Las "joyas de la corona"

lunes, 24 de noviembre de 2003
México, D F, 24 de noviembre (apro)- El abandono en que se encuentran los Institutos Nacionales de Salud, exhibe claramente el desinterés del gobierno foxista para rescatar a un sector que, en palabras del titular del ramo, Julio Frenk Mora, ha llegado a su “límite” Si para el presidente Vicente Fox la salud es, junto con la educación, un “sector prioritario” de su gobierno, es hora de que se atiendan las penurias de los hospitales de tercer nivel, las otrora “joyas de la corona” Ante la falta de recursos al sector, que se ha traducido en el deterioro de instalaciones, falta de medicamentos, obsolescencia de equipo e insumos, la situación parece complicarse ante la posibilidad de que, en 2004, no hay un aumento en el presupuesto para salud Por lo pronto, trabajadores sindicalizados de algunos hospitales –incluidos médicos, enfermeras, camilleros-- han realizado protestas, en las que han denunciado sus pésimas condiciones laborales y han demandado mayores recursos Y es que en esos hospitales se trabaja con equipo obsoleto y se carece hasta de lo más indispensable, como jeringas, vendas, gasas, algodón… Inclusive, los mismos doctores y pacientes pagan las medicinas para la atención El senador Elías Moreno Brizuela, presidente de la Comisión de Salud, sintetiza así la dramática situación: “No hay ni para pagar la luz, el teléfono y el agua, mucho menos para conseguir medicinas de primera necesidad Inclusive, los directores de esos hospitales tienen que pedir fiado en los mercados para comprarles carne y verduras a sus enfermos” El senador perredista advierte que la desaparición de esos institutos “representaría el derrumbe de la medicina en México” Desde la creación de los Insalud --hace 20 años, por instancias del doctor Guillermo Soberón Acevedo--, la situación de esos hospitales se deteriora día con día, en medio de denuncias de “corrupción” y malos manejos El propio Julio Frenk ha reconocido la crítica situación y ha demandado mayores recursos, pero, según dirigentes sindicales, el funcionario minimiza los problemas El pasado 3 de noviembre, cuando se “formalizó” el cambio en la coordinación general de los Insalud –el doctor Misael Uribe dejó el cargo en manos de Jaime Sepúlveda Amor--, Frenk elogió en todos los tonos las trayectorias profesionales de uno y otro, pero no habló de la crítica situación de los hospitales bajo su mando De hecho, la actitud de los funcionarios del “gobierno del cambio” es la misma de las administraciones priistas, cuyos funcionarios hacían todo tipo de promesas, en medio de las penurias de los trabajadores Lo cierto es que éstos ven con angustia su situación, luego de que el presidente Fox advirtió que el presupuesto para 2004 será “austero”

Comentarios