Ordena la SSP del DF un patrullaje especial por el estreno de polémico filme

viernes, 16 de agosto de 2002
México, DF - El jefe de la policía capitalina, Marcelo Ebrard, anunció que ante el estreno de la película "El crimen del padre Amaro" se ha ordenado un patrullaje especial en el que 200 elementos se mantendrán en alerta por cualquier posible incidente Estos policías vigilarán las salas de cine de la ciudad, aun cuando es improbable que algo desagradable ocurra, dijo La polémica cinta, cuyo estreno fue cancelado en Morelia, Michoacán, desató desde la semana pasada fuertes reclamos por parte de la jerarquía católica y grupos derechistas como ProVida Incluso el obispo de Ecatepec, Onésimo Cepeda, señaló que era posible que grupos de feligreses ofendidos protagonizaran actos de violencia en los cines del país "Para qué llegar a la violencia", dijo, al tiempo de exhortar al gobierno federal a prohibir la exhibición de la película Este viernes se estrena la cinta, por lo que, ante un eventual incidente, Ebrard fue interrogado en torno a las medidas que la Secretaría de Seguridad Pública ha planeado El secretario de Seguridad Pública dijo que se ha dispuesto el estado de "alerta" a 200 policías para vigilar los cines Así mismo, opinó que no se presentará atentado alguno por parte de grupos ofendidos por el contenido de la película, que trata la historia de un sacerdote que rompe el voto de castidad y embaraza a su pareja, para luego inducirla a abortar Según dijo, la población de la capital es de las "más conscientes" del país En tanto, el ejecutivo Jaime Ramírez Villalón, del grupo cinematográfico Organización Ramírez, dio a conocer que la cinta en cuestión no será estrenada en Morelia por las salas Cinépolis Según anotó, dicha decisión no se debió a las presiones de quienes se oponen a ella, sino a las pocas copias que se le dieron a su empresa "Tenemos más de mil salas en el país y sólo contamos con 50 copias, y éstas serán canalizadas a otras ciudades" La decisión, aun cuando según el empresario no tuvo motivos más allá de los prácticos, fue calificada por el obispo de Morelia, Leopoldo González, como "un acto de valentía" Pero lo que Ramírez no dijo es que el jueves un grupo de mujeres se manifestó a las afueras de su oficina para exigirle la cancelación del estreno y coincidentemente hasta ese día en la página de Internet de la empresa todavía se anunciaba el estreno de la película en Morelia Al mismo tiempo, por la mañana del viernes, todas las iglesias de Morelia celebraron una misa en desagravio hacia la Iglesia por el contenido de la cinta16/08/02

Comentarios