La Contraloría mexiquense audita el municipio de Atenco

martes, 23 de julio de 2002
México, D F- A unas horas de que el gobierno federal ofreció a los campesinos inconformes pagar a 50 pesos el metro cuadrado de sus tierras expropiadas para construir el aeropuerto en Texcoco, y les prometió implantar seis programas sociales en beneficio de los ejidatarios, la Secretaría de la Contraloría del Estado de México lleva a cabo una auditoría en el municipio de San Salvador Atenco El director general de Control y Auditoría de esa dependencia mexiquense, Leopoldo Hinojosa informó que el objetivo de esta auditoría es comprobar que no se desviaron recursos del Ayuntamiento durante el conflicto entre ejidatarios y autoridades municipales A nueve meses de que comenzó el problema con los atenquenses no se han realizado obras públicas en esa comunidad, y eso genera la sospecha de que se pudieron haber desviado recursos destinados a proyectos sociales, destacó el funcionario mexiquense Por eso se lleva a cabo la auditoría "al Programa de Inversión Estatal que son recursos que se le transfieren al municipio para obra municipal y por efectos de un convenio de la federación también se audita", puntualizó También en respuesta a un compromiso hecho en ese sentido con el gobierno federal, señaló que el Ramo 20, un programa destinado a dar recursos a comunidades en pobreza extrema, está siendo auditado para corroborar que su aplicación sea puntual Hinojosa confirmó que la cabecera municipal de San Salvador Atenco fue trasladada a una localidad cercana, mientras concluye la auditoría, de la cual ya "tenemos alrededor del 70 por ciento" La auditoría al municipio de Atenco se da en el marco de la nueva propuesta de pago por tierras que el gobierno hizo a los ejidatarios inconformes por la expropiación, y que además de aumentar el precio de los terrenos ?los había cotizado en ocho pesos por metro cuadrado-- les ofreció un paquete de seis programas en beneficio de los campesinos y sus familias Pero dichos programas giran en torno a la terminal aérea, pues la promesa gubernamental es crear empleos durante las fases de construcción y operación del proyecto, y capacitar a los ejidatarios en lo que se relacione con el transporte, los servicios y los nuevos giros de negocio 23/07/02