Análisis Político: La naturaleza del escorpión

jueves, 27 de noviembre de 2003
México, D F, 26 de noviembre (apro)- La primera noticia que se tuvo de que el presidente Vicente Fox había pactado con el grupo duro del PRI, encabezado por Carlos Salinas, fueron las elecciones extraordinarias de Tabasco a finales del 2001 En ese entonces la revelación se puso en duda: ¿cómo era posible ver juntos en una misma causa a Roberto Madrazo, Elba Esther Gordillo y, sobre todo, a Carlos Salinas, con Fox? Parecía una broma de mal gusto, pero ahora este pacto parece confirmase Durante las elecciones tabasqueñas el rumor de un pacto entre Fox y el grupo salinista del PRI creció sin que nadie lo quisiera aclarar La versión que se tuvo es que Fox había decidido dejar que Madrazo (apoyado por Salinas) manejara libremente el proceso electoral de su estado, en beneficio propio y de Manuel Andrade, a condición de que lo dejaran gobernar Un documento confidencial del Cisen, con fecha de octubre del 2000, parecía explicar las razones de este acuerdo: el grupo duro del PRI comandado por Salinas, Carlos Hank Rhon y Roberto Madrazo, entre otros, tenía la capacidad suficiente para desestabilizar al país, creando conflictos políticos, sindicales, sociales e, incluso, armados La versión del acuerdo Fox-Salinas-Madrazo se corroboró cuando, a pesar de las ilegalidades en el proceso electoral tabasqueño, el candidato priista ganó y Madrazo lanzó al aire su consigna principal: pelear por la dirigencia nacional del PRI y luego por la candidatura presidencial en el 2006 En el 2002 nuevos datos aportaron más pruebas que fortalecían la especulación del pacto Fox y el PRI salinista Una vez que, a principios de ese año, Madrazo y Elba Esther Gordillo ganaron la dirigencia nacional priista, la maestra se convirtió en la principal operadora política de Fox para resolver los asuntos más urgentes de su gobierno: las reformas estructurales, conflictos sindicales, como el de Pemex, y las alianzas políticas Elba Esther Gordillo, dirigente de facto del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), es una política hecha por las manos de Salinas Fue el expresidente quien la puso al frente del sindicato más grande de América Latina y, además, le proporcionó el dinero suficiente para sostener este movimiento cuando el cacique Carlos Jongitud abandonó la dirigencia magisterial Con estos antecedentes, y con la sombra de Salinas en su carrera política, Gordillo sirvió de ‘puente’ para que el gobierno de Fox detuviera la amenaza de una huelga nacional de los trabajadores de Pemex en el 2002, cuando se amenazaba con desaforar y meter a la cárcel a los líderes petroleros Carlos Romero Deschamps y Ricardo Aldana Desde los mismo Pinos, la priista operó para desatorar el nudo que se había formado en torno al Pemexgate Elba Esther Gordillo no sólo ayudó a Fox sino también a su esposa Marta Sahagún en su fundación Vamos México, con el proyecto de las Guías para padres de familia, de las cuales se editaron 78 millones de ejemplares impresos en las máquinas del SNTE En el 2002 las relaciones políticas de Fox con Salinas se hacían a través de Elba Esther Gordillo y Roberto Madrazo, pero este año las cosas ya se han hecho directamente A partir de que el expresidente Salinas regreso a México en este año, los encuentros con el presidente Fox han sido frecuentes De esto públicamente poco se habla, pero en los círculos de poder ya no son noticias los encuentros que han tenido Fox y Salinas en los últimos meses Nuevas señales de la cercanía entre ambos se han dado recientemente, o ¿cómo explicar la defensa que hizo Salinas ante empresarios de Nuevo León de las reformas estructurales de Fox? O ¿cómo entender las declaraciones del gobierno foxista de que Salinas puede regresar a México porque está en su derecho, olvidando que es uno de los principales responsables de la corrupción y de la crisis económica del país? Esta semana parece confirmarse nuevamente el pacto de Salinas y Fox La publicación de que fue en la casa de Salinas donde Elba Esther Gordillo revivió la propuesta salinista de aplicar el impuesto a la comercialización y producción de mercancías (IPI), es una revelación que confirmaría, incluso, la posibilidad de que Fox y Salinas ya no necesiten de interlocutores para hablar El desgaste de Gordillo y Madrazo por la reforma fiscal los coloca como puentes colgantes en peligro de caer, y eso no es conveniente para los fines políticos de Fox y Salinas De ahí que los encuentros directos entre ambos sean tal vez más frecuentes La presencia de Salinas en el gobierno foxista sólo se explica por la ausencia de verdaderos y efectivos operadores en el ‘gobierno del cambio’ Pero lo paradójico y contradictorio es que la pretendida transición política de este gobierno tenga como punto de origen lo más oscuro y corrupto del PRI: el salinismo Y eso es impensable porque un escorpión no olvida su naturaleza Comentarios jgolmos@procesocommx

Comentarios