Secuestraba mujeres para cobrarse deudas de "narcos"

viernes, 14 de noviembre de 2003
* Arrestan a Rubén Ortega Moreno, tras un año de cometer ilícitos Matamoros, Tamp , 13 de noviembre (apro)- Un hombre que había secuestrado, torturado, asesinado y entambado a una mujer por deudas de droga, fue detenido en esta ciudad por la Policía Ministerial del Estado El cuerpo de Rosa Amelia López Ortiz, quien había sido reportada como desaparecida desde abril de este año, fue encontrado en un tambo de 200 litros enterrado en una casa habitación de Reynosa Oscar Mario Hinojosa, director de la Policía Ministerial del Estado, informó que se detuvo a Rubén Ortega Moreno quien se había fugado del penal de Saltillo, Coahuila, el pasado 15 de octubre del 2002 Según las investigaciones, Ortega Moreno secuestró, torturó con quemaduras de cigarro y violó a López Ortiz, en venganza contra Juan López, hermano de la víctima, quien se negó a pagarle 3 millones de dólares que supuestamente habían acordado por llevar una carga de 6 toneladas de mariguana hasta Carolina del Norte Para deshacerse del cadáver, colocó a la mujer en un tambo que cubrió con cemento y después enterró en el interior de una casa que rentaba en la colonia Antonio J Bernal, de Reynosa El jefe de la corporación policíaca informó que la detención de este narco-asesino se logró luego de que se detuvo a uno de sus intermediarios que trataba de cobrar un rescate de 100 mil dólares a los familiares de López Ortiz, pese a que ya tenía más de medio año asesinada Hinojosa indicó que al ser detenido, Ortega Moreno hizo creer en un principio a la policía que López Ortiz seguía con vida, pero después de tratar de buscarla en Coahuila y Nuevo León, acabó por confesar el homicidio En el penal de Saltillo, Coahuila, el ahora detenido purgaba una sentencia de 7 años de cárcel por los delitos de secuestro, torturas y violación El 29 de mayo del año 2000, fue detenido en una finca junto con otros dos cómplices con los que había secuestrado a dos mujeres también por cobro de deudas de droga En el lugar fueron rescatadas, en ese entonces, Anabel Arellano, de 23 años de edad, y a su madre Irma Graciela Maldonado, hija y esposa de Armando Arellano, quien tenía un adeudo por narcotráfico que ascendía a 110 mil dólares

Comentarios