Rechaza ONG que la tortura en México haya disminuido

sábado, 14 de septiembre de 2002
México, D F (apro)- Acción de los Cristianos para la Abolición de la Tortura (ACAT), organismo no gubernamental con estatus consultivo ante la Organización de las Naciones Unidas, acusó a la Procuraduría General de la República y a la Procuraduría de Justicia del Distrito Federal de engañar a la opinión pública con falsas aseveraciones en cuanto a la disminución de la tortura en México Fernando Valadez, director de ACAT, afirmó que las declaraciones de funcionarios de la PGR y de la PGJDF en el sentido de que las reformas constitucionales han servido para disminuir los casos de tortura, son parciales De entrada, afirmó desconocer las fuentes que han servido al director de Derechos Humanos de la PGR y al titular de la PGJDF para afirmar que la tortura ha disminuido Por el contrario, aseguró que ACAT detectó una sofisticación de los métodos, sobre todo a través de la aplicación de la tortura psicológica que no dejan huellas físicas, y no un decremento en la práctica Fernando Valadez aseguró que el organismo que encabeza pudo comprobar que a pesar de los cambios de gobierno tanto en el ámbito federal como local, la tortura no ha desaparecido y menos disminuido En lo que va del año, ACAT ha recibido 29 denuncias de tortura, con los que suman un total de 161 casos registrados, que sumadas a las del año anterior la cifra se eleva a más de 300 denuncias El director de ACAT sostuvo que hace falta realizar profundas reformas al sistema de justicia como para poder hablar de un verdadero combate a la tortura Precisó que dentro de las medidas que se requieren realizar se encuentra el que la tortura deje de ser un delito que se persiga en las diferentes entidades federativas, para convertirse en un delito federal En este sentido, afirmó que en cuanto la tortura se convierta en un delito federal, sería necesaria la integración de una fiscalía especial, con personal especializado, independiente e imparcial Así mismo, precisó que se requerirá de personal médico y psicológico que cumplan con los estándares internacionales en la materia, para poder certificar este tipo de graves violaciones a los derechos humanos Fernando Valadez insistió que para poder hablar de un verdadero combate a la tortura se requiere, además, que las únicas declaraciones que tengan valor probatorio sean las rendidas ante un juez y no las rendidas ante el Ministerio Público Insistió que la impunidad es una constante en nuestro sistema, principalmente en los casos de tortura Este es un punto, dijo, en el que se ha avanzado muy poco, por lo que hace falta también una revisión profunda de muchos casos en los que se ha cometido tortura, ya que actualmente hay muchas personas condenadas por juicios irregulares, en donde se dio valor probatorio a confesiones arrancadas bajo coacción 13/09/02