Espaldarazo del presidente del CEM a Sandoval Iñiguez

martes, 18 de noviembre de 2003
León, Gto , 17 de noviembre (apro)- Luego de afirmar que lucha contra la pobreza e iniquidad son los principales retos que tiene la Iglesia católica en México, el nuevo presidente de la Confederación del Episcopado Mexicano (CEM), José Guadalupe Martín Rábago –obispo de León– se pronunció por el logro de una reforma fiscal “que nos haga solidarios para poder distribuir de manera ordenada los recursos en beneficio de los más necesitados” Sin embargo, Martín Rábago también advirtió que “no basta recaudar más para que se solucionen los problemas de este país”, sino que es necesario darle el uso correcto a los recursos que se consiguen por esta vía, “si se quieren gastar en cuenta corriente o se quieren destinar realmente a la promoción de los más necesitados” Reconoció que la renuencia a una reforma fiscal o al mero pago de los impuestos se origina en la falta de credibilidad del gobierno, así como en el hecho de que no existe una cultura de colaboración fiscal; “es el resultado de la desconfianza, de no estar seguros que los impuestos que se pagan se manejan con honestidad” Elegido hace menos de una semana, el presidente del CEM –quien sustituye a Luis Morales Reyes en el cargo– lamentó que mientras la riqueza se concentra cada vez en menos manos, los pobres se multiplican, y habló de la preocupación por que tal panorama lleve no sólo al desaliento, sino a situaciones de violencia como las que se viven en otros países “Deseamos que esto no suceda en México, esperamos que todos los que tenemos alguna responsabilidad colaboremos, no solamente a tranquilizar a la gente, sino a transformar la estructuras, para que de veras logremos dar a la gente la respuesta a sus necesidades básicas de sobrevivencia” Con respeto del homicidio del cardenal Juan Jesús Posadas, aseveró que su posición será “la misma que hemos observado los obispos mexicanos durante este tiempo”, que es la expresada por los reclamos del también cardenal Juan Sandoval Iñiguez “Haremos todo lo posible para que la verdad salga en este caso, que tiene tanto tiempo y que sigue inquietando a la sociedad mexicana” Amigo cercano del presidente Vicente Fox –a quien conoció siendo gobernador de Guanajuato y al que definió como una persona “con mucho calor humano y mucha apertura al diálogo”–, y de la señora Mercedes Quesada viuda de Fox, el nuevo presidente de la Conferencia del Episcopado Mexicano rechazó cualquier posibilidad de intromisión del Ejecutivo federal en su designación pues, aseguró “se pidió escoger con base en los criterios del Señor, y no en los criterios humanos” Los temas de la homosexualidad y la pederastia entre las autoridades eclesiásticas también fueron abordados en esta conferencia de prensa que el obispo ofreció en la Catedral leonesa Guadalupe Martín Rábago pidió “poner el problema en su justa dimensión”, pues rechazó que los seminarios sean “refugio de homosexuales Eso es totalmente injusto y no podemos de ninguna manera aceptarlo como una realidad” Aseguró que se trata de dotar a los seminarios de los elementos “para detectar una desviación en ese sentido y, cuando es el caso, ayudar a superarla”, pero que “cuando manifiestan ya una orientación definitiva”, los seminaristas son despedidos definitivamente, puesto que “no son candidatos idóneos para el sacerdocio” Y además de que ratificó la posición asumida por Luis Morales en su última presentación como presidente del CEM, respecto de la comparecencia de los sacerdotes pederastas ante los tribunales eclesiásticos, expresó la disposición a que éstos también sean juzgados por las leyes civiles y penales como cualquier ciudadano, “si hay una falta que castigar” El obispo aseguró que a pesar de los casos que han sido conocidos públicamente, y de la presencia cada vez mayor de otras iglesias, la católica “sigue siendo la de mayor credibilidad”, según sondeos efectuados por la propia Presidencia de la República, de los que supo “por un alto funcionario” cuyo nombre no divulgó

Comentarios