estaba en grave deterioro, si no es que en franco caos En efecto, el pueblo se volcó a las urnas Fuerzas gobiernistas tomaron prácticamente por asalto las casillas expulsando a los almazanistas Andando la jornada, el enorme despliegue de votantes opositores terminó por exasperar al gobierno Gobierno civil de militares, la democracia incipiente fue ahogada manu militari La contienda electoral se resolvió a favor del general Ávila Camacho con ráfagas de ametralladora No hablemos de lo que pudo haber ocurrido en zonas rurales, que incomunicadas algunas de ellas en este siglo XXI, lo eran infinitamente más en 1940 Baste ver lo que ocurrió en la Ciudad de México En la casilla donde votara Manuel Gómez Morín, por ejemplo, en la calle de Juan Escutia en la colonia Condesa, el ejército ametralló la fila de votantes Por primera vez perdieron la vida allí varios militantes del Partido Acción Nacional En esa casilla votaría también el presidente Cárdenas Inmediatamente después de la masacre, el encargado militar de la Ciudad de México ordenó limpiar rápidamente la sangre derramada en la calle Cuentan que cuando el general llegó a votar le comentó al encargado del orden: "Que limpiecito está todo general, ¿qué va a haber baile?", a lo que el aludido respondió: "No mi general, el baile ya fue" La plaza abierta El desenlace electoral, el repliegue de Almazán, su mansedumbre posterior desfondó nuevamente la esperanza nacional La idea general fue que "lo maicearon" Sorprende encontrar aún gente "muy mayor" que dice que desde que Almazán fue candidato no ha vuelto a votar Votaron el domingo pasado, por primera vez después de 60 años Como sea, las posibilidades del pregón democrático, humanista parecía caer nuevamente en tierra poco propicia Decía mi padre que Gómez Morín estaba esperanzado que cuando menos al paso de "unos 20 ó 25 años" lograrían tomar la plaza pública, entonces vedada para la protesta, sin kioscos abiertos para voces disidentes ni frondas de laureles para quienes quisieran escucharlas La plaza pública, reservada con celo exclusivamente para los caciques, para las corporaciones gremiales, era propiedad "del partido" Sin embargo, la plaza no quiso esperar más Abrió venturosa sus brazos y pronto, desde 1941 candidatos a alcaldes y diputados locales las abrigaron de voces y colores, de sombreros y esperanzas Aún en 1943, una veintena de jóvenes en distintos puntos de la geografía nacional pregonaban con arrojo sus solitarias candidaturas a diputados federales Muchos "Davides", estudiantes, universitarios mezclados con la sombra de sus maestros Y tres años más tarde, en 1946, la primicia El régimen contemplaba, inaudito, los primeros triunfos panistas, históricamente inexplicables por provenir de lo que ellos llamaron "la reacción" Para colmo, fue el mismísimo Michoacán el epicentro: En Quiroga, el PAN ganaba la primera alcaldía, en Zamora la primera diputación local, en Tacámbaro, tierra de la familia política de Cárdenas, y donde este tenía el principal asiento de sus vastas tierras, el primer diputado federal: Miguel Ramírez Munguía, quien tuvo que salir del poblado a recibir su constancia a la capital oculto en la cajuela de un viejo automóvil para escapar de una celada mortal Me pierdo tal vez en exceso en el pasado Ni yo ni 95% de los mexicanos habíamos nacido aún Sin embargo, el pasado es medular Es una raíz profunda, oculta a la vista, como toda buena raíz Pero puesta aquí, para recordarle al árbol y a los frutos de esta histórica jornada que esa raíz es imprescindible No puedo ni quiero ocultar que crecí en un ámbito de profundo respeto, amor al pasado Pero heredé también un respeto y un amor aún mayor por el futuro Dado que el ser candidato del PAN implicaba un enorme sacrificio pues se perdía el trabajo, las amistades, a veces la familia y hasta la vida, nadie quería "entrarle" y mi padre solía terminar de candidato a diputado No entendía yo muy bien porque la preocupación en el rostro de mi madre, las caras largas, estoicas Lo que recuerdo es que doblábamos la propaganda en la sobremesa, preparábamos el engrudo en la cocina y por la noche salíamos prácticamente a hurtadillas a fijar los rostros descoloridos en las paredes y los postes, ocultándonos siempre de la hostilidad y la agresión de las brigadas cetemistas Durante casi medio siglo, el crecimiento del PAN fue una auténtica travesía en el