Análisis político: Elba Esther en su trinchera

martes, 16 de diciembre de 2003
México, D F, 15 de diciembre (apro)- Elba Esther Gordillo se prepara para mantener un espacio político que le permita maniobrar Temerosa de que en los próximos meses se le destituya como secretaria general del PRI y ya sin la coordinación de la fracción más numerosa en la Cámara de Diputados, creó su propia “corriente política” al interior del Revolucionario Institucional Como hace más de 17 años Cuahutémoc Cárdenas y Porfirio Muñoz Ledo --pero seguramente sin las consecuencias que dieron nacimiento a un nuevo partido político--, formaron su movimiento político que se llamó Corriente Democrática, hoy Gordillo, la cacique del magisterio, formó su grupo político en el que se atrincherará El objetivo de la maestra, quien llegó al magisterio con la llamada corriente de Vanguardia Revolucionaria, es formar un movimiento de tal magnitud, que 16 de los 17 gobernadores con los que cuenta el PRI se le unan, así como legisladores locales, senadores, presidente municipales y hasta “servidores públicos del Ejecutivo en todos sus niveles” Como su ambición contempla también ser la redentora del PRI, pretende “reformarlo” junto con este grupo, pero, además, invitará a “intelectuales” --léase, Jorge Castañeda-- y grupos de la sociedad civil Elba Esther Gordillo Morales no está muerta y desde el PRI dará la batalla para reformarlo, qué mejor momento que proponerlo hoy cuando la dirigencia que encabeza Roberto Madrazo Pintado iniciará en febrero próximo un programa de renovación del partido en el que tratarán de rescatar la esencia del tricolor El ideólogo de Roberto Madrazo, Alberto Iñárritu, ya prepara una redefinición de la política social y en ella quiere estar Gordillo, quien seguramente acabará con romper con el PRI en caso no de lograr ese gran movimiento al que aspira y, sobre todo, si al designarse al candidato presidencial del tricolor, algunos de sus favoritos, como Arturo Montiel, no salen favorecidos y la balanza se inclina hacia Roberto Madrazo Pintado Desde hace dos meses, cuando el 31 de octubre se discutían en la Cámara de Diputados a los nuevos consejeros del IFE, se presentaron los primeros síntomas de la fractura que hoy se vive, pero también se vislumbró que no sólo se trataba de la destitución de Elba Esther Gordillo, sino que nacía un nuevo operador político, Emilio Chuayffet Y detrás de todo esto la elección del candidato presidencial para el 2006 del PRI, quien deberá abanderar los documentos básicos de ese partido, que a partir del próximo año se empezarán a modificar, sea que gane el grupo de los madracistas o dinos; o el de los elbistas o “reformadores” La obra de teatro que empezamos a ver en el PRI aún no concluye y mientras Elba Esther Gordillo Morales habla con toda seriedad de su nueva corriente política, “Fuerza Reformadora”, sus correligionarios ya la bautizaron como corriente “Vanguardia Revolucionaria, Carlos Jonguitud”, como burla a sus pretensiones de gran reformadora Los últimos actos de este montaje aún no se escriben y los mexicanos tendrán todavía tres años más para seguir riéndose con lo que ya parece una parodia de la política mexicana

Comentarios