Aprueba EU la eliminación definitiva de la certificación de la lucha antidrogas

miércoles, 25 de septiembre de 2002
Washington - Con el apoyo de Lincoln Diaz-Balart, representante republicano de Florida y uno de los más agradecidos con el gobierno de Vicente Fox, por el giro que dio a su política exterior respecto de Cuba, la Cámara de Representantes del Congreso de Estados Unidos, aprobó por voto oral la eliminación definitiva del proceso unilateral de Washington de hacer una certificación anual a la lucha contra las drogas de México y otros países La decisión de la Cámara Baja respalda los pedidos del presidente George W Bush, de eliminar la certificación tomando en cuenta que es contraproducente para los intereses de Estados Unidos en la guerra internacional contra el narcotráfico Como parte del bono democrático que dio Bush a Fox desde que asumió la presidencia de México, el mandatario estadunidense pidió al Capitolio determinar un mecanismo con el cual no se presionara a México para que hiciera más eficaz y menos corrupta la lucha contra el narcotráfico La presión de la Casa Blanca resultó primero en la suspensión temporal de la certificación (por 12 meses) que se aplicó durante el año fiscal del 2002, que concluye el 30 de septiembre de este año, y ahora con la aprobación de la eliminación definitiva de este proceso que tantos problemas causó a la relación bilateral, especialmente durante los seis años del gobierno del expresidente priista Ernesto Zedillo Por unanimidad y bajo la batuta de Diaz Balart, con el voto oral de los representantes presentes en el pleno de la Cámara, se determinó que la certificación de las drogas es contraproducente para los intereses de Estados Unidos, y que sin presionar a México, el año pasado el gobierno de Fox demostró que puede hacer más efectiva la guerra de México contra el tráfico de estupefacientes Con esta resolución --que será incluida en el proyecto de ley del presupuesto para política exterior del año fiscal del 2003 que inicia el 1 de octubre--, el presidente de los Estados Unidos queda obligado sólo a emitir cada 1 de marzo, el nombre de los países que no cumplen, bajo los estándares unilaterales de Washington, con los requerimientos de cooperación en la lucha anti-narcóticos En otras palabras, ya no se mencionará ni siquiera los avances de países que sí cubran los requerimientos de Washington Los países que sean descertificados siguen quedando sujetos a las sanciones unilaterales de Estados Unidos, la suspensión de cualquier asistencia financiera de Washington además del voto estadunidense en contra de cualquier petición financiera a organismos multilaterales de crédito como el Banco Mundial o el Fondo Monetario Internacional Para que se promulgue como ley la decisión que tomó la Cámara de Representantes, falta la aprobación de una misma resolución o proyecto de ley de gastos para el Departamento de Estado por parte del Senado, lo cual se considera será automáticamente también respaldado, en cuestión de días, antes del 1 de octubre Después de que sea equilibrado por las dos cámaras, el proyecto de ley se enviará a la Casa Blanca para la firma de Bush, lo cual también ocurrirá inmediatamente porque el presidente es el principal promotor de que se acabe la certificación de las drogas, ley promulgada desde 1986 y que se había convertido en una pesadilla para todos los presidentes de México Lo que llamó la atención de este proyecto de ley aprobado en la Cámara de Representantes, fue que Diaz Balart la promoviera, cuando él era uno de los principales críticos de la lucha antidrogas de México, aun con Fox, o por lo menos antes de que el presidente de México se disgustara con el mandatario cubano, Fidel Castro 25/09/02