desierto Para algunos este largo éxodo del PAN en busca de la tierra prometida fue una etapa "meramente" testimonial Desde luego, los hombres de aquella época dieron testimonio Pero no era testimonio únicamente lo que buscaban Querían "el establecimiento de la democracia" y "tener acceso al ejercicio democrático del poder" Ahí está una lista interminable de héroes anónimos Para evitar omisiones tan injustas como inevitables, me referiré sólo a quienes han sido candidatos presidenciales del PAN: murieron ya Efraín González Luna, José González Torres y Manuel Clouthier Otros se alejaron del PAN por muy diversas causas, como Efraín González Morfín y Pablo Emilio Madero Otros más están aquí y en primerísimo plano, como Luis H Alvarez y Diego Fernández de Cevallos Pero en cada época y en cada rincón de la República puede hacerse una lista que se extiende a miles de héroes anónimos, que en algún momento abanderaron al PAN, obtuvieron un triunfo y fueron atropellados Despojados de su triunfo y generalmente de su patrimonio, tenían todavía que explicarle a un pueblo que protestarían y resistirían al gobierno hasta con la muerte, pero, paradójicamente, sin aceptar recurrir a la violencia Quiero pensar que todos ellos, vivos o muertos vieron con legítima alegría y satisfacción lo que ocurrió el 2 de julio de 2000 en México Los nuevos líderes En la década de los ochenta ingresaron al PAN una gran cantidad de nuevos liderazgos, algunos de ellos formados en la empresa mexicana Hartos de las locuras gubernamentales, de los desastres económicos de Echeverría, López Portillo y compañía, sí, pero convencidos como los panistas de la primera hora que la falla medular de México era la política Manuel Clouthier fue un emblema Su conversión al panismo implicó sufrimiento Recibió en carne propia el azote del fraude electoral en la elección para gobernador de su natal Sinaloa, perpetrado, gajes de la historia, por quien hoy es el candidato derrotado de la histórica jornada electoral: Francisco Labastida Debo decir, sin embargo, que el reconocimiento de su derrota el mismo 2 de julio es un gesto gallardo y de valía democrática que debe aquilatarse En diversas partes de la República pero fundamentalmente en Chihuahua, una insurgencia popular similar a la ahora vivida, pero eminentemente regional, tuvo lugar entre 1983, en que Francisco Barrio y Luis Alvarez ganaron las alcaldías de Ciudad Juárez y de Chihuahua, respectivamente El primero de ellos sería candidato a gobernador, y su triunfo fue ahogado por el aparato estatal Chihuahua registró entonces la movilización más importante en contra del fraude electoral que hasta entonces se tuviese memoria Alvarez inició una huelga de hambre que duraría hasta 42 días Se inició la resistencia civil Los ciudadanos bloquearon puentes internacionales y carreteras Aunque el esfuerzo por detener el atropello no fructificó, en ese episodio se dio un punto de inflexión importante en la vida de México El movimiento sacudió la conciencia nacional, organizaciones no gubernamentales, intelectuales, Iglesias Ahí, en mi opinión, germinó la transición democrática Dos años más tarde, las elecciones de 1988 cimbrarían al país La candidatura de Manuel Clouthier abrió nuevos horizontes al PAN, permitió ver las cosas en mejor perspectiva, enseñó a pensar con esperanza y a trabajar para el triunfo Maquío decía que quería abrirle un boquete al sistema En realidad, como dijo Luis Felipe Bravo, le abrió un boquete a la historia de México Su muerte inesperada, y para algunos misteriosa, llenó la lucha de soledad De la lucha del PAN de los ochenta hay un cronista inigualable: Francisco Ortiz Pinchetti, periodista honesto a carta cabal, fundador de Proceso Ortiz Pinchetti describió en las páginas de Proceso una historia que muchos quisieron ocultar De manera imparcial y profesional, acucioso en los datos, escribió algo que es parte ya de la historia nacional Su visión crítica, aguda, fue siempre respetuosa de la verdad La mutilación y distorsión de un texto suyo sobre la campaña de quien será presidente de la República, Vicente Fox, cuya responsabilidad fue asumida por la mesa de edición de Proceso, motivó, al menos en parte, su lamentable ausencia de las páginas de la revista que él contribuyó a fundar Proceso hizo pública, ante sus lectores, una explicación del hecho Expreso mi reconocimiento y afecto a Ortiz