Superávit en balanza comercial agroalimentaria

sábado, 17 de mayo de 2003
México, D F (apro)- La balanza comercial agroalimentaria México-Estados Unidos reportó, durante el primer trimestre de este año, un superávit de 1258 millones de dólares, al ubicarse las exportaciones en mil 8241 millones y las importaciones en mil 6983 millones, informó la Secretaría de Agricultura Con ello se revierte una balanza deficitaria que se presentó en el mismo periodo de 2002, subrayó el titular de la Sagarpa, Javier Usabiaga Arroyo, durante su participación en el 18 aniversario de la Frozen Food Fiesta, en Puerto Vallarta, Jalisco De acuerdo con el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA), el crecimiento de las exportaciones de productos agroalimentarios mexicanos hacia ese país durante el trimestre referido fue de 11 por ciento, toda vez que en el mismo periodo, pero de 2002, las exportaciones fueron de mil 6407 millones de dólares, y las importaciones de mil 7335 millones, lo que representó un déficit en la balanza de 927 millones, hoy revertida Al exponer la ponencia “Los primeros 10 años del TLCAN y sus efectos en el sector agroalimentario mexicano”, Usabiaga manifestó que para el primer trimestre de este año se tiene un panorama distinto al de otros años, por lo que se espera un crecimiento anual de entre 7 y 8 por ciento en las ventas al exterior Explicó que en el 2002 las exportaciones agroalimentarias de México al mundo registraron un crecimiento de 13 por ciento en relación con el año anterior, esto es, pasaron de 8 mil 2 millones de dólares a 8 mil 105 No obstante estos datos, y dado el crecimiento de las importaciones, Usabiaga Arroyo señaló que la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación, junto con los productores y agroindustriales, hace notables esfuerzos para avanzar en temas como la comercialización, la sanidad, inocuidad y calidad agroalimentaria, así como en la organización productiva, con el propósito de buscar un mayor dinamismo en el intercambio comercial, mismo que para el país puede alcanzar un potencial de 926 millones de habitantes de naciones del Continente Americano, la Unión Europea e Israel, entre otros Señaló que otro gran reto para conseguir este objetivo es hacer más eficiente la participación de la población en la economía rural, a fin de reducir los efectos del minifundismo y el monocultivo, y pensar en la diversificación de oportunidades Puntualizó que la “politización” del campo mexicano y la desarticulación de las cadenas productivas, así como la falta de un sistema financiero nacional para el desarrollo rural, son factores que, entre otros, no han permitido aprovechar aún más los beneficios del libre comercio El secretario de Agricultura destacó que, en el marco del intercambio comercial de México con el mundo, el número de productos del campo, que representó 85 por ciento de las exportaciones, se incrementó de 24, en 1990, a 57 en 2001 En este ámbito, ubicó al país como uno de los principales exportadores de productos agroalimentarios al mercado de Estados Unidos, sobre todo en lo que corresponde a los subsectores hortalizas y frutas, donde las exportaciones fueron, en 2002, de 2 mil 912 millones de dólares y 744 millones, respectivamente, con una balanza superavitaria de 2 mil 441 millones Dijo que la participación de México en las importaciones de productos agroalimentarios de Estados Unidos, pasó de 12 por ciento, en 1993, a 14, en 2002, sólo por debajo de Canadá, que presenta una franja de 21 por ciento Sin embargo, para que esta participación crezca en proporción con el mercado de importación de ese país, que hoy alcanza casi los 42 mil millones de dólares, el titular de la Sagarpa se manifestó por el impulso de cultivos que, como las hortalizas y los frutales, tengan alta demanda en el exterior, ocupen poca superficie para siembra y contribuyan en mayor medida en el valor de la producción Las hortalizas, por ejemplo, utilizan 25 por ciento de la superficie sembrada y contribuyeron con 168 por ciento del valor de la producción Finalmente, Usabiaga Arroyo llamó a los agroindustriales, entre ellos los que se dedican a la comercialización de congelados, a anteponer la calidad de los productos y encontrar la eficiencia de costos para obtener un mejor posicionamiento en los mercados Abundó que dos terceras partes de los subsectores que agrupan las actividades agrícolas del país son competitivos en el TLCAN, entre ellos los que generan productos como la miel, el huevo, la caña de azúcar y el tabaco, aunque para impactar aún más y con otros productos, es necesario revisar la competitividad interna y algunas legislaciones16/05/03

Comentarios