Pinchetti A partir de 1989, el PAN tomó decisiones que ahora son históricas En la convicción de que México debería iniciar una transición democrática pacífica La consigna era impulsar por la vía del diálogo el máximo cambio posible en las condiciones y circunstancias históricas determinadas La reforma electoral de ese año permitió abrir las puertas a la democracia, y el PAN metió el pie para mantener abierta esa puerta En ese año se creó el Instituto Federal Electoral y se inició un nuevo Registro Nacional de Electores; poco después se creó el Tribunal Federal Electoral y otros procesales y al régimen financiero de los partidos Incomprendido e injuriado por la mayoría de quienes se consideran poseedores de la verdad política, el PAN fue persistente en su empeño Su estrategia fue adecuada Hoy el tiempo le ha dado la razón Merced a esa estrategia de cambio pacífico a la democracia por la vía de la negociación, en 1996, junto con todos los partidos políticos, el PAN aprobó una Reforma Política que ha resultado trascendente Un año después, merced a esa Reforma y a la lucha de sus candidatos, el PRI perdía la mayoría en la Cámara de Diputados, preludio de lo que anteayer domingo ocurriría Paralelamente, los triunfos del PAN a nivel regional comenzaron a multiplicarse desde la también histórica victoria de Ernesto Rufo en 1989 como primer gobernador de oposición elegido en todo el país, por su natal Baja California Para el PAN, actor medular de la transición política sin el cual no puede entenderse la democracia mexicana, el cambio operó en dos vías: la de la lucha por la Reforma Política a través de la vía parlamentaria y la de la lucha electoral, de los municipios a los estados, y de ahí a la Presidencia de la República En 1994, al ganar el histórico debate entre los candidatos presidenciales, Diego Fernández de Cevallos mostró a México al PAN que era hasta entonces desconocido para millones de mexicanos Sin embargo, el entonces invencible aparato económico, político y mediático del Poder, impidió el triunfo entonces de Acción Nacional Vicente Fox llegó al PAN con el impulso de Manuel Clouthier Para las viejas formas del PAN, parecía un personaje impulsivo Pero para mí eso era en cierto sentido lo que precisamente hacía falta: impulso, decisión, coraje, estrategia, precisión táctica Más que eso, confianza en sí mismo, en sus votantes, en México El PAN necesitaba un candidato con ese empuje El candidato necesitaba un partido con esta historia y este talante Por eso me río de la versión del "secuestro" del PAN, por alguien que lleva ya doce años afiliado y solidarizado con este partido político Transcribo declaraciones de Fox hechas a Gerardo Galarza, publicadas en Proceso 1125 y suprimidas del texto de Ortiz Pinchetti: "Con el PAN, por el PAN y por México Sin el PAN, nunca Soy profundamente panista y ser panista es comulgar con los principios, los valores, la ideología Por eso estoy en el PAN Vivo el panismo en los hechos, lo vivo en el gobierno y gobierno con los principios y valores panistas" Para el PAN, terminó una etapa, pero no termina "la brega de eternidad" Sigue en el difícil reto de construir el bien público, ahora desde el gobierno Hoy México ya decidió Hoy hay un México Nuevo, democrático, y un Nuevo gobierno para el Nuevo siglo Hay enormes razones de optimismo Son anchas y venturosas las avenidas de un despertar cívico sin precedentes en nuestra historia reciente La política, la verdadera política que tiene que ver con la gestión del Bien Común, la política por la que ha luchado el PAN, la que actúa para acceder, ejercer o vigilar el Poder Público y dirigirlo a ese Bien Común se ha reencontrado con los ciudadanos Camino por la calle con mi esposa y con mis hijos emocionado hasta las lágrimas "Ya ganamos" balbucea mi hija que apenas habla Veo en la noche la inmensa la bandera nacional en miles de manos Llegó la política y el ciudadano la hizo suya, y su espíritu nuevo ha sido "como una bocanada de aire fresco" como se refirió alguna vez Octavio Paz, al movimiento ciudadano ocurrido en Chihuahua en 1986 Llegó a la cita con la historia un México nuevo tejido de esperanzas de millones de habitantes, convertidos ahora en verdaderos ciudadanos Ese México nuevo, ciudadano, será un México triunfador Para comenzar ganó en las urnas Mejor dicho, "Ya ganamos" (Proceso, 1235, 3 de julio de 2000)

Comentarios